“Yo les digo que mejor vuelvan a ser como eran”

02 octubre 2015

lgbtixela01
La boleta que se utiliza para atender a las víctimas de violencia fue modificada para identificar a personas transgénero o transexuales, pero eso no evita la discriminación y abuso hasta de los mismos policías.

Por Claudia Lepe

“A los que han venido a pedir ayuda, yo les digo que mejor vuelvan a ser como eran, hombres, porque para que están en esas cosas, eso solo problema les trae”, es el consejo que se les da a los miembros de la comunidad LGBTI (Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales) que buscan ayuda en Oficina de Atención a la Víctima de la Comisaria 41, de la Policía Nacional Civil de Quetzaltenango, afirma Mercedes Méndez encargada de la misma.

Esta es la respuesta que da al preguntar si ha representado alguna mejora, en la atención de los ciudadanos, la modificación en la boleta de denuncia de violencia, en la cual se incluye a la comunidad LGBTI. Antes solo se identificaba si “era género femenino o masculino”.

Méndez indica que desde hace cuatro se incluyó la modificación, sin embargo el apartado LGBTI se empezó a utilizar hasta enero pasado en Quetzaltenango. Desde ese mes a la fecha solo tres son los casos de violencia que han sido presentados por integrantes de la comunidad LGBTI, dice. “Las denuncias son porque entre ellos se pelean. Quizá no vienen porque en los juzgados ya no siguen con la denuncia” puntualizó.

Alberto* miembro de la comunidad LGBTI y responsable de la asociación cultural indigena Kajib Kawoq (4 guardianes), un grupo que promueve actividades culturales para jóvenes y de información sobre la importancia de tener relaciones sexuales seguras, indica que poco o nada ha significado el uso de esta boleta modificada para su comunidad. “Los responsables de la atención de las denuncias están poco sensibilizados con el tema y nos miran de una forma discriminatoria muchas veces los elementos de la Policía se han burlado de nosotros, ¿pero a quién podemos acudir?”, se pregunta.

Alberto cuenta que “una vez la policía, agarró a dos de nosotros que andaban de fiesta y para dejarlos ir los hicieron que se besaran delante de ellos. En otra ocasión, a otros cuatro compañeros los metieron al preventivo de hombres y la talacha que les pidieron fue tener relaciones con los demás detenidos de la bartolina. ¿Cómo va a resolver un apartado en una boleta, para que nos identifiquen, si son las autoridades que nos deben cuidar quienes nos vulneran?”.
Pese a que la Policía asegura que las boletas modificadas se utilizan en todas las Comisarías, se constató que en el municipio de San Juan Olintepeque, uno de los cercanos a la cabecera de Quetzaltenango, aún utilizan la ficha donde no figura el apartado de las personas transgénero o transexuales.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

Según José Yax de la Asociación de Investigación, Desarrollo y Educación Integral (IDEI), que realiza trabajo de apoyo para esta comunidad, dijo que, Quetzaltenango se ha convertido en el lugar preferido para la comunidad LGBT, debido que es un punto importante para la migración por motivos de estudios. “Aquí los hemos aceptado, en otros departamentos los discriminan aún más, en cambio aquí nos estamos acoplando más rápido, aquí se realiza cada año la marcha gay, tenemos un bar gay, ” afirma Yax.

*(nombre ficticio)

El espacio de atención
La oficina de Atención a la Víctima de la Comisaría 41 de la Policía Nacional Civil en Quetzaltenango es un pequeño espacio que tiene un televisor encendido en el cual se sintoniza un canal de telenovelas. Las paredes tienen algunos carteles de caricaturas de princesas y de Hanna Montana, una de las estrellas infantiles de hace algunos años en Estados Unidos. El cielo falso de duroport deja ver las viejas láminas del techo del lugar.
lgbtixela02

 

* * *

Esta nota es producto del Diplomado «Periodismo Político y Electoral» que imparte el International Republican Institute, bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el International Republican Institute (IRI) otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al apoyo del pueblo estadounidense).