Hay menos establecimientos educativos y aun así aumentan los que no tienen agua

15 febrero 2024

Para enero de 2022 y de 2023, uno de cada diez centros escolares tenía saneamiento deficiente. Llegó 2024 y, aunque varios establecimientos cerraron, la cifra aún no disminuye.

Escuela en San Pedro Carchá, el municipio con más centros escolares sin agua potable a nivel nacional. Foto: Alejandro Teyul.

Por Carmen Valle

Para enero de 2023 Guatemala tenía 52 mil 406 colegios, escuelas oficiales y municipales, e institutos por cooperativa. Uno de cada diez no tenía acceso a agua ni otras opciones de saneamiento, como los baños. Pasó un año más y la cifra sigue.

Hasta enero de 2024 se registraron 51 mil 138 centros escolares de todo tipo, de los cuales 5 mil 753 no cuentan con agua potable. La mayoría son escuelas públicas: 5 mil 501. En tanto, hay 130 colegios, 53 institutos municipales y 69 por cooperativa en estas condiciones.

El déficit de saneamiento no recae solo en el sector oficial o en la falta de agua, pues de los 17 mil 170 establecimientos sin sanitario, 13 mil 673 son instituciones privadas. Estas también ocupan el segundo puesto, después de las escuelas, con falta de drenajes, porque 15 mil 807 no los tienen.

La nota que publicamos en 2023: Guatemala arranca el año con más escuelas sin agua

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el saneamiento en las escuelas incide en la calidad de vida y la salud de los alumnos, sobre todo en países donde prevalece la mortalidad por diarrea, la cual puede deberse al consumo de agua contaminada. De los cuatro países con mayor porcentaje de muertes por esta causa en menores de cinco años, Guatemala ocupa el segundo lugar. 

Además, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), determinó que la falta de saneamiento en las escuelas de Guatemala redujo las oportunidades educativas de los alumnos en 2021. Ese año comenzaron a abrirse centros escolares tras el aislamiento por el COVID-19, pero 9 mil 900 escuelas no contaban con condiciones para mantener la higiene y eso restó la posibilidad de ir a clases presenciales a 930 mil alumnos.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

De acuerdo con Verónica Spross, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), el déficit de saneamiento puede impactar en la deserción escolar, sobre todo en niñas y adolescentes, porque no tienen dónde evacuar y esto resulta más difícil cuando tienen el período menstrual. Aun así, no es el único aspecto donde estas condiciones afectan.

“Sin agua, no siempre puede prepararse de forma adecuada la refacción escolar y eso arriesga la salud de los estudiantes. También hay casos donde los niños no van al baño en todo el día porque para hacerlo deben caminar hasta su casa”, explica la investigadora. A su criterio, este problema lo evidencian los centros educativos, pero suele afectar a toda la comunidad.

Por si te perdiste nuestro especial: Agua que no has de beber

Al preguntar al ministerio de Educación si durante esta administración planea mejorar estas condiciones en las escuelas, dijo que sí, aunque solo en cuanto la ley se lo permita, pues quien tiene una unidad específica para programar reparaciones grandes en estos edificios es el ministerio de Comunicaciones. 

Se solicitó una entrevista con la titular de Educación, Anabella Giracca, o cualquier otro funcionario con responsabilidades relacionadas con el tema, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta.

En tanto, las clases en el sector oficial iniciarán el 19 de febrero de 2024, según el acuerdo ministerial 3902-2023.

Foto del avatar

Por Mirja Valdés

Quetzalteca que estudió Técnico en Periodismo y Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad de San Carlos. Reportera y editora en varios medios.

Me gusta lo que hago. También los gatos 🐈.

Foto del avatar

Mirja Valdés

Quetzalteca que estudió Técnico en Periodismo y Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad de San Carlos. Reportera y editora en varios medios. Me gusta lo que hago. También los gatos 🐈.

Noticias relacionadas