Al menos 13 municipalidades cerrarán sus cementerios el 1 de noviembre

21 octubre 2021

Aunque aún no hay disposiciones por parte del ministerio de Salud, las comunas no permitirán la entrada a los visitantes con el fin de evitar aglomeraciones, aunque sí podrán asistir en fechas cercanas.

Va la nota. Para la foto: El cementerio de Chichicastenango es conocido en el lugar como “el de los mil colores”, donde cada tonalidad tiene un significado. También estará cerrado el 1 y 2 de noviembre. Foto: Canal 4 Quiché.

Por Carmen Maldonado Valle

El 8 de octubre el presidente, Alejandro Giammattei, planteó la posibilidad de no abrir los cementerios del 1 y 2 de noviembre para evitar concentraciones de personas y, así, más contagios. Quien lo analizaría y publicaría en el diario oficial, dijo, sería el ministerio de Salud, pero a la fecha no ha emitido normas para esos días.

Aun así, al menos 13 municipalidades en Quiché, Guatemala, Chimaltenango, Huehuetenango, Jutiapa, Chiquimula, Quetzaltenango, Sacatepéquez y Alta Verapaz ya acordaron el cierre de sus camposantos. Cada uno organizará a sus vecinos de forma distinta para acudir a los panteones durante los días cercanos a las festividades de los santos y los difuntos.

En Esquipulas, Chiquimula, las personas deben gestionar su turno en la alcaldía para asistir, dice Damián Buezo, auxiliar de servicios públicos: “No queremos aglomeraciones, pero sabemos la importancia de recordar a quienes ya no están en estas fechas. Del 29 de octubre al 2 de noviembre no podrán entrar, pero sí pueden ir estos días con un permiso otorgado por nosotros”.

Del 16 al 24 de octubre podrán entrar 50 personas diarias al cementerio solo si su propósito es reparar o pintar los mausoleos. Por otro lado, quienes deseen adornar y visitar las bóvedas podrán hacerlo del 25 al 28 de octubre, y del 3 al 5 de noviembre. A esto solo podrán entrar grupos de 20 personas, las cuales pueden estar allí hasta media hora.

Sumpango, Sacatepéquez, también analiza el cierre de su camposanto para evitar contagios de COVID-19. A decir del alcalde, Carlos Cubur, “pedimos recomendaciones al Comité Operativo de Emergencia -COE-, pero no ha respondido. Tampoco el ministerio de Salud. Lo decidiremos esta semana con el resto del concejo, aunque es bastante probable que prohibamos la entrada porque estamos en rojo”.

De acuerdo con el último semáforo epidemiológico, en las dos semanas anteriores dieron positivo a coronavirus 11 de cada 100 pruebas en ese municipio. “Para quienes quieran adornar, las puertas estarán abiertas el 23, 24, 30 y 31 de octubre, pero solo podrán ir cinco personas por familia. Este fin de semana llegaron 40 grupos a distintas horas y todos guardaron la distancia física”, añade Cubur.

Los turnos por color

Cobán, Alta Verapaz, también está en alerta roja frente a la COVID-19. Por esa razón, asegura la encargada de comunicación, Maylen Pacay, “no abriremos del 31 al 2 de noviembre. Solo pueden ir en los días anteriores quienes solicitaron su pulsera con un código de color específico. Además, cuando sea su turno solo pueden ir dos personas por familia”.

A decir de la comuna, los colores de los brazaletes corresponden al sector donde se encuentra la bóveda que visitarán los interesados. Todos deben usar mascarilla, estará prohibido comer en el lugar y no podrán ir más de 500 personas diarias. Tampoco pueden asistir niños o ancianos.

Al 19 de octubre la alcaldía entregó 400 pulseras. El año pasado llevó a cabo la misma estrategia y durante los últimos días de octubre hubo un aproximado de 4 mil visitantes en el cementerio.

Las personas con brazalete podrán elegir un horario entre las 6 de la mañana y las 6 de la tarde para asistir al cementerio. Foto: municipalidad de Cobán.

De acuerdo con la psicóloga, Stefanie Martínez, aunque es necesario evitar las aglomeraciones, es “bueno permitir la entrada al cementerio en otros días. Con las restricciones, muchos no pudieron asistir a los entierros de sus parientes, lo cual es muy importante para aceptar la pérdida. Visitar el mausoleo ayuda en el proceso de duelo”.

Además de lo que significaría para los dolientes, explica Martínez, un cierre por completo también podría causar estrés en quienes generan ingresos durante estas fechas: “Los vendedores de flores son un ejemplo. Pensar en no tener clientes en lo absoluto sería una preocupación porque sus ventas bajan aunque sus gastos son los mismos. Dejarlos trabajar en los días anteriores a noviembre también es sano para ellos”.

Por ahora, quienes oficializaron que no abrirán sus camposantos son Coatepeque y Concepción Chiquirichapa Quetzaltenango; Sumpango y Antigua Guatemala Sacatepéquez: Chichicastenango, Quiché; Chiantla, Huehuetenango; El Progreso y Asunción Mita, Jutiapa; Cobán, Alta Verapaz; Esquipulas, Chiquimula; Patzún, Chimaltenango; San Miguel Petapa y Amatitlán, Guatemala.

Se consultó al ministerio de Salud cuándo publicará las disposiciones sobre los cementerios pero, según dijo, aún no se tiene una fecha exacta.

Te recomendamos: La pandemia saturó el cementerio de La Libertad y ahora debe organizarse

Noticias Relacionadas