Panzós evalúa a transportistas cada semana para prevenir la COVID-19

15 julio 2021

El municipio ha estado en amarillo en el semáforo epidemiológico de forma casi ininterrumpida desde hace seis meses. Según el alcalde, “prevenimos como si estuviéramos en rojo”.

Entrada a Panzós, donde se medía la temperatura de quienes se dirigían al casco urbano. Foto: municipalidad de Panzós.

Por Carmen Maldonado Valle

Cada dos semanas, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) actualiza el color de la alerta de cada municipio frente al coronavirus. La de Panzós, Alta Verapaz, es amarilla desde el 30 de octubre de 2020 y para mantenerse en ella, según el alcalde, la clave está en realizar hisopados a los conductores de transporte público.

Ernesto Ramírez Caal dirige el municipio desde el año pasado y esta es su primera vez en el cargo. El 2 de julio de 2020 la comuna informó sobre los primeros dos casos confirmados en el lugar y a partir de entonces se instalaron cordones sanitarios, además de prohibir reuniones y celebraciones religiosas.

Tres semanas más tarde se habilitó el semáforo epidemiológico, donde Panzós aparecía en anaranjado. “A partir de allí, casi pasábamos tres semanas en ese color y una en amarillo, y luego se repetía el ciclo. No todos tienen las fuerzas para enfrentar la enfermedad, entonces debíamos evitar los contagios”, sostiene Caal.

De acuerdo con la municipalidad, el principal medio de transporte a nivel local es el mototaxi, el número de pilotos registrados en la alcaldía varía, entre 15 y 18. “Tomamos ese listado y a cada uno se le hace un hisopado semanal. Si sale positivo se va a su casa y si no, puede operar. Todos están anuentes a pasar por esto porque solo así pueden circular”, dice el alcalde.

También escucha:

Las únicas fechas en anaranjado desde entonces fueron del 22 de enero al 4 de febrero de 2021. Al llegar a ese color de nuevo, dice Caal, se instalaron puestos de registro en las entradas del lugar, donde se verificaba quiénes entraban y se medía su temperatura. Si tenían fiebre no podían entrar y si eran del municipio, se les enviaba a aislarse en sus hogares.

Después de eso, Panzós recuperó el amarillo y a partir de entonces se ha mantenido en él. En su última actualización, el MSPAS publicó que de 146 pruebas hechas en esa ciudad durante los últimos 15 días, siete dieron positivo.

Por otro lado, desde marzo de 2020 hasta el 12 de julio de 2021 se realizaron 2 mil 005 tamizajes y hubo 131 contagios. “No existe una cantidad fija de pruebas que sean suficientes en el lugar, porque cada población es diferente. No es lo mismo calificar como baja la positividad en una comunidad remota donde nadie sale en comparación con una urbe”, sostiene el epidemiólogo Edwin Calgua.

Para el médico, lo mejor es animar a personas de todas las comunidades en un municipio a someterse a los hisopados y así se verificar que estos no se concentran en un grupo específico.

Panzós continuará en amarillo al menos hasta el 24 de julio, cuando se publique el siguiente semáforo de Salud. A decir de Ernesto Ramírez Caal, si la alerta escala se contemplará el cierre del lugar. “Pero no es muy probable, porque a pesar de estar en el color actual nosotros prevenimos como si estuviéramos en rojo”, concluye.

Te sugerimos esta nota: A una semana del cierre de San Martín Jilotepeque el comercio es el más adolorido

Noticias Relacionadas