En 11 días de agosto Salud registró 1 mil 336 vacunados en el extranjero

14 septiembre 2021

Antes de abrir la inscripción en el portal del ministerio, las personas podían reportar en los centros de inmunización si se inyectaron en otro país, cuántas dosis y qué fármaco se administraron.

Por Carmen Maldonado Valle

Aunque el 30 de agosto se abrió el registro de vacunados en otros países en el portal oficial, dos semanas antes el ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) anunció a sus digitadores cómo dejar constancia de estos datos. Así, quienes se acercaran a los puestos con su carné de inmunización en el exterior comenzarían a formar parte de las estadísticas nacionales.

Entre el 16 y el 27 de agosto 1 mil 274 personas reportaron ante la cartera haberse puesto la primera dosis contra la COVID-19, mientras otras 62 dijeron tener esquema completo. De ellos, 876 tenían entre 40 y 49 años.

Durante esos días, los países donde se reportó mayor inmunización de guatemaltecos fueron México con 984 personas, Estados Unidos con 244 y Canadá con 28. Mientras tanto, los lugares con menor incidencia fueron Argentina, Argelia, Azerbaiyán, Brasil, Granada, Líbano, Moldavia y Reino Unido, cada uno con solo un inyectado.

A decir del MSPAS, tener estos datos puede ayudar a tener una idea real de cuántas personas se han protegido ante el coronavirus en Guatemala. Al cuestionar por qué no abrió esta posibilidad desde febrero el personal de comunicación prometió consultar, pero al cierre de esta nota no tenía una respuesta.

“Inscribirse puede contribuir con la planificación de una estrategia para atender eventos supuestamente atribuibles a la vacuna (Esavi) en estas personas. Aunque es la misma fórmula, son lotes distintos y es bueno tener esa información”, sostiene el epidemiólogo Erwin Calgua.

esto también puede visibilizar a quienes se han administrado vacunas de marcas que aún no llegan a Guatemala, como Johnson & Johnson o Sinovac. “Podemos prepararnos para atenderlos si fuera necesario, pero para empezar debemos saber qué se inyectaron, sus edades y otros datos aportados por un registro. Es una herramienta”, añade.

En busca de un refuerzo

Alexia Reyes viajó a Estados Unidos en junio por trabajo. Estuvo mes y medio allí se administró las dos dosis de Moderna. “Regresar protegida era uno de los objetivos y lo logré, porque ofrecen el servicio a las personas en cualquier farmacia. Ahora quisiera esperar unos meses para inyectarme por tercera vez, aunque sería en Guatemala. Es por precaución”, cuenta.

Aun así, el director de servicios de salud, Eliú Mazariegos, niega esta posibilidad porque aunque en el puesto no se puede determinar quiénes ya están inmunizados, no existe evidencia de la necesidad de otra dosis.

“Tampoco sería útil, porque las vacunas actuales no protegen contra la variante Delta u otras que puedan surgir. No hay datos sobre el beneficio de dar a toda la población una inyección adicional”, sostiene Calgua. No sugiere hacerlo, además, porque sería administrarse una tercera dosis útil para quien no tenga ninguna.

De hecho, el 13 de septiembre 18 médicos publicaron un artículo en The Lancet, revista científica británica, donde recomendaron no buscar un refuerzo por las razones expuestas por Calgua, pero también porque puede mermar la confianza de los ciudadanos en la vacunación tradicional.

De acuerdo con Calgua, las vacunas son efectivas para evitar severidad en los contagiados con la variante Delta, siempre y cuando se tenga el esquema completo. “Si usted solo tiene una dosis, es como si no tuviera nada, a menos que se haya infectado con anterioridad”, agrega.

Por otro lado, con esta variante los biológicos no evitan el contagio y, según él, el peligro de no disminuir la transmisión del virus es la posibilidad de nuevas mutaciones hasta llegar a una donde la vacuna no tenga eficacia.

De hecho, un estudio reciente publicado por la Universidad de Oxford respalda lo anterior.

A la fecha, Guatemala ha recibido vacunas para completar los esquemas de 4 millones 294 mil 510 personas y, según las proyecciones poblacionales del Instituto Nacional de Estadística (INE), aún faltan biológicos para otros 6.2 millones de habitantes. Si el país aprobara administrarse una inyección adicional, se necesitarían 22 millones de dosis más de las que hay ahora.

También puedes leer: Salud, 349 personas con COVID-19 en los hospitales tenían al menos una dosis de vacuna

Nota: A esta publicación se sumaron dos párrafos el 20 de septiembre de 2021, para ampliar acerca de la efectividad de las actuales vacunas antes la variante delta (párrafos cinco y seis debajo del subtitular “En busca de un refuerzo”).

Noticias Relacionadas