Guatemala tiene cada vez más diagnósticos de cáncer

12 junio 2024

Al menos en la última década, en Guatemala aumentaron los pacientes con cáncer. Según especialistas, no siempre es solo una cuestión de suerte.

Según el MSPAS, hasta 2021 los tipos de cáncer más frecuentes en el país eran de piel y próstata en hombres, y de matriz y estómago en mujeres. Foto: Diario de Centroamérica.
Según el MSPAS, hasta 2021 los tipos de cáncer más frecuentes en el país eran de piel y próstata en hombres, y de matriz y estómago en mujeres. Foto: Diario de Centroamérica.

Por Carmen Valle

Según el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), los diagnósticos de cáncer aumentaron casi todos los años en la última década. De acuerdo con médicos, no siempre se debe a una mala jugada del destino y en algunas ocasiones es incluso evitable desarrollarlo.

Entre el 1 de enero de 2014 y el 27 de mayo de 2024, en Guatemala se detectaron 28 mil 569 casos de cáncer. Quienes menos suelen presentar esta afección son los niños de cero a 12 meses, seguidos por los de cinco a nueve años. En cambio, los grupos donde más se detecta son los de 40 a 44 años y los de 70 o más.

A decir de Kevin Martínez-Folgar, epidemiólogo especializado en prevención, no se puede encontrar un riesgo específico asociado a la edad del diagnóstico, pero sí hay algunas correlaciones. Por ejemplo, en países del tercer mundo es posible encontrar a más personas mayores con cáncer u otras enfermedades que niños. Los últimos, si sufren desnutrición, están más propensos a morir durante sus primeros años de vida y, por lo tanto, no llegan a desarrollar cáncer.

Las condiciones de pobreza también pueden asociarse. “En Guatemala no todo el mundo tiene acceso a un médico y quizá más gente padece esto, pero no puede diagnosticarse. Los adultos, por ser productivos, suelen tener más ingresos para ir con el doctor en comparación con los menores”, añade el especialista.

Diez años y el cáncer aumentó en Guatemala

En todo 2014 el MSPAS reportó 1 mil 645 casos de cáncer en Guatemala, mientras en 2024, solo en los primeros cinco meses, se detectaron 1 mil 663. Para 2015, fueron 1 mil 773 y en 2016 hubo una baja a 1 mil 604, pero los números volvieron a crecer en 2017 y se registraron 1 mil 895. De toda esta década, el año con más diagnósticos fue 2021, con 4 mil 995.

Esta tendencia fue más evidente en algunos tipos de cáncer. Sergio Ralón es cirujano con más de 30 años de experiencia en enfermedades de seno, y no solo las ha tratado, sino también las ha investigado. De acuerdo con él, hay más reportes de cáncer de mama en Guatemala en las generaciones actuales que en las anteriores.

Por ejemplo, según estudios consultados por él, entre 1960 y 1974 se detectaron 449 pacientes con esta afección. En los siguientes 15 años fueron otros 1993 y solo en 2023, en tanto, fueron 2 mil 224. Es decir, en un año se diagnosticó la misma cantidad que en el pasado tomó 30 años alcanzar.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

“He leído estudios donde se dio seguimiento a asiáticas residentes en Estados Unidos. La primera generación tuvo una prevalencia muy baja, como sucedía en su país de origen, pero en la segunda y la tercera aumentó la estadística de forma significativa”, explica Ralón. La ingesta excesiva de comidas procesadas, de grasas saturadas o los malos hábitos, sostiene, pueden influir en la propensión de una persona a desarrollar cáncer.

Diagnósticos de cáncer de mama en Guatemala desde 1960. Foto: Sergio Ralón.
Diagnósticos de cáncer de mama en Guatemala desde 1960. Foto: Sergio Ralón.

¿Entonces es siempre prevenible?

Martínez-Folgar resalta la genética como otro factor importante en el riesgo de cáncer. Aun así, ve posible disminuir la probabilidad si la gente intenta no exponerse a condiciones donde el gen logre desarrollarse.

Por ejemplo, hay personas con propensión genética a cáncer de pulmón, pero sus posibilidades de tenerlo a futuro se maximizan si fuman o suelen estar en circunstancias dañinas para su sistema respiratorio.

Aun así, el médico insiste en que no solo está en los ciudadanos la prevención, sino también se debe exigir a las autoridades mejorar los problemas de Guatemala; como el tráfico o las malas condiciones de servicios básicos. Las horas de sedentarismo que luego no se compensan con actividad física, aumentan el riesgo de enfermedades y lo mismo sucede con la mala calidad del aire o del agua.

Ralón, por su parte, anima a la población a prevenir gravedad en los tipos de cáncer donde los primeros síntomas son más evidentes o donde hay fármacos con posibilidad para proteger al cuerpo.

Un ejemplo es el cáncer de mama, el cual puede tener una detección temprana en muchos casos cuando, a través del autoexamen, se encuentran irregularidades. Otro es el cáncer de cérvix, el cual puede evitarse con la vacuna contra el virus del papiloma humano, pues este aumenta el riesgo canceroso.

Guatemala superó hasta mayo de 2024 los diagnósticos de cáncer de años completos en el pasado. Solo durante este año, el grupo con mayor incidencia fue, una vez más, el de personas con 70 años o más. Le siguen, de mayor a menor, el de 60 a 64 años, el de 50 a 54, el de 40 a 44 y el de 55 a 59 años.

Esta nota se realizó a través de datos solicitados por acceso a la información pública. Si quieres aprender sobre tu derecho a saber y cómo hacer una solicitud de este tipo con cualquier entidad estatal, puedes consultar esta guía.