Deudos deben pagar los Q200,000 prestados para contratar al coyote

25 octubre 2021

Daniel Cortez, oriundo de Joyabaj, Quiché, llegó a Estados Unidos y consiguió un empleo, pero murió en el hospital a causa de accidente de tránsito. Ahora su familia debe responder.

En esta casa vivía Daniel Cortez junto a su madre, nueve hermanos, su esposa y los cuatro hijos de ella. Foto: Oficinas de atención al migrante, iglesia católica Espíritu Santo,  Zacualpa.

Por Patricia Ramírez

Hace nueve meses Daniel Cortez Gutiérrez y su esposa Micaela, de la aldea La Comunidad en Joyabaj, Quiché, decidieron migrar a Estados Unidos. Consiguieron un préstamo de Q200 mil para pagarle al “coyote” que los llevó y lo lograron. Pero Daniel murió el mes pasado en un accidente de tránsito.

La pareja se instaló en la ciudad Hallettsville en el condado de Lavaca, Texas, en donde pasaron días difíciles y terminaron por entregarse a Migración como les dijo el “guía que los llevó a su destino”, cuenta Guillermo, uno de los nueve hermanos de Daniel.

Él habla poco español, se expresa mejor en su idioma materno k´iche ´. “En la aldea no tenemos trabajo, pasamos hambre y nuestras tierras ya no son fértiles porque no llueve. Mi hermano  prometió mandar dinero para la comida de nuestra mamá y ocho hermanos más”.

De acuerdo con Guillermo, seis meses después de su llegada a Texas, David obtuvo su identificación consular y la pareja consiguió trabajo como ayudantes de cocina en un restaurante. La ilusión de tener una mejor calidad de vida comenzaba a concretarse para ellos, la familia que quedó en Joyabaj y los cuatro hijos menores de edad de Micaela de su matrimonio anterior.

La muerte acaba con todo

En septiembre pasado  todo cambio en un abrir y cerrar de ojos. “Daniel fue atropellado por un vehículo cuando salió de trabajar, sufrió quebradura del cráneo y la columna, lo hospitalizaron en Houston. Estuvo en coma hasta que fue desconectado el 20 de septiembre por autorización de su esposa”, explicó sor Carmen Meléndez, encargada de la oficina de Migración en la Parroquia Espíritu Santo de Zacualpa, Quiché.

La mamá de Daniel, desde Joyabaj, pide que el cuerpo de su hijo sea repatriado para sepultarlo en el cementerio de la localidad.

Al respecto, Álvaro Caballeros, subsecretario del Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua), dijo que esa institución puede hacerse cargo de trasladar el cuerpo del aeropuerto a Joyabaj. “La familia debe solicitarlo y se hará un estudio socioeconómico

“Esa situación ya está arreglada”, afirma sor Carmen Meléndez. ”Nosotros contactamos una funeraria de aquí y se encargará de trasladarlo cuando llegue a la capital”, agrega la religiosa. En tanto que en Estados Unidos, la persona responsable del accidente cubrirá todos los gastos de embalsamamiento y traslado del féretro.

De acuerdo con una fuente en el consulado de Guatemala en Houston, Estados Unidos, donde llevan el caso, es una situación complicada por temas legales en ese país. Por “el momento se debe determinar la culpabilidad y luego deducir responsabilidades”.

De tal manera que no se puede especificar “cuando será repatriado. El cuerpo permanecerá en la morgue del hospital el tiempo que dure la investigación,  puede ser uno a dos meses”, indica.

El 5 de agosto de este año Daniel Cortez obtuvo su identificación consular. Foto: Oficinas de atención al migrante, iglesia católica Espíritu Santo,  Zacualpa.

¿Y la deuda?

Mientras los familiares de Daniel lamentan su muerte y esperan la repatriación de sus restos, la deuda de Q200 mil adquirida para viajar con su esposa, aumenta cada mes porque la persona que hizo el préstamo (su cuñado), “cobra 5 por ciento de interés”, asegura el hermano del migrante fallecido.

Guillermo recuerda que fue difícil encontrar quién les prestara esa cantidad. No lo hizo en un banco porque los intereses van de 10 a 12 por ciento.  A cambio del dinero su hermano dio en garantía un terreno de media manzana que le heredó su mama.

Sor Meléndez cree que la familia perderá la propiedad porque “el difunto Daniel no dio ningún abono. Su situación en Texas se solventó hasta agosto y cuando ocurrió el accidente apenas se estaba estableciendo. Para su familia esto es duro, porque él era la esperanza de apoyo”.

A criterio del subsecretario de Conamigua, este tipo de “endeudamiento migratorio produce un efecto perverso en las familias guatemaltecas, porque pierden sus inmuebles o terrenos que dan en garantía. Además, esta situación eleva el circulo de pobreza en las comunidades”,

Entre abril y mayo de este año Caballeros señala que la comisión y un grupo de diputados presentaron al Congreso de la República una iniciativa de ley que sancionaría “la usura migratoria con penas que irían de ocho años inconmutables “.

Florencio Carrazcoza Gámez dirige la municipalidad de Joyabaj desde 2008. Este es su cuarto periodo con distinto partido. Enfrenta seis procesos de antejuicio. Foto: Municipalidad.

Todo un historial migratorio

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE),  Joyabaj cuenta con 71 mil 618 habitantes. El caso de la pareja Micaela y Daniel es uno de los tantos que a diario se van de forma irregular hacia Estados Unidos.

En julio del2019, The Wall Street, especialista en temas económicos, calificó al municipio como “el epicentro de inmigración”, en un reportaje que titula “La ciudad guatemalteca que alimenta el éxodo migratorio a América”.

Sor Carmen Meléndez dice que las condiciones precarias en que vive la mayor parte de los pobladores de este lugar los obliga a tomar la decisión de irse. “Aquí solo tienen dos opciones migrar o morir de hambre, porque no hay trabajo y la falta de lluvia ah dañado sus tierras”.

Con la llegada de la pandemia, “pensamos que las migraciones se podían detener, pero no. La necesidad y pobreza son otras enfermedades que parece no tener cura en Joyabaj y otros lugares de Quiché, concluye Meléndez.

También puede leer: Minex pide Q263 millones para atención del migrante, servicios consulares y Conamigua

Esta nota es producto del Taller “Periodismo y Migración” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. La asistencia financiera y técnica que IRI otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense. Los puntos de vista y opiniones expresados en esta nota son de los autores y no necesariamente reflejan la política oficial de USAID o del gobierno de los Estados Unidos.

Noticias Relacionadas