Comunas vuelven restringir actividades por temor a más casos de COVID-19

15 enero 2021

En solitario, algunos alcaldes comienzan a tomar medidas como el cierre de parques, gimnasios, bares o prohibir palenques para evitar aglomeraciones.

Cobán, Alta Verapaz, endureció los controles en el transporte público para evitar la propagación de la COVID-19. Foto: Municipalidad de Cobán.

 

Por Claudia Palma

 

El alcalde de La Libertad, Huehuetenango, Armindo Pérez, prohibió las peleas de gallos a fin de evitar aglomeraciones y así la propagación de la pandemia. Tampoco podrán realizar actividades religiosas alusivas a la feria en honor al Cristo de Esquipulas. Su municipio está en amarillo, en la última quincena se practicaron 10 pruebas y una dio positivo.

En un oficio que dirigió a la subestación de la Policía Nacional Civil (PNC), Luis Castillo Maldonado, propietario del palenque El Dorado celebró una pelea de gallos a la que asistieron vecinos de otros municipios, “incluso de México”, se lee en esta. “Es alarmante para el municipio debido a que la COVID-19 Coronavirus  en estos días ha tenido a nivel nacional un repunte”, dijo.

Igual que el alcalde Pérez, otros jefes ediles comienzan a tomar medidas para evitar más casos de la enfermedad.

La municipalidad de San Carlos Sija, Quetzaltenango, emitió nuevas disposiciones: Todos los comercios deberán cerrar a las 17:00 horas, se reduce el tiempo para adquirir bebidas alcohólicas a partir de las 12:00 del mediodía y se prohíbe celebrar bodas, cumpleaños y cuadrangulares de cualquier deporte. El municipio está en rojo en el semáforo de alertas.

“La gente lo está aceptando, lo único que me piden es que dé los nombres de las aldeas con más casos, pero eso no puedo hacerlo”, dijo Hugo García, alcalde de San Carlos Sija. Las medidas fueron tomadas con el Centro de Operaciones de Emergencia (COE).

“Hoy recibí una llamada de la Cámara de Comercio por las medidas tomadas y les expliqué que no se trata de un cierre sino de medidas de prevención para evitar la expansión de un brote”, agregó.

La municipalidad de Gualán, Zacapa, advirtió por medio de sus redes sociales que el municipio se encuentra en alerta naranja. La comuna pidió a los vecinos el uso de mascarilla obligatorio, lavado constante de manos, mantener distanciamiento y evitar aglomeraciones.

En Cobán, Alta Verapaz, la comuna anunció el cierre de parques y gimnasios al aire libre con excepción del estadio Verapaz, el único lugar permitido para practicar deporte. Además endureció sus controles al transporte público, pues el municipio se encuentra en rojo, indicó el vocero de la comuna, Selvin Briones.

Algunas comunas como la de Quetzaltenango implementaron operativos en el transporte urbano para mitigar el virus y otras como la de Escuintla reanudaron la desinfección de calles.

“Esperamos que con Gobernación y el área de salud podamos articular medidas con todo el departamento porque tomarlas solos es muy difícil, se requiere de un esfuerzo conjunto”, indicó el alcalde de Escuintla, Abraham Rivera.

Mientras tanto en la aldea Julischín, Ixchiguán, San Marcos, municipio en naranja y donde se hicieron solamente cuatro tamizajes, según la última medición del semáforo epidemiológico, se celebró un baile y una carrera ecuestre. Sus vecinos de la aldea Tuiquinamlé, participaron en un campeonato de fútbol, sin mascarillas ni distanciamiento físico.

 

Te sugerimos: Cementerios: nadie sabe cuándo fueron autorizados (o si lo están)

Noticias Relacionadas