Constructora se constituyó en febrero y ahora es la mayor proveedora de Tiquisate

14 agosto 2020

En cinco meses registra 26 adjudicaciones, todas por compras directas. La alcaldía le compró víveres para la pandemia, pero la empresa no está solvente ante la SAT.

La comuna compró víveres el 6 de mayo, el siguiente día subió la entrega en Facebook. Foto: Facebook Municipalidad de Tiquisate.

 

Por Isaias Morales

 

La municipalidad de Tiquisate, Escuintla, contrató el 19 de febrero de este año a la constructora Marroquín, un negocio que según los registros de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) empezó a operar 12 días antes.

La empresa es propiedad de Josué Elías Marroquín Santay, cuyo domicilio comercial es la aldea Ticanlú, calle principal de zona 0 de este municipio. La primera factura que emitió fue para esta alcaldía por reparar cuatro toldos y lavar lonas a un precio de Q21 mil 500.

Hoy la constructora ocupa el primer lugar del Top10 de proveedoras de la comuna, cuyo jefe edil es Juan Francisco Carías Vivar, electo con el partido Unión del Cambio Nacional (UCN).  

Marroquín no solo registra actividades de construcción, como consigna ante la SAT, también realiza otras distintas a su giro de negocios como reparar un sistema eléctrico en el municipio, señalizar y remozar túmulos, o arrendamiento de transporte para que las autoridades locales divulguen las medidas de prevención a la covid19.

La compra de mayor monto registrada hasta ahora es una de víveres por Q299 mil 850. El concepto de la factura, con fecha 9 de mayo, es por 150 quintales de frijol negro, 120 de arroz, 120 quintales de azúcar, 60 de harina de maíz, 60 de pasta de fideo, 60 de mosh y 300 litros de aceite vegetal. También tres millares de bolsas con capacidad para almacenar una arroba, y 12 millares de bolsas de cinco libras.

La alcaldía no necesitó realizar un concurso a través de la modalidad de cotización por tratarse de un gasto de emergencia por el estado de Calamidad. Sin embargo, de acuerdo con los lineamientos de transparencia del ministerio de Finanzas (Minfin), las entidades, incluidas las comunas, deben publicar los documentos de respaldo dentro de los diez días siguientes de la fecha de compra. Tiquisate no lo hizo, solo subió una factura.

La empresa de Marroquín Santay no figura en el Registro General de Adquisiciones del Estado (RGAE), entidad adscrita al Ministerio de Finanzas (Minfin) que inscribe a los contratistas del Estado, ni en febrero cuando se constituyó como empresa individual y tampoco en los siguientes meses.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

Uno de los requisitos para inscribirse ante el RGAE es tener solvencia de la SAT, sin embargo, Marroquín tiene incumplimientos por no actualizar sus datos del Registro Tributario Unificado (RTU) y omitir declaraciones de sus inventarios, de acuerdo al registro de omisos de la entidad tributaria.

La empresa debió presentar solvencia fiscal y constancia de RTU en los seis concursos de mejoramiento de calles que ganó con Tiquisate, pero ninguno de estos documentos está publicado en el portal.

Los únicos registros que consignó la municipalidad son las visitas de campo de los lugares de trabajo, pero estas fechas no coinciden con las que solicitó en sus bases. Por ejemplo, para el mantenimiento de la calle de acceso a la aldea Las Trozas el documento menciona, en el requisito 4.8, que la empresa debió presentarse a las 7:00 horas del 27 de mayo al lugar donde debía realizar la obra, pero el dato consignado en la oferta electrónica menciona que este proceso se hizo el 28.

 

 

Sobre estas discrepancias se intentó buscar una explicación con el alcalde Juan Carías, pero no respondió las llamadas en sus dos teléfonos. Tampoco fue posible localizar en la municipalidad a Julio César Contreras Molina, encargado de compras.

Contreras trabaja en la comuna desde abril de 2017, según los registros del IGSS. Su función es evaluar y registrar las adquisiciones de la comuna que sean menores a Q90 mil. En 2019, por ejemplo, aprobó cinco concursos para mejoramiento de calles y otra por la construcción de un reductor de velocidad.

En cambio, Carías ocupa por primera vez el cargo tras resultar electo el año pasado con la UCN. Llegó en sustitución de Héctor Arnoldo Portillo Coronado que estuvo con la UNE.

Tiquisate es uno de los 11 municipios de Escuintla que está en alerta roja por el aumento de contagios de COVID-19. En las últimas dos semanas registró 18 contagios de 34 pruebas realizadas.

 

Recuerda leer: Tres puntos que deja fuera la reforma a la Ley de Contrataciones apoyada por alcaldes