Salud requiere 410 días para administrar dosis que vencerán en 37

23 febrero 2022

Los biológicos anticovid en el país caducarán a más tardar en junio de 2022. Entre ellos hay 2 millones de Sputnik V, cuyo ritmo de administración es más lento en comparación con las demás marcas.

 Los últimos lotes de Sputnik V llegaron a Guatemala el 29 y 30 de diciembre de 2021. Se requirieron 20 embarques para completar las entregas acordadas con Rusia. Foto: ministerio de Salud.

Por Carmen Maldonado Valle

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) reporta 1.8 millones de dosis de Sputnik V próximas a caducar el 28 de febrero de 2022. Aun así, no es el único lote cuya vida útil acabará pronto, pues hay otras 2 millones 992 mil 900 cuya fecha de vencimiento es el 31 de marzo de este año.

Al ritmo de vacunación seguido desde el 1 de enero, la cartera administra 80 mil 889 dosis diarias de todas las farmacéuticas, pero de estas, solo 7 mil 282 son de cualquiera de los componentes de Sputnik V. Si esta velocidad continúa, necesitaría en promedio 410 días para inyectar los viales a vencer, pero para su fecha de caducidad faltan 37.

Guatemala compró al fondo ruso ocho millones de dosis de Sputnik V. Tras nueve meses desde la llegada de esta marca, aún no se inyectan 4 millones 974 mil 278, según cifras del ministerio. “Al principio muchos la buscaban por su efectividad, pero cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró no aceptarla, los números bajaron. Pasó lo mismo cuando Estados Unidos no la incluyó entre la lista de vacunas admitidas para entrar”, sostiene la jefa de prensa del MSPAS, Susana Roca.

De hecho, Salud registra cuatro departamentos con mayor rezago en cuanto a aplicación de segundas dosis y tres de ellos tienen alto flujo migratorio, a decir de la Organización de Naciones Unidas. En Huehuetenango, 25 de cada 100 personas con Sputnik V no acuden a completar su esquema; en Quiché, 28; y en San Marcos, 37.

“Puede haber desconfianza respecto a esta marca por no ser aceptada por la OMS, pero esta evidentemente va a imperar si el ministerio no contrarresta los rumores. Las vacunas vinieron en mayo, pero las campañas sobre la seguridad de Sputnik empiezan hasta ahora”, sostiene la extitular de Salud, Lucrecia Hernández Mack.

Roca, en tanto, admite una pasividad en las estrategias de comunicación del MSPAS, pero asegura que la entidad está en planificación de una nueva para fomentar la inmunización, sobre todo en áreas alejadas de las cabeceras departamentales.

El plan de emergencia

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) asesora a Salud y fue quien detectó dónde están los rezagos en la inmunización ante el coronavirus. A partir de estos hallazgos, la institución comenzó a vacunar en escuelas y a cambiar los mensajes respecto al biológico.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

Para no desperdiciar los viales próximos a vencer, añade Roca, USAID estudió los lugares donde hay más ciudades con pocos vacunados, pero con menor rechazo a su aplicación. La Agencia determinó dos razones por las cuales es posible inyectar más dosis en menos tiempo: las barreras culturales son menores y la mayor parte de la población habla español.

Los departamentos donde se intensificará la inmunización de forma urgente serán Jutiapa, El Progreso, Santa Rosa, Escuintla, Zacapa, Chiquimula, Jalapa y Suchitepéquez, Guatemala y Sacatepéquez. En los primeros siete, menos de la mitad de los habitantes con una dosis acude por la segunda. Además, sostiene USAID, estos son lugares con más riesgo de contagio de COVID-19 porque tienen mayor concentración de poblacional.

Para evitar la caducidad de las vacunas en marzo, la cartera requeriría aumentar 12 veces la cantidad de dosis de Sputnik V que por ahora inyecta en promedio. Al preguntar a Roca qué harán si no se logra esta meta, aseguró la existencia de un protocolo de descarte de los frascos no útiles.

De hecho, este está vigente desde el 11 de abril de 2011 y es el mismo utilizado para regular el destino de medicamentos o vacunas de cualquier tipo si caducan. Este obliga al personal de salud a elaborar un acta donde especifique el tipo de fármaco, lote, costo, fecha de vencimiento y demás datos relevantes sobre él. Tras ello se destruye, aunque en el caso de los biológicos anticovid habrá una excepción, pues se conservarán para ser sujetos a auditorías.

Salud reporta un saldo de 9 millones 34 mil 430 dosis de inmunizantes ante coronavirus de todas las marcas disponibles en Guatemala. De estos, 1 millón 82 mil 858 de Sputnik V vencerán en febrero, 2 millones 992 mil 900 de la misma marca en marzo y otros 898 mil 520 en abril.

Respecto a Moderna, 2 mil 860 dosis caducarán en marzo y otras 2 millones 251 mil 720 en abril. Durante ese mes también acabará la vida útil de 846 mil 950 de AstraZeneca.

Las últimas en vencer son de Pfizer, cuyo uso a la fecha se prioriza para adolescentes y embarazadas. En el país hay 958 mil 622 biológicos disponibles de esta farmacéutica y todos vencen el 30 de junio.

Te recomendamos leer esta nota: De cada 100 centros educativos, 83 no tienen sanitarios para los alumnos