Denuncian ante el MP a integrantes del Consejo para la Protección de La Antigua

11 agosto 2022

Hay planes de construir un centro deportivo donde funciona el rastro municipal, cuyas instalaciones entran como patrimonio cultural pues data del siglo XVIII. Por ello, acusan a quienes aprobaron el anteproyecto.

Por Julio Sicán

La Fiscalía de Delitos Contra el Patrimonio Cultural de la Nación, de La Antigua Guatemala, recibió  la denuncia firmada por 43 ciudadanos (entre vecinos y carniceros), en contra de la junta directiva del Consejo Nacional para la Protección de la ciudad colonial (CNPAG) que conoció el expediente M-57-08-2021.

Se trata del Centro Deportivo y Recreativo Panza Verde que se pretende construir en el rastro municipal el cual tiene 249 años de operación de forma interrumpida. Así lo registra el libro Historia Sociodemográfica de Santiago de Guatemala 1541-1773, de Christopher H. Lutz, 1982, del Centro de Investigaciones Regionales de Mesoamérica (CIRMA), entre otros documentos.

Existe un dictamen de la Unidad de Investigaciones Históricas, Arqueológicas y Estudios de Apoyo del CNPAG de 2020 que concluye que el rastro es antiguo, por lo que debe ser protegido. En caso de llevarse a cabo alguna intervención, debe ser para que continúe el funcionamiento para lo que fue creado.

El 10 de agosto de 2021 el CNPAG conoció el expediente presentado por las autoridades municipales, resolvieron darle trámite, según el punto 4, inciso 4.2, del Acta 25-2021.

Al respecto, el conservador de la ciudad, Javier Quiñónez, confirma que ese proyecto está en fase de planificación y algunos puntos resolutivos del CNPAG de ese mismo año, acordaron aprobar un anteproyecto con una serie de consideraciones técnicas que la comuna debía realizar, pero que a la fecha no ha cumplido.

Sin embargo, en una declaración reciente, el alcalde Víctor Hugo del Pozo, aseguró que el CNPAG había aprobado el anteproyecto y que la Dirección Municipal de Planificación trabaja en los planos finales del referido proyecto.

Mencionó que el concejo municipal presidido entonces por Susana Asencio, acordó en el acta No. 121-2017 del 30 de octubre de 2017, aprobar por unanimidad declarar inviable el Rastro Municipal y cerrarlo el 31 de diciembre de ese año. Recomendó a la administración realizar los avisos correspondientes para dicho cierre.

Además, se indicó que no reúne las condiciones sanitarias para su funcionamiento.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

Los usuarios del rastro

César Ovidio Lara, representante de los carniceros, explica que son siete los empresarios que destazan hasta 80 reces semanales. Pagan a la municipalidad una tasa municipal de Q20 por res, lo que suma Q6 mil 400 mensuales.

Admite que la municipalidad paga la energía eléctrica, agua potable, guardián y una persona de limpieza. Además, no pagan por arrendamiento de corrales.

Lara asegura que la municipalidad no les informó del cierre del rastro municipal ni nada acerca de construir un proyecto deportivo y recreativo. Tampoco les ha ofrecido una alternativa consensuada.

En 2008, durante la administración de Adolfo Vivar (condenado por actos de corrupción) se construyó un nuevo rastro dentro de la finca Florencia, a 1 kilómetro del vertedero municipal El Choconal. Sin embargo quedó a medio construir por carecer de un diseño adecuado.

El nuevo proyecto tiene un costo de Q13 millones que la municipalidad planea construir con fondos propios, en un área de 6 mil metros cuadrados.

Los planos del centro deportivo Panza Verde que se pretende construir. Foto municipalidad.

En la primera planta se diseñó una garita de ingreso, oficinas administrativas, museo del rastro, dos piscinas y una más con olas. Vestidores con sanitarios para hombres y mujeres, seis kioscos de comida, cinco locales de ventas con servicios comerciales. Área de ajedrez, anfiteatro, cuatro salones de usos múltiples, juegos para niños y una cancha de voleibol.

Mientras que en la segunda planta habrá café lounge, snack bar, sala de juegos y cafetería.

Wellintong García, del Grupo Gestor de Antigua, comentó que el proyecto no cuenta con espacio para estacionamiento de vehículos, es un impedimento dentro del programa de necesidades porque no asigna dentro del predio un espacio para tal fin.

El flujo vehicular que genere impactará de forma negativa al sector donde se localiza. Pidió conocer y aprobar el Plan de Desarrollo Municipal y de Ordenamiento Territorial -PDM-OT- que la empresa IDOM llevó a cabo hace cuatro años.

Tenemos esta otra nota: La nueva tasa por hospedaje en La Antigua podría ser inconstitucional