Uspantán remodelará el estadio municipal por Q6.8 millones

30 marzo 2021

Realizará esta inversión para mejorar la calidad de vida de los vecinos, justifican, aunque desde hace un año debido a la pandemia no lo abren.

En estas condiciones se encuentra el estadio que la municipalidad mejorará por Q6.8 millones. Foto: VYMaps.

Por Carmen Maldonado Valle

En Uspantán, Quiché, harán mejoras al estadio municipal Jacinto Enrique Flores Cano. Para ello invertirán Q6 millones 820 mil 987 según concurso que subieron del 21 al 29 de diciembre pasados.

Dennis Pú, el subdirector de planificación de la alcaldía, dice que el estadio solía ser usado por los vecinos para entretenerse durante las tardes, pero desde la llegada de la pandemia se cerró y no se sabe cuándo volverá a estar activo. “Este era el momento indicado para arreglarlo, porque nadie lo usa y así la gente estará más contenta por tener una obra bien hecha”, agrega.

La boleta del proyecto lo justifica como “una construcción que creará oportunidades de crecimiento, distracciones sanas y disminución de la violencia local”, y por ello se remodelará por completo la estructura: graderíos nuevos, vestidores, gramilla sintética e iluminación. También se agregarán juegos infantiles y un gimnasio al aire libre.

En las bases, por otro lado, se especifica que el nuevo campo medirá 25 mil 103 metros cúbicos, y se debe priorizar porque la municipalidad tiene la responsabilidad de mejorar la calidad de vida de los vecinos. “Esto se logra, en parte, a través de la gestión de parques, jardines y lugares de recreación”, señala el documento.

El remozamiento está a cargo de la constructora Ríos, quien provee a las comunas de Quiché, Totonicapán y Sacatepéquez desde 2016. Ha facturado desde entonces Q35.7 millones, y el estadio es la obra por la que más dinero ha recaudado en estos años.

El municipio se encuentra a 46 kilómetros de la cabecera departamental de Quiché, y según el último censo nacional de talla, seis de cada diez niños en primer grado padecen desnutrición. Dolores Tumac, comadrona uspanteca, explica que ese es uno de los mayores riesgos para las embarazadas. “No tienen vitaminas suficientes para trasladarle a sus bebés. Se les da un refuerzo y también las animamos a comer más hierbas y vegetales, pero para ese momento es tarde, porque es un problema que viene desde la infancia”.

Ante la desnutrición, ¿por dónde empezar?

Una investigación de la Organización de Naciones Unidas (ONU), revela que las principales dificultades de Uspantán son la desnutrición, los servicios de salud deficientes y el acceso insuficiente al agua potable. Por esta razón, las dos primeras causas de morbilidad de los niños son la diarrea y el resfriado común, “ya que no tienen los nutrientes necesarios para sobreponerse ante padecimientos leves”, establece el documento.

El Censo de 2018 revela que tres de cada diez hogares acceden al agua potable dentro de sus casas, a otros tres les llega a través de chorros públicos y el resto depende de fuentes naturales, como los ríos o la lluvia. El subdirector de planificación de la comuna reconoce este déficit y sostiene que este año comprarán dos nacimientos de agua para que el recurso ya no sea escaso.

“No apoyamos a los centros de salud porque eso le corresponde al Ministerio (a cargo), pero sí conseguimos ayuda internacional para equipar el hospital. En cuanto a la desnutrición, tampoco somos los responsables, entonces solo coordinamos proyectos de entrega de víveres cada dos o tres meses”, dice Pú. Agrega que esta tarea le corresponde en exclusiva a la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN).

De hecho, la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutricional de 2005, detalla que aunque la SESAN planifique y coordine los proyectos, las municipalidades son corresponsables porque conocen mejor las necesidades de sus comunidades y tienen mayor capacidad para monitorear los resultados de las acciones.

“Lo mejor es invertir en capital humano para medir periódicamente a los niños, garantizar el acceso a la salud y universalizar el agua potable. Las municipalidades suelen invertir en proyectos aislados sin impacto, o en obra gris, pero eso no saca del problema a la población”, explica Jorge Pernillo, coordinador de la Escuela de Nutrición de la Universidad Panamericana.

Según Guatecompras, durante esta administración la comuna ha invertido en ornato, alumbrado público y construcción. De hecho, la remodelación del estadio es la adjudicación más costosa de este período.

El alcalde es Víctor Figueroa, quien llegó a la comuna con el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). Esta es la cuarta vez que ocupa el puesto.

También puedes leer: Solo una de cada tres municipalidades tienes oficina de agua

Noticias Relacionadas