En Tectitán piden salud y educación, la municipalidad construye salones comunales

21 mayo 2021

Los vecinos querían sitios para atender a los enfermos e impartir clases. La alcaldía les dará salones, pero no planeó cómo aprovecharlos para responder a las necesidades básicas del municipio.

Piedra Ixnul, ubicada en la entrada del caserío donde se ampliará uno de los salones de usos múltiples. Foto: Facebook Tectitán Huehuetenango.

Por Carmen Maldonado Valle

La municipalidad de Tectitán, Huehuetenango, publicó dos concursos para construir un salón de usos múltiples y ampliar otro. Los vecinos lo solicitaron para mejorar el acceso a la salud y educación pero, además de la obra gris, la alcaldía aún no planea cómo ayudarlos a alcanzar esta meta.

El primero estará en Barrio Nuevo, uno de los 33 caseríos del municipio, según el requerimiento los habitantes lo quieren porque no tienen un refugio a dónde acudir en caso de un desastre natural. Mientras eso no suceda, planean usarlo para aislar y atender a quienes se contagien de COVID-19, porque tampoco cuentan con un sitio para ello.

Como indica Guatecompras, la obra costará Q288 mil y estará a cargo de la constructora Méndez, representada por César Augusto Cifuentes Méndez. Esta provee a municipalidades de Quiché, Huehuetenango y San Marcos desde 2005. Ha ganado 104 concursos valorados en Q49 millones 298 mil 349.

De acuerdo con los artículos 36 y 131 del Código Municipal, las comunas deben tener comisiones de educación y de salud para fomentar acciones que promuevan el desarrollo en estos temas. También deben destinar presupuesto a estos rubros.

Para Adrián Chávez, médico y exviceministro de Salud Pública, “la municipalidad apoya al poner a disposición de los habitantes la infraestructura necesaria para tener un resguardo y no arriesgar la salud de sus familias”. Aunque hace falta ejecutar proyectos para hacerlo funcionar y así satisfacer esta necesidad básica.

Para tener un impacto significativo en la salud de los habitantes la comuna “debe cumplir con las responsabilidades de saneamiento, como garantizar el acceso a agua potable, el manejo de desechos para evitar enfermedades a causa de la contaminación y el control sobre cementerios”, agrega el médico.

El Censo 2018 concluyó que tres de cada cuatro hogares de Tectitán no tienen agua entubada dentro de la casa. Por otro lado, en una nota realizada por Ojoconmipisto se concluyó que para enero de 2021 esa ciudad tenía nueve cementerios no autorizados.

Jorge Mario Ordoñez, el director municipal de planificación, dice que por el momento se ha pensado en hacer proyectos para mejorar el acceso al agua. Aun así, “viera que no hemos proyectado hacer algo relacionado con salud. El salón se les va a dar, pero no se comprará nada para equiparlo”, explica.

Escuela, no. Otro salón comunal

El otro salón comunal será el del caserío Manzanales, en el cual se construirá un piso extra porque los habitantes no tienen dónde impartir clases a los niños, como se lee en su solicitud. Este costará Q289 mil 976.

La edificación está a cargo de la constructora Oscarsa, asentada en Huehuetenango en 2004, según su patente de comercio. Esta provee al Estado desde 2017 y ha obtenido 221 contratos valorados en Q10 millones 347 mil 95.

“Está bien hacer un salón, pero no tendrá mayor impacto si a través de él no fomenta la lectura o no va de la mano con acciones para perfeccionar el aprendizaje”, explica la coordinadora de la Gran Campaña Nacional por la Educación impulsada por Asíes, Gabriela de Búrbano.

Para la consultora, las iniciativas con mejores resultados en este ámbito son aquellas que ofrecen los recursos a los estudiantes para potenciar sus capacidades intelectuales. “Por ejemplo, las bibliotecas comunitarias o mejorar el acceso a internet, sobre todo durante la pandemia porque no todos los niños tienen clases presenciales. El papel educativo de las municipalidades es muy importante”.

Al cuestionar a Ordoñez sobre el apoyo de la comuna a este rubro, explicó que se brindará escritorios al salón comunal, pero no se tiene ningún otro plan relacionado con ello. “No pensamos mejorar el internet, nunca ha habido bibliotecas comunitarias y la verdad no está en nuestro programa hacer algo por la educación este año”, añadió.

Una investigación de Asíes realizada en 2014 determinó que de las 41 municipalidades estudiadas ninguna destinaba más del 15 por ciento de su presupuesto a educación. “Hay una demostrada preferencia en obras de infraestructura y equipamiento urbano (edificios municipales, salones de usos múltiples, parques y otros)”, revela el estudio.

Tectitán está a 99 kilómetros de la cabecera de Huehuetenango. El jefe edil es Dony Rossembert Ángel Borrayes, quien representa al partido URNG y ocupa por primera vez el cargo desde enero 2020.

También puedes leer: Alcaldías construirán un laboratorio para estudiar el agua de la cuenca del río Naranjo

Noticias Relacionadas