Periodista Oswaldo Ical sufre nueva agresión en Quiché

29 noviembre 2016

El comunicador, quien trabaja en el departamento de Quiché, fue agredido el lunes por la noche, cuando realizaba su trabajo de reportería en Chicamán.

Oswaldo Ical se desempeña como periodista en el departamento de Quiché. Ha sido víctima de agresiones por su labor. (Foto: Nómada)
Oswaldo Ical se desempeña como periodista en el departamento de Quiché. Ha sido víctima de agresiones por su labor. (Foto: Nómada)

El lunes 28 de noviembre, mientras trabajaba una nota informativa en Chicamán, Quiché, el periodista Oswaldo Ical Jom fue agredido físicamente por un grupo de hombres que estaría respondiendo a órdenes de un integrante de la corporación municipal. Se trata del síndico segundo, Alfonso Jom Morán, electo por el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), quien habría ordenado que se agrediera a Ical para evitar que continuara indagando sobre los temas de esa municipalidad.

El periodista, quien desde hace dos años busca justicia por las agresiones y tortura que vivió cuando investigaba un secuestro en Uspantán, Quiché, vuelve a ser blanco de intimidaciones por su labor. A lo largo de estos procesos ha tenido el acompañamiento del Centro de Acción Legal en Derechos Humanos (Caldh) y del Procurador de los Derechos Humanos (PDH).

El PDH confirmó que se trasladó la denuncia y se solicitaron ya las medidas cautelares a favor de Ical.

Esteban Celada, abogado de Caldh y quien acompaña el caso de Ical, señaló que se trata de una nueva agresión que busca silenciar la labor periodística de Ical, y que podría estar relacionada con el caso por el cual ya se enfrenta un juicio. El abogado narró cómo el periodista Ical fue sorprendido y agredido, causándole lesiones severas.

“Estaba realizando una nota periodística, cuando los hombres lo sorprendieron y agredieron fuertemente. En este momento estamos en el proceso de documentar su estado ante la PDH, la Policía Nacional Civil (PNC) y la Unidad de Protección de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos (Udefegua). El periodista Oswaldo Ical deberá ser evaluado por el Inacif y se ha solicitado la protección que corresponde”.

[perfectpullquote align=”right” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””] [perfectpullquote align=”right” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]”Por su seguridad, hemos solicitado que se le evalúe y se recupere fuera de un hospital. Tememos por su integridad”.[/perfectpullquote]

– Esteban Celada, abogado de Caldh [/perfectpullquote]

 

La lucha en busca de justicia

Oswaldo Ical lleva a cabo su labor periodística en Quiché. (Foto: Nómada)
Oswaldo Ical lleva a cabo su labor periodística en Quiché. (Foto: Nómada)

En agosto de 2004, Oswaldo Ical investigaba el secuestro de una niña en la aldea Santa María Cotoxac, Uspantán, Quiché, cuando un grupo de hombres armados que se hacía llamar “seguridad comunitaria”, lo capturó y torturó.

Su caso fue abordado por el medio digital Nómada en el reportaje “Cubrir un secuestro y terminar secuestrado”.

Los líderes de esa agresión fueron los hermanos Antonio y Diego Itzep, el primero alcalde auxiliar de Uspantán, y el segundo presidente del Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode). Ellos aseguraban que el periodista era uno de los secuestradores y debía pagar por su delito.

La Oficina Nacional De Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes confirmó que Ical fuer torturado, pero el periodista ha tenido que librar una larga batalla legal ya que el juez Mario Calderón Salazar determinó que no aplicaba el delito de tortura y emitió opinión acerca de ello, por lo que fue recusado.

El caso se reactivará en 2017 y la nueva jueza, Alma Lissette Herrera Girón, determinará si admite el delito de tortura. Esto implicaría que el debate podría trasladarse desde el Tribunal de Sentencia Penal de Quiché a los Juzgados de Mayor Riesgo de la capital.

Su abogado defensor indicó que serán las autoridades las que establezcan si esta nueva agresión contra Ical, está relacionada con el mismo caso que ya enfrenta juicio y lo que es más importante, deberán velar por que se garantice su seguridad.

 

 

 

 

Noticias Relacionadas