Verificado: de aprobarse, este es el impacto de talar el bosque del acueducto

04 junio 2024

En la zona 10 capitalina hay un bosque cercano al acueducto, pero está a una licencia de construcción de dejar de existir.

Este es el bosque cercano al acueducto que puede desaparecer si se aprueba una licencia de construcción. Foto: Diario de Centroamérica.
Este es el bosque cercano al acueducto que puede desaparecer si se aprueba una licencia de construcción. Foto: Diario de Centroamérica.

Por Carmen Valle

El bosque del acueducto está situado en la 20 calle y 14 avenida de la zona 10 de la Ciudad de Guatemala. Tiene 177 árboles, mide una hectárea y lleva al menos 200 años de existir, pero está a un paso de eliminarse si se aprueba su tala. No solo puede desaparecer, sino también dejar secuelas en los vecinos alrededor si esto sucede.

El lugar es cotizado para construir un proyecto inmobiliario con 568 apartamentos. Aún no tiene licencia de construcción, pero durante el gobierno de Alejandro Giammattei sí le dieron el visto bueno el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), el Instituto Nacional de Bosques (Inab) y el Instituto de Antropología e Historia de Guatemala (IDAEH).

De acuerdo con Jeanne Samayoa, ambientalista y directora de Fundación Crecer, el permiso ambiental presenta irregularidades. Una de ellas es que no se habla del bosque como tal, sino solo se menciona la presencia de árboles. Además, dice, como se necesita la participación pública para aprobarlo, sí se hicieron consultas, pero a vecinos de Mixco y la zona 3, en vez de las zonas 14 y 10, las cuales sí son cercanas al acueducto.

Con el Inab sucedió lo mismo, porque se les dio un permiso de tala sin hablar de que se eliminará en un 95 %. También se necesitaba la autorización del IDAEH por la conexión del terreno con el Acueducto de Pinula y el Montículo de la Culebra, obra de ingeniería maya considerada monumento desde 1966.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

Debido a esto, en mayo de 2024 los habitantes cercanos manifestaron en las afueras del bosque del acueducto para pedir que no se apruebe la eliminación de este lugar. Además, midieron la temperatura bajo la sombra del bosque y en la banqueta a dos metros de allí (pero donde no hay sombra). La diferencia era de 7 °C.

Manifestación de vecinos en contra de la tala del bosque en zona 10. Foto: Facebook / Salvemos el bosque del acueducto.
Manifestación de vecinos en contra de la tala del bosque en zona 10. Foto: Facebook / Salvemos el bosque del acueducto.

Pero, ¿importa si se tala el bosque del acueducto o se puede dejar pasar?

A decir de Samayoa, el riesgo no solo está alrededor del bosque del acueducto, sino lo mismo sucede en Villa Linda, Monte María, en Mixco y en otros departamentos, como Quetzaltenango, donde se talaron 60 árboles. Quitarlos no solo aumentaría todavía más la temperatura, sino también dificultaría defender a las ciudades frente a la mala calidad del aire, pues los árboles la contrarrestan.

“No vale decir que se talan estos árboles, pero se plantan nuevos en otros sitios. Un bosque siempre es beneficioso, pero no se pueden comparar las ventajas de uno maduro con las de uno recién plantado”, sostiene la ambientalista. “Uno maduro capta más agua, tan necesaria ahora con la escasez, purifica más el aire, aporta más sombra y es hogar de más especies. Cuando se elimina un árbol, también se arriesga la biodiversidad a su alrededor”, añade.

A su criterio, priorizar en todos lados la obra gris sobre la vegetación también impacta en el tráfico, pues no existe un orden sobre qué puntos ya no pueden soportar más carga vehicular. “Quizá lo mejor sería actualizar el Plan de Ordenamiento Territorial o hacer varios a nivel local. En zona 4 hay uno y funciona, porque los vecinos pudieron elegir hacia dónde va su desarrollo. Gracias a su sostenibilidad, incluso incrementó la plusvalía”, concluye.

Los vecinos del bosque del acueducto, además de manifestar, comenzaron a recolectar firmas para detener las amenazas a su alrededor. También tienen una petición en línea con este propósito. El 5 de junio de 2024 entregarán a la municipalidad de Guatemala una petición para respetar este lugar.