Tras colapsar, el cementerio de Quezaltepeque tendrá segundo piso

15 octubre 2021

Después de un año sin espacio para realizar más entierros, se aprobó una ampliación del lugar. No había terrenos disponibles para hacerlo de forma horizontal.

La entrada del cementerio municipal de Quezaltepeque. Foto: municipalidad.


Por Carmen Maldonado Valle

La alcaldía de Quezaltepeque, Chiquimula, publicó un evento en Guatecompras para agrandar uno de los dos cementerios municipales. Se hará a requerimiento del director de planificación, Reynaldo Linares. Según él, en octubre de 2020 “colapsaron las instalaciones debido al constante crecimiento en la ocupación”.

Cuando Linares presentó la solicitud ante el concejo municipal, también describió la falta de terrenos adecuados para hacer la ampliación. “Entonces debíamos pensar en alternativas y lo más conveniente era hacerlo vertical. Pondremos una estructura techada sobre el lugar actual y arriba comenzarán a hacerse los nuevos espacios para entierros”, sostiene Álvaro Morales, el alcalde.

Morales lleva en el cargo siete períodos no consecutivos. Fue nombrado por primera vez en 1991, volvió al cargo en 1996 y lo mismo ocurrió en 2008. Desde entonces, no ha perdido ninguna elección y ha representado a cuatro partidos políticos distintos.

Cuando se acabaron los espacios en el camposanto, dice Morales, las personas comenzaron a enterrar a sus parientes en cementerios de aldeas cercanas. Al preguntarle por qué no se hizo esta obra antes para prevenir el colapso, lo justificó con “la falta de fondos. Hacer un cementerio es demasiado caro y juntar ese dinero es difícil. Ahorramos y ahora tenemos cómo pagarlo”.

Para este proyecto hay un presupuesto de Q3 millones. Durante la primera fase se edificarán las estructuras y en 2022 se trabajará en la iluminación jardines alrededor y ventanas en forma de cruz, como se lee en las bases. Tendrá espacio para 800 nichos nuevos.

El colapso ocurrió, continúa el jefe edil, por muertes normales. “Aquí nos afectó la pandemia, como a todos, pero gracias a Dios no nos ha quitado a muchos habitantes”. En el lugar Salud ha reportado 8 fallecidos a causa de la COVID-19.

La ciudad de los muertos

Para el arquitecto y especialista en conservación del patrimonio, José María Magaña, la solución de Quezaltepeque puede funcionar porque, al ser vertical, “evitaría el problema de la falta de espacio. Aun así, para estar bien hecha se deben analizar bien los planos actuales, la orientación de las futuras galerías y la resistencia de los cimientos”.

Además, sostiene, se debe procurar que la obra “no desentone” con el municipio. “Tienen una iglesia arquitectónicamente espléndida y es un pueblo rico en estructuras bien hechas. Debe concebirse como la ciudad de los muertos, donde los vecinos merecen enterrar a sus seres queridos con dignidad”.

El concurso aún no tiene ofertas de proveedores, pero se espera recibirlas el 3 de noviembre. Mientras tanto, los interesados pueden hacer visitas de campo para analizar el terreno, según la municipalidad.

Te sugerimos leer: La pandemia saturó el cementerio de La Libertad y ahora debe organizarse 

Noticias Relacionadas