En 13 ciudades, menos de la mitad completa su esquema contra COVID-19

04 febrero 2022

Los municipios se encuentran en el occidente y norte del país. Algunos tienen la mayor parte de su población con primera dosis, pero no vuelve por la segunda.

Jornada de vacunación en Colotenango, uno de los municipios donde menos personas completan su esquema. Foto: Gobernación Departamental de Huehuetenango.

Por Carmen Maldonado Valle

Guatemala tiene la meta de vacunar contra el coronavirus a 12 millones 650 mil 476 habitantes, de acuerdo con el ministerio de Salud. De estos, 628 mil 885 viven en 13 municipios del occidente y norte del país, donde en promedio seis de cada diez personas que acceden a administrarse la primera dosis no regresan a los puestos de salud por la segunda.

Cinco de estas ciudades se encuentran en Huehuetenango: San Gaspar Ixchil y San Miguel Acatán, donde de cada diez inyectados, cinco completan su esquema; Santa Bárbara, San Mateo Ixtatán y Colotenango, donde lo hacen cuatro.

En ellos, cuenta la trabajadora social del área de Salud, Carla Mendoza, los mayores obstáculos han sido los rumores sobre el biológico y la pandemia, la falta de información en comunidades sin acceso a medios de comunicación y las barreras de alfabetización, pues los carteles exponen las medidas de prevención por escrito, pero no todos saben leer.

“Antes era más difícil, porque no todos entendían qué sucedía, pero se cambió la estrategia en diciembre para hacer más accesible la información. Tras responder poco a poco las dudas, los interesados en inyectarse han aumentado”, sostiene Mendoza.

Además, uno de los problemas expuestos por los cuales los habitantes no buscaban su segunda dosis era la lejanía de los puestos de salud o de los lugares donde se instalaban las jornadas en las comunidades, dice la trabajadora social. Tras esos comentarios, “ahora vamos a las escuelas porque son más próximas a los vecinos. También perifoneamos en los idiomas maternos para contarles dónde estaremos, porque si la gente no puede leer no es muy útil pegar carteles”, añade.

A decir del infectólogo, Mario Melgar, la importancia de completar esquemas, no solo de estas, sino de cualquier tipo de vacuna, radica en la necesidad de potenciar los anticuerpos. Así, el organismo tiene más posibilidades de defenderse frente al padecimiento en caso de contagiarse.

“Haberse inyectado una vez es mejor que no tener nada, pero sí se requiere tener todo el tratamiento porque la capacidad de defensa disminuye con el tiempo. No se elimina, pero sí requiere fortalecerse”, asevera el médico.

Otro departamento con donde los habitantes no completan esquemas es Alta Verapaz. Esto sucede con seis de cada diez habitantes con primera dosis en San Pedro Carchá, La Tinta, Cahabón, Senahú y Panzós.

A decir del alcalde de Panzós, Ernesto Ramírez Caal, en su municipio no se inyecta de casa en casa y el acceso a la radio es escaso, entonces no todos saben a dónde acudir no solo para obtener la segunda dosis, sino también cuando requieren la primera. En el municipio hay 54 mil 121 habitantes en edad de inmunizarse, dice Salud. Un cuarto de ellas se administró el fármaco por primera vez y de estas, la mitad lo hizo de nuevo.

Al preguntar a Ramírez cómo contribuye la municipalidad con el proceso de inmunización dijo “estamos abiertos a escucharlos si necesitan algo para ayudarles. Por lo pronto, les damos toldos y sillas. No hay perifoneo porque no tenemos presupuesto suficiente”.

En Concepción Tutuapa, San Marcos, tampoco hay afluencia para administrarse el fármaco. Según Álvaro Méndez, el síndico I, “la alcaldía ayuda con información, pero la gente casi no está anuente a ponerse ninguna dosis. Las campañas se intensificaron y ahora los enfermeros van a las casas, pero nos cuesta porque las personas piensan que morirán en dos años si se vacunan”. Seis de cada diez inyectados no van a los puestos de salud por segunda vez.

A la fecha, el tablero de Salud registra Q5 millones 324 mil 780 habitantes con esquema completo. En contraste con las ciudades anteriores, quienes tienen más éxito al culminar esquemas son Flores, Petén; San Andrés Semetabaj y Concepción, Sololá. Allí, todas las personas con primera dosis también tienen la segunda, aunque eso no significa que toda la población meta ya esté protegida.

Te sugerimos esta nota: En 50 municipios solo un tercio de la población tiene primera dosis

Noticias Relacionadas