Salud desconoce cuándo llegarán las vacunas a todos los municipios

11 mayo 2021

La distribución está a cargo de las áreas de salud y estas se encuentran en las cabeceras departamentales, en su mayoría. Hay certeza sobre cuándo se reciben las dosis, pero no de cómo se envían al resto de los municipios.

Uno de los camiones del ministerio de Salud que transporta vacunas hacia San Marcos. Foto: ministerio de Salud.

Por Carmen Maldonado Valle

Según el departamento de comunicación social del ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), cada vez que ingresan vacunas a Guatemala tardan un máximo de cinco días en llegar a las 29 áreas de salud. “Desde allí coordinan la distribución a cada municipio”, dice el portavoz interino, Pedro Muñoz, pero no existe un control sobre cuándo o cómo harán esos envíos.

“El director de cada área es el responsable de compartir las dosis a cada hospital y centro de vacunación”, añade. Al cuestionarlo sobre cómo se controla esa labor, dijo que el viceministerio de atención primaria se encarga de ello, pero no hay fechas exactas de supervisión.

Pero, “mentiríamos si dijéramos que las vacunas están en todos los lugares del país”, dice Zulma Calderón, defensora de salud del Procurador de los Derechos Humanos. Su equipo ha inspeccionado el acceso al fármaco desde el inicio de la segunda fase. “Hay lugares, sobre todo en los departamentos, donde no cuentan con refrigeración porque ni siquiera hay electricidad, pero tampoco se les ofrece opciones para acceder a las vacunas”, añade.

En efecto, Muñoz coincide con que las dosis se distribuyen en aquellos lugares con condiciones de almacenamiento idóneas. Sputnik V requiere una refrigeración de -18°C, mientras AstraZeneca puede reservarse en neveras normales con una temperatura de 2 a 8°C, como indica la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS).

El departamento de comunicación del MSPAS afirma que todas las áreas de salud tienen la cadena de frío requerida por la vacuna. Aun así, al cuestionarlo sobre si cada uno de los municipios contenidos en un área de salud reúne estas condiciones, no lo pudo precisar. 

La cartera reporta la aplicación de la primera dosis a personas en todos los municipios. Calderón duda de ello porque en la citación del 9 de mayo en el Congreso, escuchó al personal de Salud admitir que su meta era inaugurar 103 puestos de vacunación, pero solo abrió 86.

Los registros se hacen por el lugar donde se vacunaron, no de procedencia. “Es más creíble decir que esos vacunados provienen de todos los municipios, porque sabemos que en Huehuetenango y Quiché algunas personas se desplazan por más de 50 kilómetros para inmunizarse en las áreas urbanas”, dice. “Se evalúan alternativas para llegar a los lugares más lejanos”, sostiene el vocero, pero aún no cuentan con equipos de refrigeración.

El 28 de abril el embajador de Japón, Yamamoto Tsuyoshi, anunció la donación de versiones portátiles para transportar el fármaco a zonas donde la electricidad es inestable. Sin embargo, todavía no se tiene fecha para el ingreso de estos al país.

“Nuestra vacunación es excluyente”

A decir de Zulma Calderón, la falta de vacunas en cada municipio afecta, sobre todo, a los adultos mayores. “Quienes viven en sitios remotos deben llegar a las cabeceras para inyectarse cuando debería ser al revés. ¿Dónde dejan a los que no tienen quién los lleve o incluso quién los registre? Nuestra estrategia de vacunación es excluyente”, asevera.

El 3 de mayo la titular del MSPAS, Amelia Flores, dijo que para registrar a más personas, las inscripciones se podrían realizar en los centros de salud, los cuales tienen presencia en todos los municipios del país, pero en las inspecciones realizadas por Calderón a estos establecimientos determinó que aún no se lleva a cabo esta tarea.

La fase actual de inmunización está dirigida a personas de 70 años o más. Según el Censo 2018, en ese entonces Guatemala tenía 618 mil 686 adultos en ese grupo. Salud, sin embargo, solo tiene 250 mil dosis disponibles para ellos.

Según Flores, se espera la llegada de un nuevo lote de Sputnik V a finales de esta semana, pero no hay certeza sobre cuántas dosis ingresarán. Durante una citación en el Congreso de la República reconoció el ritmo lento de inoculación a adultos mayores, ya que en promedio se vacunan 1 mil personas diarias. Aunque el retraso también se da porque algunas personas faltan a sus citas.

“Con una simple división podemos calcular que tardaríamos dos años en llegar a cada anciano del país si seguimos a este paso”, dice Calderón. Flores, por su parte, aún no sabe en cuánto tiempo se completará la fase dos de vacunación.

Te sugerimos este tema: Salud publica documentos de primera compra de vacuna con COVAX

Noticias Relacionadas