Totonicapán inviste a la hija del pueblo por Q55 mil

02 noviembre 2022

La joven, tras ser seleccionada entre un grupo de mujeres elegidas por los comunitarios,  representa al municipio y su identidad durante un año.

La hija del pueblo, Madelyn Toyom, es originaria de Barraneché, Totonicapán. Foto: Totovisión Totonicapán.

Por Carmen Valle

La cabecera de Totonicapán eligió a su Umial Chuwi’miq’ina’ 2022-2023. Aunque la ceremonia corrió por cuenta de la alcaldía por Q55 mil, los vecinos propusieron a sus candidatas para convertirse en símbolo de la mujer totonicapense y las responsabilidades que este título trae consigo.

Umial Chuwi’miq’ina significa hija del pueblo y su elección es una de las actividades más esperadas por los vecinos, sobre todo después de dos años de suspensión a causa de la pandemia. Se lleva a cabo en los días anteriores al 29 de septiembre, cuando comienza la feria patronal, para que durante esos eventos ya se encuentre la nueva representante en funciones.

La persona seleccionada realiza durante ese año proyectos enfocados en las necesidades detectadas en su municipio. Estos los sufraga la comuna o la iniciativa privada y quien se encarga de hacer las gestiones para conseguir los fondos y lo necesario para ejecutar los planes es una comisión designada por el concejo. Este año, quien presidió el grupo fue el síndico II y el resto de integrantes eran trabajadoras municipales.

Cuando se acerca la fecha de elegir a una nueva soberana, esa comisión visita a cada cantón y aldea de Totonicapán para animar a los líderes a proponer a una mujer entre 16 y 20 años para el título. Cuando ellas se inscriben, se realizan actividades donde conviven y profundizan en el significado del puesto al que aspiran.

También acuden a un lugar sagrado para realizar una ceremonia maya “y por eso, la elección no dura un ratito nada más. Empieza a las 9:00 de la mañana y termina en la madrugada del día siguiente. Vienen también las representantes de otros municipios para presenciar el evento”, cuenta Luis Aldredo Herrera, el jefe edil.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address
Además de la corona, la soberana anterior inviste a la elegida con un chachal y las cintas propias de la indumentaria totonicapense. Foto: Totovisión Totonicapán.

Durante la tarde, cada aspirante se identifica ante el pueblo, luego las jóvenes presentan una estampa donde se refleje algo propio de Totonicapán (puede ser una costumbre o una tradición) y después pasan a una ronda de preguntas sobre temas importantes para la sociedad guatemalteca. Según su desempeño en estos aspectos, los jueces seleccionan a la nueva hija del pueblo.

Para integrar el jurado, la alcaldía invita a personas de otros municipios para evitar conflictos de intereses. Ellos evalúan el desarrollo de un tema de relevancia para la comunidad por parte de las candidatas, sus respuestas ante las preguntas y el dominio del idioma materno (k’iche’). Este año, por ejemplo, una de las juezas fue María Tuyuc, empresaria representante de emprendedores indígenas a nivel mundial.

El evento de la noche se realiza con pasarelas, escenarios y audio profesional, en lo cual se invirtieron Q45 mil, pagados a Edson Rivahi Rosales García. Él también fue el encargado de llevar las mesas para los jurados, contratar a los conductores con conocimiento de eventos mayas y k’iche’s, llevar marimba, montar la escenografía con elementos culturales propios de Totonicapán, proveer indumentaria regional para las jóvenes y 120 cenas para los asistentes. A Rosales también se le pagaron otros Q10 mil por el resto del montaje.

Tras elegir a la Umial Chuwi’miq’ina, las soberanas del resto de municipios de Totonicapán despiden a la anterior y se inviste a la nueva con una corona, chachal y cintas. Este año, quien obtuvo el título fue Madelyn Marina Toyom Canastuj.

Presentación de las candidatas en el teatro municipal de Totonicapán. Foto: SomostotoTV.

De acuerdo con la Academia de Lenguas Mayas, seleccionar a las hijas del pueblo en los municipios es una tradición antigua, pero cobró más relevancia después del conflicto armado. A partir de entonces, las aspirantes a nivel nacional comenzaron a denunciar los abusos cometidos durante la guerra interna y las injusticias, además de hacer saber, sobre todo a las mujeres, que no estaban solas en la lucha contra la pobreza, la explotación y el racismo.

Madelyn Toyom representará a la mujer totonicapense hasta septiembre de 2023. La elegida a nivel departamental como símbolo de todos los municipios es Santos Josefina Yax García.

Te sugerimos esta nota: Xelafer 2022, el feroz escrutinio en redes a reinas de belleza y un caso de discriminación