“Tengo que tener una mentalidad fuerte para salir adelante y sobresalir”

05 agosto 2016

Walter Domingo Yac Colop, de 21 años, de Cantel, Quetzaltenango, impuso el 18 de junio un récord centroamericano en la modalidad de 1,500 metros. Sueña con competir en los Juegos Olímpicos de 2020.

Walter Domingo Yac Colop entrenando en el Complejo Deportivo de Quetzaltenango previo a viajar a El Salvador para participar en una competencia. Foto: María José Longo
Walter Domingo Yac Colop en el Complejo Deportivo de Quetzaltenango previo a viajar a El Salvador para participar en una competencia. Foto: María José Longo

Por: María José Longo

MJL –¿Cómo se prepara para los Juegos Olímpicos 2020?
WDY–Esforzándome en los entrenamientos y en las competencias. Para cualquier fondista entrenar a una altura como la de Quetzaltenango es perfecto. Muchos corredores de talla internacional quisieran entrenar aquí. Por eso, buscamos competencias en lugares a nivel del mar porque corro mucho más rápido.

–¿Qué objetivos debe cumplir para tener un espacio en esa delegación?
–Hacer una marca establecida o por debajo en los tiempos impuestos. En mi caso para los 5 mil metros es de 13.25 minutos y en los 10 mil debe ser de 28 minutos. Mi marca, hoy, es de 14.46 minutos en la primera y 30 minutos en la segunda. Puede ser que uno lo consiga en 10 competencias seguidas o solo en una. Si lo logro, estaré en los Juegos Olímpicos.

–¿Qué tipo de sacrificios ha tenido que hacer para dedicarse al atletismo?
–He sacrificado mis estudios porque tenía que invertir tiempo en mi sueño, así como tiempo con amigos y familia con quienes no puedo compartir porque estoy preparándome para una buena participación en las competencias. Otro ha sido persistir a pesar de la falta de apoyo porque en muchas ocasiones nos quedamos sin implementos deportivos, suplementos alimenticios o vitaminas. Esto provoca que uno se quede en un mismo nivel y no avance, o se puede provocar una lesión porque el nivel para Juegos Olímpicos requiere cierta alimentación y preparación.

–¿Cuánto más está dispuesto a sacrificar?
–Todo porque cuando se lucha por un sueño uno tiene que sacrificarlo todo, principalmente las cosas que nos alejan del objetivo. Estoy decidido a enfocarme en lo que quiero y no desviarme del camino.

–¿Qué tipo de apoyo ha tenido por parte de los vecinos de Cantel?
–Moral. Cuando salgo de mi casa o al regresar a ella hay personas que me saludan, a veces estoy cansado y me dicen: “vamos ánimo, está cerca de lograrlo”, esto ha sido mportante y también me recuerda donde estoy, de donde salí y hacia donde quiero ir. Todo esto es parte de mi motivación para ganar las competencias. En el área rural lo principal es trabajar y dejan el estudio en segundo plano. Imagínese el deporte está en un plano más bajo.

–¿Y la Federación Nacional de Atletismo?
–No ha sido mucho apoyo. Cuando regresé de Colombia en 2013 había ganado una medalla Panamericana y pensé que las cosas iban a cambiar porque era la primera en esta modalidad en la historia de Guatemala, pero no fue así.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

–¿Cómo le perjudica?
–Entristece y desmotiva, pero a pesar de eso necesito una mentalidad fuerte para salir adelante y sobresalir. En la federación existen muchas Injusticias porque hay competidores que no tienen el nivel para participar en competencias, pero les dan ciertas oportunidades que nos niegan a quienes tenemos el nivel. Con el tiempo que impuse en El Salvador me abrí puertas para los Juegos Panamericanos. Espero que estando cerca no se me cierren y me den la oportunidad de trascender.

–¿Cuál fue la mejor lección que le dejo la lesión en la rodilla y tobillo que tuvo en 2014?
–Apreciar mis entrenamientos y dar lo mejor de mí en cada uno y en cada competencia. Ser profesional y disciplinado. Saber que hay cosas que no debo hacer porque me puede perjudicar en la preparación. Ser más responsable y cuidarme más.

–¿Qué tipo de vínculos tiene con otros jóvenes atletas de Cantel?
–No ha sido tanta la convivencia. He compartido con muy pocos porque he estado enfocado en entrenar y no me da tiempo de socializar.

–¿Cuánto talento adicional hay en Cantel que pueda destacar en el atletismo?
–En todos lados hay talento, pero con límites debido a la falta de apoyo. En Cantel hace unos años iba a trascender Alan Colop, un atleta que sería elite nacional y centroaméricano ,pero por causas económicas no continuó. Tenía que trabajar porque de lo contrario no comía y dejó de entrenar.

–¿Cómo ha influido su familia en su decisión de dedicarse al atletismo?
–Ha influido de gran manera, junto a mi entrenador, Dios y la asociación han sido mis mejores patrocinadores porque me apoyan económica y moralmente. Llegar a los Juegos Olímpicos 2020 es más que un gran sueño. Es que ellos me vean triunfar. Además mi familia es muy activa en el deporte. Tuve un tío que fue deportista élite a nivel Guatemala. Desde los cinco años me motivaron a correr. A los 10 años llegué a hacer 18 kilómetros y, ya de adolescente entre 20 y 30.

 ***

Esta nota es producto del Diplomado «Periodismo, Fiscalización y Transparencia» que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el IRI  otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al apoyo del pueblo estadounidense).