Pan, moldes y añelina, las compras municipales previas a Semana Santa

15 abril 2022

La semana mayor se acerca y las ciudades retoman las tradiciones interrumpidas por la pandemia. Los materiales para llevarlas a cabo corren por cuenta de las alcaldías.

Este año, Asunción Mita invertirá Q62 mil para retomar la elaboración de alfombras en Semana Santa. Foto: municipalidad de Asunción Mita.

Por Carmen Maldonado Valle

En 2022 la Semana Santa se celebrará del 10 al 17 de abril y las municipalidades empiezan a prepararse con los materiales para elaborar pan y alfombras. Nueve publicaron concursos relacionados con estas tradiciones, algunos para entregar los insumos a los vecinos y otros para involucrar al personal de la alcaldía.

Una de ellas es la de Pueblo Nuevo, Suchitepéquez, la cual compra cada año los ingredientes para elaborar el pan de Semana Santa. En 2021 invirtió Q177 mil 50 y este año ha gastado Q203 mil 544 en esto a través de tres concursos, para repartir a las familias en el municipio.

Los tres eventos ocurrieron el 17 de marzo. En el primero se adquirieron 4 mil 500 bolsas de azúcar fortificada con vitamina A por Q78 mil 750 y la proveedora es Hermelinda Chum Itzep, una de seis oferentes y quien presentó la propuesta más barata. Ella, además, abastecerá a la comuna con 4 mil 500 cajas de margarina por Q34 mil 875.

El tercer concurso fue por 291 quintales de harina suave, separados en bolsas de 25 libras. Costaron Q89 mil 919 y la empresa a cargo es Molinos Modernos, una de las dos oferentes. Lo mismo cobrará la compañía a la comuna de San Martín Zapotitlán, Retalhuleu, por llevarle el producto para el pan de Semana Santa.

También en Retalhuleu, las alcaldías de San Andrés Villa Seca y el Asintal publicaron eventos para adquirir harina. La primera compró 295 quintales por Q89 mil 975, a cargo también de Hermelinda Chum. La segunda, por su parte, planea obtener 600 quintales de harina, 9 mil 600 libras de azúcar y 4 mil 800 cajas de margarina, aunque aún no se presentan ofertas.

“Nosotros compramos estos ingredientes porque la semana mayor es una oportunidad para compartir con la familia, sobre todo en actividades como la elaboración de este pan. No todos tienen los recursos para comprar la materia prima, entonces nosotros la aportamos”, dice Mario Roberto Dionisio, jefe edil de Santa María Visitación, Sololá.

Allí también se compró harina, huevos, margarina, azúcar y chocolate para las familias del municipio, según los NOG 16779568 y 16778871, por un total de Q177 mil 883. “También tiene un tinte nutricional, para tener alimento en casa. Además se les darán bolsas con granos básicos”, añade Dionisio.

Por otro lado, en Asunción Mita, Jutiapa, no se elaborará pan, pero sí se recuperará una de las tradiciones interrumpidas por el coronavirus. La alcaldía hará una alfombra de 15 metros y para eso comprará moldes, aserrín y añelina. Según el concurso aún no se adjudica, estos costarán Q62 mil 680.

Quien organiza la actividad es la casa de la cultura, dirigida por Eber Duarte. De acuerdo con él, los empleados se encargan del diseño de la alfombra y luego su elaboración el Jueves Santo, para que los pobladores puedan observarla en la calle. “También en la compra se incluyen los materiales que se dan a entregar a los vecinos para crear sus propias alfombras y así ellos no gastan. Para nosotros es tradición hacer esto, incluso para los no católicos”, añade.

De acuerdo con una investigación del ministerio de Cultura, la elaboración de alfombras, pan y otros productos tradicionales “constituyen la ‘industria’ de la Semana Santa. Los ingredientes para la comida, los materiales para expresiones artísticas e incluso las procesiones a través de la venta de turnos generan transacciones económicas importantes. Además son una oportunidad de empleo para vendedores ambulantes”, dice el documento.

Aunque a la fecha las municipalidades destinaron Q710 mil 581 a los insumos relacionados con la semana mayor, al menos Asunción Mita y Santa María Visitación no descartan aumentar los fondos para esto. “Nuestro deber como alcaldes también es preservar las tradiciones de nuestra gente. Lo han hecho nuestros antecesores y ahora nosotros continuamos la tarea a través de estas inversiones”, concluye Diego Lux, jefe edil de Pueblo Nuevo.

Te recordamos esta nota: Las municipalidades preparan sus lugares turísticos por Q589 mil

Noticias Relacionadas