Gana gana en Salcajá: magistrados favorecen a alcalde y vecina denunciante

18 diciembre 2019

Los magistrados resolvieron dejar sin lugar la solicitud de antejuicio en contra del alcalde y estableció que la posesión del terreno en disputa pertenece a la denunciante.

El alcalde Miguel Ovalle tiene aspiraciones de presidir la Asociación Nacional de Alcaldes (Anam). Foto: Mirna Alvarado.

 

Por Mirna Alvarado

 

En la resolución del antejuicio contra el alcalde de Salcajá, Quetzaltenango, Rolando Miguel Ovalle, los integrantes de la Sala Quinta de la Corte de Apelaciones, reconocen que la denunciante Teolinda Ixcatcoy de Argueta y sus hijos son dueños del terreno donde la municipalidad intentó habilitar una calle. Y que el jefe edil conserva su inmunidad.

“Por lo que se demuestra que ellos son los propietarios de la finca donde está construido el tanque de agua potable”, se lee en el documento. Además, los magistrados de la Sala Quinta de Apelaciones de Quetzaltenango rechazan la petición de la denunciante Teolinda Ixcatcoy de retirarle la inmunidad al alcalde de Salcajá, pero recomienda que el proceso para determinar la posesión del terreno se haga en un juzgado civil.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

“No se evidencia que haya realizado actos que restrinjan los derechos a la denunciante por su género, etnia, edad o situación económica. Al no existir elementos que hagan creer la posible comisión de delito o falta que se le señala. Las presentes diligencias deben ser declaradas sin lugar como consecuencia no ha lugar a formación de causa en contra del señor Rolando Miguel  Ovalle Barrios”, se lee.

La resolución causó sorpresa debido a que la juez pesquisidora Perla Nowel recomendó el retiro de la inmunidad por considerar que “el jefe edil había incurrido en los delitos de abuso de autoridad, usurpación, incumplimiento de deberes y trafico de influencias”.

Teolinda Ixcatcoy inició la acción de solicitud de antejuicio luego de que personeros de la comuna retirarán las láminas que cerraban el paso a su propiedad, aunque días más tarde, trabajadores municipales las devolvieron personalmente.

La denunciante asegura que no exigirá el retiro del tanque de agua, debido al beneficio para el municipio. Pero exige respeto a la propiedad privada y al debido proceso, en relación a que la municipalidad desista de su intento por habilitar una calle en esa finca porque resulta que es patrimonio de sus hijos, aseveró.

 

Te recordamos esta nota: Así es San Miguel Sigüilá, la última alcaldía en el Ranking de Segeplan