Viruela de mono: qué es, cómo se ve y cómo prevenirla

03 agosto 2022

No se trata de una enfermedad nueva, porque los primeros casos se reportaron hace medio siglo, pero por primera vez se registra en Guatemala. La mayor propensión se da en inmunodeprimidos.

Así se ven en la mayoría de casos las lesiones por viruela símica. Foto: Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos.

Por Carmen Valle

El ministerio de Salud confirmó el 3 de agosto el primer caso de viruela símica en Guatemala. Aunque la enfermedad es letal en tres a seis de cada 100 casos, las posibilidades de recuperación son altas y se pueden tomar medidas preventivas para no contraerla. Ojoconmipisto consultó a un infectólogo para saber más sobre este padecimiento.

Las primeras infecciones se detectaron en África en 1970, donde la incidencia ha sido mayor en comparación con otros continentes. Durante este medio siglo, sin embargo, sí se han producido brotes en países fuera de esa región, como Reino Unido o Estados Unidos. En el último, por ejemplo, se dio debido al transporte de perros de la pradera que tuvieron contacto con animales infectados y contrajeron la enfermedad. Tras su llegada, en el lugar se reportaron al menos 70 casos en humanos.

¿Cómo se ve y cómo se transmite?

Se trata de una afección zoonótica y se contagia al exponerse a fluidos o heridas de animales portadores. También se puede transferir entre humanos por las mismas vías, sobre todo si existe contacto prolongado con un paciente o con artículos usados por él, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El período de incubación puede durar entre cinco y 21 días, y los primeros síntomas son dolores de cabeza y músculos, fiebre, rash e inflamación en los ganglios. El último es el rasgo diferenciador con la varicela. Durante los días posteriores también pueden producirse desde ronchas hasta ampollas acuosas. En los casos graves, estas pueden llenar el cuerpo.

Por lo general, los signos desaparecen en dos a cuatro semanas. Aunque se han reportado  casos asintomáticos, son inusuales y aún no hay evidencia suficiente para determinar su frecuencia.

¿A quién buscar si aparecen síntomas?

“Pueden ir con su médico internista o con un infectólogo y a partir de entonces se les orientará para la prueba correspondiente. Cualquiera puede adquirir el virus, pero se ha visto mayor gravedad en personas con enfermedades inmunosupresoras”, explica el infectólogo, Mario Melgar.

El modo de detección más utilizado, según la OMS, es un análisis realizado a las heridas del enfermo, el cual puede ir desde un PCR hasta una biopsia. No suelen hacerse pruebas de anticuerpos porque puede haber falsos positivos en personas vacunadas contra la viruela.

¿Cómo prevenir un contagio?

De acuerdo con Melgar, las maneras actuales de evitar contagiarse es tomar distancia cuando hay personas con algún síntoma y no usar su ropa o utensilios. Como medida de bioseguridad para personal de salud, la OMS también recomienda que cuando en las clínicas exista un paciente sospechoso, lo atienda y analice alguien vacunado contra la viruela, pues esta demostró 85 por ciento de eficacia en la prevención de este padecimiento.

Hasta el momento, el único caso de viruela símica confirmado en Guatemala es el de un hombre de 31 años. Se descartó otro posible contagio y hay otros tres en análisis para determinar si corresponden a este cuadro clínico.

También puedes leer: Pruebas covid-19 continúan concentradas en los municipios del área central

Noticias Relacionadas