Villa Nueva y ministerio de Comunicaciones piden fondos para reparar la carretera al Pacífico

16 junio 2022

Los trabajos en la vía continúan, pero solo para suavizar el impacto vial. Para reparar la causa de fondo ambas instituciones solicitan más presupuesto mediante un estado de excepción.

Las autoridades aún no saben cuánto dinero extra necesitarán porque aún no terminan los estudios en el terreno. Foto: Facebook Enlace informativo.

Por Carmen Maldonado Valle

Tras casi tres días desde el socavamiento en el kilómetro 15 de la carretera al Pacífico y estudios para determinar la causa, el Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), el ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) y la alcaldía de Villa Nueva determinaron que no se trata de un “hundimiento normal” porque hay varias fallas geológicas en el lugar, lo cual no se solucionará solo con un relleno.

En el punto mencionado se encuentra un colector colapsado a causa de los movimientos en las fallas, según el titular del CIV, Javier Maldonado. El agua que pasa lavó poco a poco el material debajo del asfalto y eso provocó el hundimiento en la carretera. No solo se necesita una reparación, sino hacer un entubado nuevo, explicó.

Aunque este año la cartera tuvo un aumento presupuestario de Q3 mil 191 millones 242 mil 500 (iniciativa 6043), el ministro negó tener dinero suficiente para hacer el trabajo. Por esa razón, el alcalde de Villa Nueva, Javier Gramajo, y él solicitaron al Congreso evaluar la aprobación de un estado de excepción, el cual le permitiría a Comunicaciones tener más fondos para solucionar este problema. Ningún funcionario mencionó si ya se reunió con representantes del Congreso para pedir este apoyo financiero.

Para Maldonado no es factible usar de la asignación de Q3 mil millones extras aprobados el 15 de marzo por los diputados porque esto ya está comprometido para determinados proyectos y no se puede utilizar para fines distintos a los planteados originalmente. No sabe cuánto dinero o tiempo se necesitará para realizar la tarea porque para eso primero deben tener el dictamen de los estudios en el terreno, los cuales realiza la Unidad Ejecutora de Conservación Vial (Covial) del CIV.

Por su parte, Gramajo dijo necesitar la aprobación del estado de excepción porque “la CA-9 sur (donde circulan 50 mil vehículos diarios) es la columna vertebral de la economía en Villa Nueva. Además, no podemos tener a los vecinos todos los días cinco o seis horas paradas en el tráfico”, dijo. El miércoles, por ejemplo, los pobladores reportaron la falta de movilidad en toda la ciudad, pero sobre todo en las zonas 1 y 5 de la localidad.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

La alcaldía no sería partícipe del aumento presupuestario si se aprueba porque el colector es de una carretera centroamericana a cargo del CIV. Quien ejecutará todos los trabajos será el ministerio, explicaron las autoridades. Sin embargo, la labor municipal constará en realizar exploraciones a cargo de la dirección de agua y saneamiento; regular el tráfico hacia rutas alternas porque el hundimiento y la grieta traspasan los cuatro carriles del camino.

Un estudio realizado por la comuna en 2022 determinó cómo cada mañana pasa un promedio de 150 mil vehículos por la CA-9 en dirección al norte, donde se encuentra la capital, mientras en sentido contrario transitan de 50 a 65 mil. Por la tarde se dan las mismas cifras, pero hacia el sur (el camino de vuelta).

A decir de Byron Morataya, director de comunicación de Villa Nueva, la primera razón para pedir el estado de excepción fue el colapso del tránsito en al menos dos zonas, pero también influye la falta de capacidad de las calles internas para recibir a todos los vehículos en busca de vías alternas para ir hacia sus destinos.

“Tenemos un carril reversible pero no es suficiente. Hay 184 industrias afectadas, la mayor parte de la carga en el país pasa por esta ruta y significa un retroceso económico porque el transporte pesado llega tarde a puerto”, sostiene. Además, le han solicitado a la alcaldía no sancionarlos durante estos días por circular fuera de los horarios permitidos a causa del congestionamiento vehicular.

Los trabajos de mitigación, aunque no son definitivos, continuarán esta semana. Por ahora el CIV planea tapar el colector y colocar un puente Bailey, cuyos trabajos estarán a cargo del cuerpo de ingenieros del Ejército. Aunque no da seguridad, Maldonado espera poder rehabilitar el paso en la carretera la próxima semana.

Recuerda leer: La tubería que colapsó en el kilómetro 15 es del ministerio de Comunicaciones