Fraijanes: Estas son las limitantes para vacunar (sobre todo) a los adultos mayores

13 abril 2021

Después de atender al personal en primera línea, se prepara para inmunizar a los mayores de 70 años. Pero no tienen dosis disponibles ni cómo registrarlos, y llegar a la cita puede ser difícil si no se tiene un vehículo.

El centro de vacunación en Fraijanes, a un costado de la alcaldía. Foto: Carmen Maldonado Valle.

Por Carmen Maldonado Valle

Fraijanes se encuentra a 25 kilómetros de la ciudad de Guatemala y el puesto de vacunación se instaló en el salón comunal. Pero nadie hace fila para ser atendido porque hay pendientes por resolver como el registro de las personas, difundir información sobre este proceso y, lo más importante, tener disponibilidad de dosis.

La primera fase de inoculación se realizó entre el 4 de marzo y el 9 de abril a 400 miembros del personal en primera línea, de acuerdo con el director del Centro de Atención Permanente (CAP), Gustavo Estrada.

“En esta área de salud trabajamos 70 personas. De estas, 20 atendían en el salón y los demás se quedaban en atención a los pacientes de siempre. Quizá habríamos tardado menos en vacunar, pero no tenemos más personal” dice Estrada, quien también es responsable por la inmunización en el municipio.

Al llegar al salón comunal todos deben seguir el mismo proceso: presentan su DPI para verificar que tengan cita programada. Si están en la base de datos, firman un documento donde declaran inocularse de forma voluntaria y luego esperan la dosis. Por último, pasan al área de observación durante 30 minutos y deben levantar la mano si tienen reacciones adversas al fármaco.

“Al siguiente grupo aún no lo podemos llamar aunque queramos porque no nos han llegado las vacunas, entonces tampoco tiene sentido abrir el centro si no se prestará el servicio”, sostiene el médico. Por esa razón, al llegar al salón municipal están cerradas las puertas y aún no hay fecha de reapertura.

La médica Leyla Flores atiende el área de observación en el puesto de inmunización y sostiene que no hubo reacciones graves a la sustancia. “De hecho, muy pocas personas levantaron la mano. Al preguntarles sus síntomas no pasaba de un malestar leve o dolor en el área de la inyección”, explica.

Para registrarse, como es el caso de la fase 2 para los adultos mayores de 70 años, deben tener una computadora o un teléfono con acceso a internet. Para preguntas deben dirigirse al CAP porque es la única que ofrece información del proceso. “No les decimos por teléfono porque se pueden dar malentendidos y confusiones, entonces preferimos que vengan aquí directamente para resolver sus inquietudes”, justifica Estrada.

Para llegar al CAP desde la aldea Don Justo, por ejemplo, Google Maps registra un tiempo de 20 minutos si se viaja en carro. Si el punto de salida es Lo de Diéguez, se convierte en media hora, y si es la aldea El Cerrito, aumenta a 37 minutos. Además, es necesario subir por una cuesta. Estos tiempos se alargan si el recorrido a pie.

En el caso de El Cerrito es necesario caminar durante una hora y veinte minutos para llegar. Al cuestionar a Estrada, dijo que era la única manera de ayudar a quienes tuvieran dudas, aunque se hablará con los presidentes de los cocodes para que registren a sus adultos mayores y resuelvan las preguntas de los vecinos cuando sea necesario.

Al llegar a la municipalidad tampoco es posible resolver inquietudes porque los vecinos son redirigidos al CAP. Según Gerson Lucas, vocero de la comuna, “no podemos inscribir ni ofrecer información porque no tenemos instrucciones del Ministerio de Salud para hacerlo. Si nos lo piden, se hará”.

¿Y los vecinos de San José Pinula?

San José Pinula está a 13 kilómetros de Fraijanes. Allí también se vacuna en el salón comunal, pero el registro es distinto porque en la municipalidad se puede pedir información y es posible registrarse con ayuda de las recepcionistas. “Si la gente conoce a alguien de la tercera edad que no pueda venir, con que traiga su DPI y sus datos de contacto se puede registrar”, indicó la oficina de comunicación social de la alcaldía.

Además, las personas pueden acudir al edificio municipal “Rosalío Vásquez”, donde también pueden ser anotados. “No solo hemos hablado con la municipalidad sino también con negocios pequeños, como librerías. Allí pueden llegar quienes quieran anotar a alguien de la tercera edad si le queda más cerca, aunque la vacuna sí se administrará en el salón”, explica Marisol Churrumilla, coordinadora del centro de salud.

El registro para la fase uno termina el 15 de abril y por eso aún no tienen un número definitivo de vacunados en ese grupo, pero al 12 de abril 347 personas habían recibido la primera dosis. “Aunque ya se abrió la convocatoria aún no se ha apuntado nadie para la fase dos”, añadió.

Según Julia Barrera, portavoz del ministerio de Salud, aún no hay una fecha para habilitar los kioscos de inscripción para registrarse sin necesidad de un dispositivo electrónico. Tampoco se sabe dónde estarán ubicados.

La noche del lunes 12 de abril la comuna de Santa Lucía Utatlán, Sololá, a 147 kilómetros de la capital, publicó en su página de Facebook que dará inicio a la fase 2. El proceso de inscripción de adultos mayores de 70 años comenzará con quienes padezcan enfermedades crónicas.

También puedes leer: Las municipalidades aún no definen su papel en el plan de vacunación

Noticias Relacionadas