Las garnachas, los elotes locos y otros platillos de la Feria de Jocotenango llegarán a domicilio

13 agosto 2020

Los vendedores hacen un esfuerzo por no perder el ingreso que les representa este festejo anual. La celebración religiosa esta vez se realizará a distancia por la COVID-19.

Veinte comerciantes se organizarán para llevar a domicilio los platillos tradicionales de la Feria de Jocotenango. Foto: Ojoconmipisto.

 

Por José Pablo del Águila

 

Este 14 de agosto el final de la avenida Simeón Cañas y los alrededores del Hipódromo del Norte, no albergarán las ventas de platillos tradicionales, juegos mecánicos ni puestos de lotería en la Feria de Jocotenango, en honor a la Virgen de la Asunción.

Los 3,466 casos de COVID-19 detectados en las últimas dos semanas tienen a la ciudad de Guatemala en alerta roja, cualquier actividad que aglomere personas está prohibida.

Pese a la restricción, 20 comerciantes de churrerías, “antojitos”, dulces y souvenirs religiosos venderán sus productos a domicilio del 13 al 20 de agosto en horario de 9:00 a 20:00 horas. El menú, las zonas de reparto y el contacto se encuentran en la revista «Feria de Jocotenango en casa» que editó la municipalidad.

 

 

Leticia Castellanos, de 66 años, es representante del Comité de Vendedores Parque Iglesia (Copari). Cuenta que es la tercera generación de su familia que año tras año se instala en la feria para vender alimentos. Esta será la primera vez que permanezca en casa.

“Obviamente no será la misma inversión. No se va a vender ni la cuarta parte, pero la idea es que no se muera la tradición”, comenta Castellanos.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

Explica que una particularidad de esta feria es que se suman vendedores de distintos departamentos, principalmente de Chimaltenango –sobresale Comalapa con sus dulces típicos–, y los de Quetzaltenango que traen shecas.  Este año no participarán.

“Vamos a distribuir cada quien desde diferentes locales o en una casa. En el hipódromo y en la iglesia no habrá ventas”, dice. Agrega que no tienen presupuesto para alquilar un servicio de reparto, entonces cada uno se hará cargo del envío.

Por su parte, Luis Castellanos, representante de la Asociación de Comerciantes de Ferias de Guatemala (Acofegua), compara suspender la celebración como un luto.

“Para nosotros esto es tremendo. Yo acabo de salir de una asamblea y la gente llora. Nosotros pasamos todo el año esperando la feria de la patrona y en mayo todavía teníamos esperanza de que se pudiera realizar”, lamenta.

Castellanos es encargado de la lotería “La Huasteca”, con más de 70 años de tradición en las ferias del país. Para quienes trabajan en juegos como este, no habrá ningún ingreso.

La Feria de Jocotenango tiene una relevancia económica mayor a otras que se realizan en la ciudad porque hay más afluencia, incluso llega gente de otros departamentos. De parte de Acofegua, habrá nueve vendedores que representan apenas el cinco por ciento de todos los agremiados. El resto no pudo costear la “materia prima” para la venta, informó.

Fernando Rivas, coordinador administrativo de la Dirección del Comercio Popular de la municipalidad de Guatemala, explica que capacitaron a los vendedores para esta nueva modalidad. Una de las sugerencias fue informar a los clientes el tiempo de espera y también sugirieron algunos combos para hacerlo rentable.

Adicional a ello, hay actividades religiosas a celebrar en línea durante agosto a través de la plataforma Zoom, Facebook Live y Google Meet, tales como programas especiales de la Virgen de la Asunción, conferencias y shows infantiles.

 

 

También puedes leer: Las ferias en línea no son gratis, las municipalidades pagan la logística