Compras al límite y fraccionadas: La estrategia de las alcaldías para evitar licitar y cotizar

03 marzo 2017

La mayoría de estas adquisiciones fueron registradas en las categorías de Construcción y Transporte y Combustible.

gualan-zacapa
Gualán alquiló dos maquinaria por Q180,000, pero lo hizo mediante dos compras directas. / Foto: Municipalidad de Gualán.

 

Por Isaías Morales  

Durante los primeros dos meses de 2017 las municipalidades del país hicieron 654 compras y contrataciones de todo tipo. Sin embargo, destacan 74 adquisiciones que se caracterizan porque los montos pagados se quedan cortos, por algunos quetzales, del mínimo que la ley establece para celebrar procesos de cotización o licitación.

Algunas de esas compras se presume que fueron fraccionadas con el propósito de evitar un concurso que requería más tiempo, proceso y requisitos. Otras, pagaron montos menores a los establecidos por la Ley de Contrataciones del Estado para realizar cotizar o licitara el servicio.

Ojoconmipisto agrupó los datos registrados en el portal de Guatecompras de esas adjudicaciones. En esta búsqueda se encontraron los municipios que más recurren a este tipo de prácticas, las categorías en las cuales se registraron  y la modalidad de compra empleada.

 

Alcaldías al límite de la ley

De enero a febrero, seis municipios contrataron al límite de la ley en reiteradas ocasiones. En la modalidad de compra directa, Gualán (Zacapa) y Tajumulco (San Marcos) contrataron cinco veces cada uno; Huehuetenango (cabecera departamental) y Santa María Chiquimula (Totonicapán) autorizaron cuatro adquisiciones cada uno.

 

Por otro lado, San Sebastián (Huehuetenango) y Zacualpa (Quiché) autorizaron contrataciones cada uno bajo la modalidad de cotización.

Por ejemplo, Gualán alquiló una retroexcavadora y un camión de volteo. Esto consistió en realizar dos compras directas con una misma entidad privada: Zona del Este. Esta empresa se estrenó este año como contratista con esta comuna. Las dos adquisiciones sumaron Q180,000.

Santa María Chiquimula también lo hizo. Seis de sus siete concursos adjudicados en compras directas todas pertenecen al sector construcción, pero la alcaldía los registró en la categoría de “otro tipo de bienes y servicios”. Tres de estos contratos fueron otorgados a Constructora OLAM y los restantes, suscritos con Constructora Emanuel.

 

El alcalde de Zacualpa, Quiché, Sabino Calachij, ordenó mejorar una calle en la zona 1 y otra en la zona 2. Las obras están a cargo de la constructora Deinco a un costo total de Q1,091,096. Pero para no licitar el servicio, esta alcaldía realizó dos compras directas a Q531 mil cada una.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

San Sebastián (Huehuetenango) ordenó reparar el camino de los caseríos: Tuisquizal y Tuixel. Ambas obras suman Q1.7 millones, una cifra que encaja en una licitación pública. Sin embargo,  esta corporación municipal optó por cotizar estos servicios con dos proveedores distintos.

 

Tipo de empresas beneficiadas

Las empresas del sector construcción son las más beneficiadas con este tipo de compras. Solo en modalidad de compras directas obtuvo Q2.5 millones y Q11.8 millones en cotizaciones, para un total de Q12.9 millones en dos meses.

El sector de transportes y combustibles obtuvo por compras directas Q1.2 millones. Mientras la modalidad de cotización alcanzó los Q899,000.

Además, el sector de “Otro tipo de bienes y servicios” registró Q815,734 en compras directas y Q899,776 en cotizaciones.

 

Cada tipo de compras

La ley de Compras y Contrataciones del Estado, reformada en 2015, establece que todas las instituciones públicas deben basarse en las siguientes modalidades:

  • Compra directa: Son las adquisiciones que oscilan entre Q10,001.00 a Q90,000.00. Se efectúa una invitación a las empresas que quieran participar, las cuales presentarán una oferta electrónica. No se debe tener Junta calificadora para aprobar la compra. La adquisición queda bajo responsabilidad de quien la autorice. Y un día después de publicarse el concurso, ya pueden presentarse las ofertas.
  • Cotización: En esta modalidad se registran compras que van desde Q90,001.00 hasta 900,000.00. Son adquisiciones que deben ser aprobadas por Junta Calificadora de Cotización, las cuales tendrán a tres integrantes, de preferencia funcionarios de la misma comuna. La demora para su aprobación es indefinido, pero en promedio se adjudica la contratación entre dos semanas y un mes.
  • Licitación pública: Es más compleja ya que son las adquisiciones mayores de Q900,001.00 en adelante. Las ofertas son calificadas por una Junta de Licitación de cinco miembros que evaluarán todos los procedimientos, requisitos y la documentación de las empresas participantes. Este proceso puede demorar dos meses, 40 días para la recepción de ofertas y otros 20 días para la aprobación.

 

 

¿Cuándo son fraccionamientos? 

La Dirección de Auditoría a Municipalidades y la Unidad de Alerta Temprana (UMAT) de la Contraloría General de Cuentas se encargan de verificar si las alcaldías cumplen con los procedimientos de la ley al registrar sus compras y contrataciones en Guatecompras.

Según el supervisor de auditorías, Francisco Chu, la Contraloría se basan en el plan de compras para detectar los fraccionamientos realizados por las comunas. “En base a eso trabajamos y vemos qué quieren adquirir los alcaldes y bajo qué modalidad. Si el auditor está cercano a esa municipalidad que cometió la falta, entonces procederá a realizar la auditoría”, indicó.

El funcionario explicó cómo la Contraloría descubre este tipo de compras. “El fraccionamiento se puede detectar si la institución compra varios productos o servicios de una misma naturaleza en el mismo cuatrimestre. Si estas suman 90 mil ahí no cabe duda que están fraccionando”, señaló.

La sanción mínima contemplada

El artículo 85 de la Ley de Contrataciones entiende que el fraccionamiento es cuando una misma unidad ejecutora realiza varias adquisiciones con el propósito de evadir cotización y licitación pública.

El reglamento estipula que si un funcionario o empleado público autorizó adquisiciones que incurrieron en fraccionamiento, “será sancionado con una multa equivalente al cinco por ciento del valor total de la negociación, sin perjuicio de las responsabilidad administrativas, civiles y penales derivadas del acto».