Tres indicadores medirán la eficacia del estado de calamidad

06 septiembre 2021

Las disposiciones anunciadas por el presidente aún no son aprobadas ni vetadas por el Congreso. De adoptarse, sus aciertos o errores serán visibles dentro de cuatro semanas.

Inicio de campaña de vacunación masiva en Villa Hermosa, Guatemala. Foto: captura de pantalla / Gobierno de Guatemala.

Por Carmen Maldonado Valle

Tras un estado de calamidad en 2020 y otro vetado por el Congreso en 2021, el Ejecutivo decretó uno nuevo el 2 de septiembre de 2021. Si se aprueba, según doctores, se puede reducir la cantidad de fallecidos a causa del coronavirus, pero los resultados podrán medirse dentro de un mes.

Entre las medidas propuestas se encuentra la restricción de movilidad de las 8 de la noche a las 4 de la mañana del siguiente día, cuya eficacia se determinará a través de indicadores de positividad y hospitalización, sostiene la infectóloga, Iris Cazali.

“Esto se hace para reducir los contagios y la cantidad de pacientes internados. Se propuso realizarlo durante un mes porque eso dura el ciclo del virus. Se debe esperar también ese período para medir la eficacia de esta acción”, añade.

Ella fue una de las representantes del colegio de médicos ante el Congreso, donde se expuso la importancia de reducir la positividad en el país. Durante la jornada se plantearon tres escenarios: si no se restringía la movilidad, se calculaba tener 13 mil 525 muertos más por COVID-19 en los próximos tres meses. Si se establecían toques de queda parciales el número se reduciría a 8 mil 71, y si eran totales, los fallecidos proyectados serían 3 mil 721.

El artículo 5 del estado de calamidad ordena también una campaña de vacunación masiva, donde se planea que el personal de salud visite a las comunidades para inocular a sus habitantes. Además, se pretende hisopar a la mayor cantidad de gente posible en los sitios con más densidad poblacional para diagnosticar a los pacientes positivos y darles un kit de medicamentos para el coronavirus.

“Hacer las pruebas será un mecanismo para encontrar esos casos, tratarlos y aislarlos en casa para evitar la propagación del virus”, explica Cazali. Luego se refiere al tercer indicador para medir la eficiencia de la inmunización comunitaria: “Fomentar la vacunación incide en la disminución de los índices de mortalidad. Si el plan se sigue al pie de la letra, se reflejará en las cifras”.

Presidencia indicó que la inoculación masiva inició el 3 de septiembre a las 6 de la tarde y se enfocaría en Villa Nueva, Villa Canales y San Miguel Petapa, todos en Guatemala. En Ciudad de Guatemala se planea una estrategia por sectores y el punto de partida fue la colonia Bethania, ubicada en la zona 7.

También se establecieron otras acciones, como el cierre de iglesias y gimnasios, los cuales deberán realizar sus actividades de forma virtual. Además se prohibió la visita a cárceles, así como las reuniones sociales.

Ojoconmipisto consultó en seis hoteles ubicados en la capital, Santa Catarina Pinula y Antigua Guatemala sobre la cancelación de festecjos durante el fin de semana del 4 de septiembre. En total, no se llevaron a cabo doce bodas, tres celebraciones de 15 años y una cena de compromiso.

“Por ahora no tenemos cancelaciones para las siguientes semanas porque aún no se sabe si las disposiciones continuarán. Si no se aprueban, se reacomodará a los clientes en fechas cercanas para realizar sus eventos”, sostiene el personal de un hotel ubicado en Antigua Guatemala. “Se cobrará un diez por ciento del precio total, porque así se acordó en las negociaciones con los interesados desde que se firmó el contrato”, añade.

A decir de la diputada de la bancada Semilla, Lucrecia Hernández Mack, se propondrán enmiendas para el estado de calamidad. “Hay cláusulas para agilizar las compras a través de evitar cotizaciones y licitaciones. Nosotros (Semilla) no lo apoyaremos. El desabastecimiento en Salud no se debe a los procedimientos de contratación, sino a la falta de inventario entre los proveedores”, afirma.

Mientras el Legislativo toma una decisión sobre las disposiciones y propone los cambios, estas estarán vigentes. Si las medidas cobran vigencia, se mantendrán durante 30 días.

Ten recordamos esta nota: En promedio, Salud tiene 1 mil 420 pruebas de COVID-19 para cada municipio

Noticias Relacionadas