Municipalidades invierten Q4.4 millones en establecimientos de salud materna

07 abril 2022

Dos de las tres alcaldías interesadas en este tema se encuentran en departamentos con un récord elevado de muertes al dar a luz.

Si las embarazadas de San Pedro la Laguna están en riesgo, deben acudir a los hospitales de Sololá, a 50 kilómetros de su ciudad. Foto: IGSS.

Por Carmen Maldonado Valle

En los últimos seis meses se registraron tres adjudicaciones municipales para construir o mejorar Centros de Atención Integral Materno Infantil (CAIMI). Algunos lo hacen por la lejanía de los servicios de salud y otros para prevenir enfermedades y muertes durante los primeros años de vida de los niños.

Una de ellas es la de Santa Eulalia, Huehuetenango, la cual invirtió Q349 mil 999 en diciembre de 2021 para construir el segundo nivel de una casa materna en la aldea Pett. Esta funciona desde 2013 pero, a decir de la comuna, no se daba abasto y requería más espacio para recibir a las madres y a sus familias. La obra está en curso y aún se llevan a cabo los detalles finales para habilitarla.

Hasta 2020 Santa Eulalia ocupaba el primer lugar en el departamento en muertes de mujeres durante el embarazo o al dar a luz a sus hijos, según el ministerio de Salud, y la mayor parte de los decesos se dio en sus hogares. La casa materna se pensó para tratar de evitar esto, porque atiende partos normales a precios accesibles para que las mujeres opten por acudir a lugares seguros.

“Se cobran Q200 a las pacientes y pueden comenzar su plan de pago meses antes del parto. Lo importante es darles opciones, no solo a vecinas de Santa Eulalia, sino también de municipios cercanos, como San Mateo Ixtatán y San Sebastián Coatán”, dice la encargada del establecimiento, Alma Domínguez. “Quizá podríamos evitar algunas muertes si los procedimientos no ocurrieran en casa, donde poco se puede hacer ante una emergencia, pero a veces no se acercan a puestos de salud por temor a endeudarse”, añade.

Otra alcaldía donde se ha puesto atención a estos planes es la de San Pedro la Laguna, Sololá. En marzo de 2022 adjudicó un concurso por Q4 millones 28 mil 500 para construir un CAIMI, al cual podrán asistir al menos 7 mil 243 habitantes.

A decir del director de planificación, Alberto Tuj, se requiere este lugar porque los centros de salud actuales no tienen equipo suficiente y tampoco hay especialistas, entonces cuando los pacientes acuden solo se les recomienda acudir al hospital de Sololá. Este queda a 50 kilómetros de San Pedro la Laguna e implica al menos una hora de camino en carro.

“Para una embarazada con una emergencia, acudir a la cabecera es peligroso y pueden aumentar las muertes maternas. Además, se necesita un lugar dónde atender a los niños tras nacer, pero no hay incentivos para buscar médicos porque para encontrarlos se pierde una mañana de trabajo”, agrega.

De acuerdo con la comuna, se construirá la obra y se equiparán las oficinas administrativas, pero el resto del mobiliario y la contratación de los médicos estarán a cargo del ministerio de Salud. Este también asesora el proyecto.

Para Lucrecia Hernández, extitular de Salud, si estas instalaciones cuentan con el aval de la cartera antes de construirse pueden evitarse errores en las estructuras y se priorizarán los servicios adecuados para las características epidemiológicas de cada lugar.

A su criterio, “durante este tiempo pueden pedir supervisiones al ministerio para asegurarse de que todo está bien, porque un desacierto en la ejecución puede llevar a la municipalidad a gastar más o incluso a no poder abrir el sitio”. De hecho, en diciembre de 2021 Ojoconmipisto reportó sobre 15 servicios médicos construidos por comunas pero nunca usados, debido a problemas en las estructuras. Equivalen a una pérdida de Q22.6 millones.

Estas alcaldías no son las únicas en destinar fondos a este rubro. El Asintal, Retalhuleu, mejorará su CAIMI por Q89 mil 900, pero al preguntar en la municipalidad cuándo podrán usarse las nuevas instalaciones negó tener una fecha estimada. El personal tampoco tenía detalles sobre si estas modificaciones cuentan con el aval de Salud.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, para 2021, Huehuetenango (donde se termina de construir la casa materna) era el segundo departamento con mayor tasa de nacimientos, después de Guatemala. Sololá ocupaba el puesto 13 de 22 y Retalhuleu, el 19. En estos tres lugares ocurrieron 14 de cada 100 partos registrados en el país, mientras los primeros dos concentran casi una quinta parte de las muertes maternas, reporta Naciones Unidas.

Te recordamos esta nota: Municipalidades compran insumos para comadronas una vez cada tres años

Noticias Relacionadas