La vacuna contra la COVID-19 vista desde Alta Verapaz

19 enero 2021

Cobán tiene un plan para cuando tengan la vacuna: personal médico y enfermos crónicos primero. Pero la gran pregunta sin responder es ¿cuándo llegará? En tanto la comuna busca evitar contagios.

La municipalidad realiza inspecciones al transporte público para que este no vaya saturado. Foto: Facebook municipalidad de Cobán.

 

Texto Haydeé Archila

 

El área urbana de Cobán es la que más contagios ha reportado en Alta Verapaz desde el inició la pandemia en 2020. Al 31 de diciembre, el departamentos cerró con 3 mil 650 casos, de estos 3 mil 255 en la cabecera, según reportes del Área de Salud.

Cobán se encuentra en rojo en el semáforo de alertas: 114 casos positivos de 503 pruebas realizadas. Según el Censo 2018 son 212 mil 421 habitantes.

“Posiblemente haya subregistro porque algunas personas fueron atendidas en lo particular. Sin embargo, diciembre terminó con pocos casos activos, pero ya se menciona la segunda ola, algo que nos preocupa porque la gente lo toma a la ligera”, dice Gabriel Sandoval, director de dicha área.

Y aunque el mundo habla de vacunas no hay fecha de cuándo llegarán a Guatemala, y por tanto a Cobán. Selvin Briones, vocero municipal, desconoce la cantidad que necesita el municipio, ya que hay más de 400 comunidades y aldeas. “Cuando haya más información se hará un cronograma para trabajar en conjunto con el Área de Salud”, adelantó.

Se mencionan febrero o marzo, escucharon en las noticias. “La compra de la vacuna está centralizada en el ministerio (de Salud), será para todo el país. Ya nos han pedido información con referencia a los grupos que priorizaremos, entre estos se encuentran el personal de salud (médicos, enfermeros, epidemiólogos), ya que estamos en la primera línea en relación a los casos de COVID-19”, dijo el director.

También se contempla al personal administrativo, quienes juegan un rol importante, así como a los estudiantes universitarios de enfermería y los cuerpos de socorro. Los enfermos crónicos están en primera línea, en especial aquellos que padecen diabetes, hipertensión, cáncer o VIH, por mencionar algunos; personas de la tercera edad que habitan en los asilos, arriba de los 60 años, y un grupo de mujeres embarazadas.

Sandoval revela que este primer grupo suma 189 mil 628 personas, que incluye al personal del hospital de Cobán, Hospital Distrital de La Tinta y el de Fray Bartolomé de las Casas (1819 personas). La diferencia, 187 mil 809, es personal de los puestos de salud y los 14 Centros de Atención Permanente (CAP) así como de los Centros de Atención Materno Infantil (Cami).

Otro punto importante para la municipalidad cobanera es frenar el avance de la COVID-19. “Mantenemos la postura en cuanto a la contingencia: Verificar de la cantidad de pasajeros en los buses por medio de la PNC, verificamos también los mercados para que proporcionen gel y usen mascarillas”, describió Briones.

 

Por ahora solo prevenir

“Cuando hacemos trabajos de campo en las comunidades vemos que ya no usan las mascarillas, en Senahú por ejemplo, nueve de 10 personas no la portaban. Entonces activamos nuevamente varias campañas”, dijo Sandoval .

Algunas personas lo ven bien otras dicen que no existe o que se usa para robar el dinero. Lo crean o no, lo más importante es que inculcarles el cuidado personal para evitar la propagación, añadió.

En cuanto a transportar y resguardar la vacuna será todo un reto, se adelanta a pensar Sandoval porque se necesitan contenedores especiales a una temperatura de menos 75 grados centígrados. “Acá en el hospital tenemos nuestro cuarto frio donde resguardamos los biológicos normales, los que utilizamos en la población, pero no está a esa temperatura. En Guatemala ya se hicieron instalaciones especiales para la vacuna, por eso tenemos que prepararnos con toda esa logística”.

El abastecimiento será para un mes. “No podemos desperdiciar ni una dosis, y por otro lado tratar de llevar las vacunas en un termo. Tenemos el esquema de la priorización de personas lo que nos dará parámetros para su manejo preciso y evitar la pérdida de alguna dosis. La ventaja es que vendrán en cantidades individuales”, explicó.

Por ahora debe continuarse las medidas preventivas básicas: uso de mascarilla, distancia física, retomar que las personas mayores de 60 años eviten salir o realizar visitas innecesarias.

“Es muy importante mencionarles que en todos los Caps así como en los distritos de salud hay pruebas gratuitas. Podemos garantizar que si sale positivo se pueden tomar medidas preventivas. No tengan miedo”. Deben saber que pueden disponer de sus kits de tratamiento con antibióticos, vitamina C y D, antiinflamatorios, antipiréticos, zinc, acetaminofén, paracetamol, entre otros, enumera.

También puedes leer: Comunas vuelven restringir actividades por temor a más casos de COVID-19

Noticias Relacionadas