Migra a Estados Unidos tras ser víctima de violencia

19 octubre 2021

Eunice, originaria de San Carlos Sija, Quetzaltenango, huyó de Guatemala tras el asesinato de su prima. Aun cuando los responsables estaban presos, las intimidaciones a su familia no terminaron.

Marcha de mujeres en Quetzaltenango en febrero 2021.

Texto y fotografías: Shirlie Rodríguez

Eunice Reyes estudiaba en la Escuela Nacional para Enfermeras de Quetzaltenango. En 2011, un suceso impactó su vida y la de su familia. Su prima fue secuestrada y luego el cadáver fue localizado en una zona montañosa.

A pesar de la captura y condena de los responsables, su círculo cercano fue víctima de extorsiones y amenazas. Les decían que ella sería la próxima. Por eso dejó sus estudios universitarios y migró a Estados Unidos.

Uno de los sueños de Eunice era terminar la universidad, profesionalizarse en el cuidado geriátrico y tener una clínica con atención especializada. Estaba a dos años de graduarse, pero esto no se concretó. Sus padres priorizaron su seguridad y salió del país.

Ahora reside en Arizona y tiene una familia propia en Estados Unidos. Admite que sus dos hijos tendrán mejores oportunidades. Sin embargo, esta certeza no evita que deje de extrañar su lugar de origen ni su sueño de ejercer la profesión que estudió en Guatemala.

La inseguridad, un temor constante

La migración tiene distintas causas y una de estas es la inseguridad, explica Érica López, psicóloga que ha acompañado a mujeres migrantes de la región del occidente de Guatemala.

Menciona que ellas suelen ser víctimas de violencia en su comunidad y huyen con el fin de tener un mejor futuro. Pero el trayecto de migrar en situación irregular empeora este panorama. En el camino pueden encontrarse con violencia física, sexual y/o psicológica.

La organización Catholic Relief Services (CRS) realizó una encuesta en 2020 con el fin de “conocer los principales factores que influyen en la intención de permanecer en el país de origen o migrar”. La consulta se hizo a 785 hogares en comunidades rurales de Totonicapán, Quiché, San Marcos, Chiquimula, Quetzaltenango y Huehuetenango, y a 89 jóvenes urbanos.

Algunos hallazgos evidencian que el 30 por ciento de mujeres con una carrera universitaria incompleta y el 25 por ciento con universidad completa, deciden migrar por pobreza, inseguridad y falta de oportunidades.

Según Catholic Relief Services, las mujeres migran por pobreza, inseguridad y falta de oportunidades.

Astrid Ovalle, directora de la carrera de Ciencias de la Comunicación en la universidad Mesoamericana en Quetzaltenango, explica que en su experiencia como catedrática, es evidente que una mayor cantidad de mujeres terminan sus carreras universitarias en comparación a los hombres. A pesar de esto, las oportunidades para continuar ejerciendo su profesión en el país, son pocas y por eso algunas deciden irse.

«Nuestro país se queda sin el talento de estas profesionales cuando migran. La mayoría de ellas llega a Estados Unidos a trabajar en otras áreas y no en su carrera académica»

Pilar Bagur, activista feminista, recuerda, Guatemala da prioridad a los hombres y se evidencia en las oportunidades laborales en las que se les prioriza. Bagur dice que las mujeres que migran tras no conseguir un empleo o por violencia, en su mayoría no ejercen su profesión en Estados Unidos. Trabajan en otros oficios y logran un mejor ingreso económico en comparación a quedarse en su país.  

Por ahora, Eunice Reyes vive junto a su esposo y dos hijas en Estados Unidos. Ha encontrado algunos empleos, como cuidadora de niños o limpieza de casas. Y aunque quisiera trabajar como enfermera, no ha podido completar sus estudios. 

Con los trabajos que hace ha logrado ahorrar dinero para que su madre la visite en Estados Unidos y esto le ha dado un poco de tranquilidad. «Lejos de Guatemala me siento segura y poco a poco podré superar el pasado, pero en un futuro próximo, no volveré», concluye.

Puede interesarte: Yumanes, Santa Rosa, no tiene servicios de salud. Las remesas los proveen

Esta nota es producto del Taller “Periodismo y Migración” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. La asistencia financiera y técnica que IRI otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense. Los puntos de vista y opiniones expresados en esta nota son de los autores y no necesariamente reflejan la política oficial de USAID o del gobierno de los Estados Unidos.

Noticias Relacionadas