Los fondos del boleto se invierten, pero no necesariamente en ornato

21 febrero 2022

Cada año las municipalidades obtienen más de Q100 millones por este pago. Aunque su nombre sugiere usar el dinero para limpieza y ordenamiento público, no siempre se utiliza para ello.

Durante los últimos dos años, TuMuni ha sido la alcaldía con mayor recaudación por boleto de ornato en todo el país. Foto: AGN

Por Carmen Maldonado Valle

De acuerdo con la ley del arbitrio de boleto de ornato, durante los primeros dos meses de cada año todos los residentes entre 18 y 65 años en Guatemala deben saldar este arbitrio a sus municipalidades. El costo va de los Q10 a los Q150 y se define según los ingresos mensuales de cada persona. Quien no lo pague a tiempo tendrá una multa equivalente a la mitad del boleto solicitado.

Su nombre sugiere que los fondos provenientes de esto se utilizarán para limpieza, jardinización o reparaciones. Ojoconmipisto solicitó a las alcaldías de las 22 cabeceras departamentales explicar cómo ejecutaron este dinero durante los últimos dos años. La mayoría lo utilizó para labores en las calles, pero no sucedió así en todos los casos.

La primera en responder fue la comuna de Salamá, Baja Verapaz. Según Marvin Lucas Galeano, director financiero, “en 2020 obtuvimos Q545 mil 247 y en 2021, Q523 mil 450. Se ejecutó todo, pero en nuestros reportes no se especifican los proyectos, aunque sí tenemos conocimiento de que se utilizaron para reparaciones y para mejorar la calidad de los servicios públicos”.

La alcaldía de la Ciudad de Guatemala también utilizó ese dinero en el mejoramiento urbanístico, reparaciones en el centro histórico, y ornato de mercados, asegura el jefe de presupuesto, Ángel Aquino. Aun así, en 2020 dedicó Q4.7 millones de este rubro a servicios de salud para los vecinos y en 2021, Q4.3 millones.

También se asignaron Q954 mil 301 en 2021 para bienestar animal, sobre todo en albergues municipales. Esta fue la alcaldía con más ingresos por boleto de ornato en todo el país y multas por no saldarlo a tiempo durante ambos años. En 2020 obtuvo Q60 millones 573 mil 612 y el año siguiente, Q67 millones 578 mil 72.

En Huehuetenango, la alcaldía recaudó Q1 millón 265 mil 597 en 2020 a partir del cobro de boleto de ornato, y en 2021, Q1 millón 360 mil 243. Así como aumentó el pago en el último año, dice Edgar Mauricio, director financiero, también aumentaron las multas de quienes no dieron su contribución a tiempo. En 2020 se obtuvieron Q214 mil 210 en penalizaciones y en 2021, Q247 mil 732.

“No tenemos un reporte exacto de los proyectos donde se invirtió este dinero, pero en general lo utilizamos para funcionamiento: salarios, bonificaciones de empleados, insumos de oficina, computadoras, impresión de recibos oficiales, entre otros”, añade Mauricio.

En Quetzaltenango, en tanto, el personal indicó no poder ver en el sistema cuánto se recaudó por este rubro ni cómo se ejecutó, pues “todas las tasas y arbitrios municipales se registran bajo el mismo nombre (ingresos propios) y no podemos separarlos”, dice la jefa de Tesorería, Lucía Archila. Según el portal de gobiernos locales, en 2020 esta fue la cuarta entidad con más ingresos por ornato en todo el país. Ganó Q2 millones 775 mil 702.

Otras alcaldías sin reporte específico de cómo se ejecutan los fondos son las de Guastatoya (El Progreso), Cobán (Alta Verapaz), Puerto Barrios (Izabal), Jalapa, Jutiapa y Zacapa. Todas argumentaron tener noción de haberlo usado para mejorar los servicios para los habitantes, pero en sus reportes suman estos ingresos junto a los provenientes de los demás arbitrios.

El artículo 104 del código municipal estipula que en aquellos impuestos o arbitrios cuyas leyes específicas determinen para qué deben usarse los fondos no pueden transferirlos a otros gastos. Esto sucede con los ingresos provenientes de circulación, IVA-Paz o derivados del petróleo, pero no con el boleto de ornato, pues su ley no determina el destino de ese dinero.

“Esto no es malo, pues la discrecionalidad permite ejecutar según las necesidades de cada ciudad. Además, si se encorsetara utilizar este dinero para ornato, quienes viven en colonias donde no se requiere nada podrían no pagarlo, pues el servicio no les beneficiaría”, explica el economista, Ricardo Barrientos. Esto, añade, también sucede en otras cuentas, como el impuesto sobre la renta (ISR).

También puedes leer: Situado Constitucional: Municipalidades tendrán Q605.9 millones más que 2021

Noticias Relacionadas