Tarde y caro, esas son las modalidades para ejecutar obras en Quetzaltenango

28 septiembre 2021

El alcalde niega que se trate de mala planificación, sin embargo en sus presupuestos no contemplan tuberías viejas o estudios de suelo antes de comenzar las obras.

Esta es la calle que al poco tiempo de inaugurarse sufrió un hundimiento. Foto: María Longo Bautista

Por María Longo Bautista

En la cabecera de Quetzaltenango, los ejecutores de nueve proyectos en marcha solicitaron más tiempo para concluirlos. Algunos, además, ampliar los recursos porque lo asignado no alcanzó. Una de esas obras presentó defectos a los pocos días de su inauguración.

Sobre la 20 avenida, entre la calle Rodolfo Robles y la 4a. calle, zona 3, adornaron con globos blancos, rojos y azules aquel 13 de agosto de 2021. Bajo un toldo los convocados se protegieron del sol, entre ellos el alcalde de Quetzaltenango, Juan Fernando López, los integrantes del Concejo municipal y el gobernador, Erick Tzún. Todos reunidos para inaugurar la calle.

Pocos días después la obra presentó defectos. Costó Q7.4 millones y debía terminarse el 16 de junio de 2021, a cargo de la empresa Constructora W & J, propiedad de William Archila NOG 13344706. Pidió 30 días más y el Concejo se lo concedió, aunque al final fueron 60, y más recursos: el contrato era por Q7 millones 168 mil 150 y se le asignaron Q325 mil, más.

La alegría por la nueva calle fue opacada el 30 de agosto cuando albañiles tuvieron que reparar hundimientos.

Cerca de esta también se inauguró el 28 de mayo el mejoramiento de la Calle Rodolfo Robles de 20 avenida a 24 avenida, zona 3, en este caso la ampliación del presupuesto fue de Q1 millón 11 mil 57.68 y su construcción demoró dos meses más de lo previsto.

Al final según los registros de Guatecompras (NOG 12668923) la obra tuvo un costo de Q7 millones 601 mil y estuvo a cargo de la empresa Construfer, de Fernando Augusto Hernández.

Eterna espera

Las Majadas es la aldea más alejada del área urbana de la cabecera, está a 12 kilómetros  y no cuenta con un puesto de salud. Los vecinos deben encontrar la forma de viajar al Hospital Regional de Occidente o al Centro de Atención Permanente más cercano.

Desde la administración municipal de Luis Grijalva inició la planificación para construirles un Puesto de Salud lo cual no se ha logrado. Se adjudicó con el NOG 13177699 a la empresa Elda Construcciones, de Elfa Odilda Ramírez por Q1 millón 454 mil.

Los trabajos iniciaron el 16 de noviembre de 2020 con un plazo de cuatro meses, pero de nuevo solicitaron ampliación por cuatro meses más. Al 2 de septiembre la obra no había sido inaugurada.

Además del tiempo, el concejo aprobó Q151 mil 217 más. La obra aún sin finalizar costará Q1 millón 605 mil 217, un precio mayor del planificado. 

“Consideramos positivo que finalmente se haya empezado a construir, pero vemos la lentitud con la que se ejecuta. Deseamos que el servicio se acerque a la comunidad en el menor tiempo posible y no se logra por el atraso en la construcción. Equiparlo también lleva tiempo. Es corresponsabilidad de la municipalidad velar porque se cumpla con el plazo establecido”, dijo Noemí Racancoj, Integrante de la Red de Organizaciones de Mujeres Indígenas y del Observatorio de Salud Reproductiva de Quetzaltenango.

De acuerdo con la solicitud que la empresa presentó al Concejo, durante la ejecución se encontraron rocas de gran tamaño y en especial una que abarca un gran espacio, el motivo de l atraso de los trabajos.

“Debieron realizar un estudio de suelos previo a la ejecución de la obra. Esas no son justificaciones, solo se resta importancia y se amplían tiempos”, expresó Racancoj.  Dichos análisis son requisito previo a cualquier construcción.

Por estos días, las calles de Quetzaltenango están en recuperación, pero el tiempo para realizarlos sobrepasa lo planificado. Foto: María José Longo.

No solo obra gris

De los proyectos que han pedido tiempo extra, el 88 por ciento son de obra gris, pero también está un estudio, la actualización del mejoramiento de la bóveda Zanjón Calderón de Avenida Las Américas zonas, 1, 2, y 9 , intersección con Rio Seco y corredor verde. (NOG 12840475).

Este inició el 3 de diciembre de 2020, debía tardar 2.5 meses, pero la empresa Centro de Consultoría Integral (Cecoin) pidió tres meses más.

Dalila Castro, Coordinadora del Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) de El Calvario, zona 1, considera que la ampliación puede ser positiva cuando es necesaria para obtener una mejor efectividad y que las obras no queden inconclusas, pero tendría que haber una fiscalización, una auditoria social.  

Para el análisis se adjudicaron Q305 mil.

Rocas y drenajes, los culpables

Para Juan Fernando López, el alcalde de Quetzaltenango, responsabiliza a las rocas y a los drenajes por los atrasos.  

“Por ejemplo en Las Majadas hay taludes muy altos y se debe tercear para no dejar en peligro la inversión. Una cosa es planificar y otra cuando ya se está haciendo”, dijo Juan Fernando López. 

“Los drenajes están podridos, no sirven, eso es un, no podemos poner la carpeta de rodadura sino está bien abajo será lo mismo, debemos asegurar que las obras estén bien”, agregó.

Al preguntarle si los imprevistos ocurren por una mala planificación, aseguró que no es así. “No, no, no, jamás. Lo que pasa es que no se ve abajo”. 

Te recordamos esta nota: En Quetzaltenango los proyectos no tienen competencia: el único que oferta, gana

Noticias Relacionadas