Salud muestra que 47 de cada 100 tienen dos dosis. En realidad son 40

07 abril 2022

En el tablero aún no se registra un grupo entre el cálculo total de habitantes aptos para vacunarse. Por ello el país aparenta una proporción de personas con esquema completo mayor a la real.

Aunque aún no se publica en el diario oficial, el grupo prioritario para segundo refuerzo será el de mayores de 50 años. Foto: AGN.

Por Carmen Maldonado Valle

En julio de 2020 Guatemala habilitó un tablero para registrar las cifras relacionadas con COVID-19. En él también aparece la población meta a inmunizar, la cual cambia cuando se abre un nuevo grupo de edad para recibir las dosis. Aun así, este tiene un subregistro de 2.2 millones de habitantes aptos para inyectarse.

El grupo no registrado es el de los niños entre seis y once años, iniciado el 11 de marzo de 2022. De acuerdo con el ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), hay al menos 2 millones 202 mil 531 personas en el país con esta edad. Al no reportarse, en el sistema aparecen 12 millones 650 mil 476 habitantes como población total, y bajo esa cifra se calcula que 47 de cada 100 tienen esquema completo.

Bajo la población total real, 14 millones 853 mil 7, solo 40 de cada 100 tienen ambas dosis. Al ritmo de vacunación de los últimos 13 meses (cuando empezó el plan), esto implica que Guatemala tardaría al menos diez meses más en alcanzar la “inmunidad de grupo”, es decir, el 70 por ciento de habitantes con doble inyección tomado como referencia en otros países, como España y Reino Unido, para reducir las restricciones sanitarias. Bajo las cifras presentadas por la cartera, este objetivo se alcanzaría en ocho meses.

Según la médica y extitular de Salud, Lucrecia Hernández, ese porcentaje en cada departamento puede ser un indicador para comenzar a dejar atrás la mascarilla, por ejemplo, pues a mayores índices de vacunación, menor posibilidad de esparcir el virus.

Por otro lado, mostrar un porcentaje de aplicación de esquemas completos mayor al correcto también implicaría tener a más personas protegidas de las expuestas por Salud. De ser así, a la fecha, Guatemala debería tener 7 millones 089 mil 340 con ambas dosis, cuando en realidad hay un millón y medio menos, según los datos del MSPAS.

Al consultar con Boris Barrios, jefe de prensa de la cartera, por qué la población total tiene un subregistro, negó tener información sobre el tema, aunque lo consultaría. Al cierre de esta nota no hubo respuesta.

Subregistro VS cuarta dosis

En el tablero actual, las cifras muestran a 62 de cada 100 personas con una dosis anticovid, a 47 con ambas y a 19 con la tercera. Aun así, estos números se reducen cuando los cálculos se hacen con la población total real y no ingresada aún en el sistema:  53 con la primera inyección, 40 con dos y 16 con tres.

A pesar de este subregistro, Salud planea empezar la siguiente fase, con una cuarta dosis para mayores de 50 años, adolescentes y adultos con comorbilidades o factores de riesgo, y personas con Sputnik V que tengan intención de viajar a un país donde esta vacuna no sea aceptada.

“Aún se preparan los lineamientos para llevarlo a cabo, pero sí se hará en cuanto se publiquen esas nuevas disposiciones. También se incluirá a personal sanitario, aunque por el momento se preparan los últimos detalles para empezar con este plan”, asegura Barrios.

A decir del jefe de prensa, para acceder a esta cuarta dosis el MSPAS no prevé un registro en el sitio web, sino estará disponible para quienes lleguen a los centros de vacunación y cumplan con los requisitos. En el caso de los viajeros, se planea pedirles el número de boleto aéreo hacia países donde se rechace Sputnik V para justificar en el sistema la aplicación del biológico.

“Estamos estancados y siempre sucede lo mismo cuando se abre un nuevo grupo: durante unas semanas se llenan los puestos con interesados en inyectarse y después de eso otra vez cuesta encontrar a personas”, cuenta el director del área de salud de Baja Verapaz, Carlos Lix. Así, añade, se registró un aumento a raíz de la apertura a inmunizar a niños de 6 a 11 años, pero cada semana la cifra de solicitantes disminuye. Lo mismo vaticina cuando comience la aplicación de cuartas dosis.

Al preguntar al MSPAS cómo promoverá el avance de las fases anteriores a las cuartas dosis, dice continuar con las publicaciones en redes sociales, los viajes de los enfermeros a las casas para ofrecer el biológico, el perifoneo y las charlas a líderes comunitarios. Es el mismo plan del último año, el cual deja como resultado que al menos 4 millones 687 mil 746 personas aún no tengan ni la primera inyección y 22 de cada 100 hayan tenido que salir de su ciudad de residencia para obtenerla, según Diálogos.

A la fecha el país no contempla más negociaciones para adquirir biológicos, al menos para adultos. Todos los lotes existentes de las cuatro marcas caducarán entre el 30 de abril y el 30 de junio de 2022.

Noticias Relacionadas