Javier Gramajo, un alcalde con ingresos similares a los del Vicepresidente

21 diciembre 2021

En noviembre devengó Q121 mil 550 en sueldo, dietas, bonos y gastos de representación. En marzo de 2020, Q147 mil. El tercer funcionario mejor remunerado después de los gobernantes del país.

Por Isaias Morales

Los ingresos del alcalde de Villa Nueva, Javier Alejandro Gramajo Escobar, están cada mes más cerca de igualar los del vicepresidente Guillermo Castillo y del presidente Alejandro Giammatei. Así lo confirma una reciente solicitud de información respondida por la municipalidad a Ojoconmpisto.

En noviembre de 2021 devengó Q121 mil 550 entre todos sus ingresos que percibe como jefe edil de un municipio de 475 mil habitantes, según las últimas proyecciones del censo de 2018. Esto es Q14 mil 862 mil menos que lo que devenga Castillo y Q27 mil 338 menos que el presidente Giammattei, ambos gobernantes de un país de 17 millones de habitantes.

El mes pasado fue donde más ganó Gramajo en lo que va del año. Sus ingresos se estructuraron así: Q68 mil por asistir a 17 reuniones de concejo, Q30 mil de sueldo base, Q3 mil 550 en bonos establecidos por ser empleado municipal y Q20 mil en gastos de representación.

Esta última cifra no la tiene publicada la municipalidad en la sección de información pública de oficio. A mediados de año el monto desembolsado fue de Q10 mil mensuales, en noviembre se duplicó. El vocero, Julio Vásquez, no envió una respuesta del uso que le da el alcalde a este rubro.

Recuerda leer: El concejo municipal de Quetzaltenango recibió Q4 millones en dietas el primer año de gestión

Son pagos que se entregan al alcalde por las funciones que desempeñan, algo parecido a los viáticos, pero sin que tengan que entregar comprobantes.  Algunas alcaldías vecinas, como Santa Catarina Pinula, lo usan para pagar multas municipales que el presupuesto municipal no le permite realizar.

Entre todos sus ingresos, Gramajo es el alcalde mejor remunerado del país y el tercer funcionario con mejores ingresos. Solo lo superan el Presidente y Vicepresidente, ya que los magistrados de la Corte de Constitucionalidad ganan al menos Q72 mil al mes.

Gramajo llegó al cargo con la promesa bajo el brazo de reducir el monto de las dietas. De hecho, el concejo cumplió ese ofrecimiento de forma temporal entre enero y febrero de 2020 al reducir el monto de cobro por sesión de Q4 mil a Q2 mil 750, pero aumentaron el número de sesiones.

Tras la llegada de la pandemia la corporación volvió a percibir la cifra anterior. En marzo devengaron Q74 mil en dietas. Ese mes Gramajo cobró Q147 mil, ya que además devengó Q40 mil en gastos de representación y un sueldo de Q33 mil 350, un mes donde incluso devengó Q10 mil más que el vicepresidente, Guillermo Castillo y Q1 mil de igual los ingresos de Giammattei.

La diputada Sonia Gutiérrez y los legisladores Adán Pérez y Edgar Batres, presentaron este año la iniciativa 5922 para regular los cobros de dietas y con ello evitar la discrecionalidad en este gasto. Sin embargo, la propuesta tuvo dictamen desfavorable de la Comisión de Asuntos Municipales, ya que tras consultar al ministerio de Finanzas (Minfin) indicó que las municipalidades no requieren autorización de la cartera para aprobar estos pagos por su autonomía, solo deben informar.

Un reporte enviado al Congreso da cuenta de que las alcaldías de Sibinal y Tajumulco, San Marcos, pagan Q6 mil por sesión a los concejales, las de mayor monto en el país hasta ahora. En total 98 de las 340 alcaldías modificaron el monto de sus dietas entre 2018 y 2020.

Noticias Relacionadas