Compras municipales por excepción deben atender solo calamidad

18 marzo 2020

Se debe evitar adjudicaciones bajo esta figura que no estén relacionadas con la prevención del Covid-19.

Autoridades municipales de Escuintla tuvieron una reunión con representantes de mercados para informar medidas de prevención. Foto: Facebook municipalidad de Escuintla.

 

Por José Pablo del Águila

 

El estado de calamidad faculta a las municipalidades a realizar compras por excepción para prevenir y combatir el avance del Covid-19. Esta forma de adquisición implica que no son necesarios procesos de cotización ni licitación, sino las adjudicaciones se pueden hacer de manera directa (artículo 44 de la Ley de Contrataciones del Estado).

Ricardo Barrientos, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), afirma que en los estados de emergencia se tienden a cometer “abusos y corrupción” en la contratación pública, porque se hacen compras por excepción que no tienen relación alguna con la crisis. “La Contraloría General de Cuentas debería multiplicar sus esfuerzos. Si algún gobierno local abusa de los mecanismos de contratación pública para fines no vinculados a la crisis debería ser objeto de sanción”, opina.

Lo más conveniente mientras dura la calamidad, según Mario Estrada, experto en finanzas municipales, es que las corporaciones ediles suspendan todos los gastos que no son prioritarios: insumos de funcionamiento como papel, grapas, tinta, etcétera, podrían cancelarse, pues no habrá personal en las instalaciones.

Esto permitiría tener una “reserva financiera” en caso haya un brote infeccioso en las próximas semanas en algún municipio.

Entre los concursos ajenos al estado de calamidad y vigentes en Guatecompras, es decir que no se han adjudicado, están:

  • Gorras para uso de músicos de banda en eventos procesionales en las 11 zonas de Mixco, Guatemala

  • Materiales para para mejoramiento de búngalos en balneario Los Chorritos, en Sayaxché, Petén

  • Conservación de camerinos del estadio municipal Jaime R. Córdova, El Tejar, Chimaltenango

  • Construcción de cancha polideportiva en caserío El Jocotillo, Yupiltepeque, Jutiapa

Estas compras, por ejemplo, podrían inhabilitarse, considera Estrada.

Carlos Aníbal Godoy, alcalde de Yupiltepeque, explica que en su caso la compra de la cancha polideportiva ya estaba programada y no se podrá cancelar, pero este miércoles se reunirá con el concejo para analizar una política de “austeridad”.

 

Qué pueden comprar

 

Las municipalidades, al igual que las demás entidades del Estado, tienen un Plan Anual de Compras. En este período de calamidad, las adjudicaciones que puedan hacer por excepción “son pocas”, dice Marvin Flores, de Acción Ciudadana. “Las compras que estarían justificadas serían algunas destinadas a cubrir emergencia. Por ejemplo, alcohol en gel, mascarillas, etcétera”, agregó.

En 2018, la municipalidad de Escuintla intentó comprar bajo la figura del estado de calamidad una cancha sintética para familias que perdieron su casa por la erupción del volcán de fuego. El proyecto estaba valorado en Q260 mil.

Luego de que la Contraloría anunciara que verificaría si esta compra se podía considerar como emergencia, la comuna anuló el evento y dijo que lo haría mediante una cotización, tal como lo regula la Ley de Contrataciones. Los entrevistados coinciden en que estas prácticas se deben evitar. Cualquier adquisición que se haga debe coordinarse con el ministerio de Salud.

Las compras por excepción se podrán monitorear en este portal. Al cierre de esta nota, solo dos municipalidades publicaron en Guatecompras adjudicaciones por excepción: Ipala, Chiquimula, quiere comprar 1,380 mascarillas para el personal de la municipalidad (NOG
12265055) y San Jerónimo, Baja Verapaz, 33 galones de alcohol en gel (12260150). Ambas adquisiciones están en evaluación.

 

Te invitamos a leer: Villa Nueva acuerda vacaciones para empleados mayores de 60 años

Noticias Relacionadas