Electores podrían “pecar de abstencionismo”

08 agosto 2019

Centros de votación que albergó la Universidad de San Carlos son reubicados.

Coordinadores del Centro de votación visitaron la Escuela para niñas “República de Colombia”. Foto: Patricia Ramírez

 

Por Patricia Ramírez

 

Los centros de votación que en la primera vuelta se ubicaron en el campus central y otras dependencias de la Universidad de San Carlos, cerrados desde el 31 de julio por estudiantes y sindicalistas, han sido reubicados. Sin embargo, existe temor porque los electores no se presenten a las urnas y “pequen de abstencionismo”.

Ese podría ser el caso de quienes les correspondía votar en el Centro Universitario Metropolitano (CUM) zona 11, que ahora tendrán que caminar dos cuadras hacia el sur y dirigirse a la Escuela para niñas República de Colombia, ubicada en la 13 calle 11-00, zona 11.

“En la primera vuelta, apenas logramos un 35% de electores y ahora con el cambio de escenario, por el cierre del CUM, ese porcentaje podría aumentar”, comentó Luis Orellana, encargado de la mesa electoral.

“Deseamos que eso no suceda, que no pequen de abstencionismo, pero la incertidumbre existe. Aún así, invitamos a la ciudadanía para que venga a cumplir con su deber cívico”. Agregó que el domingo en las afueras del CUM, habrá personal encargado de orientar a las personas que no se enteraron del cambio de sede.

Por su parte, Julio Solórzano, presidente del Tribunal Supremo Electoral, es optimista sobre ese tema y confía que la ciudadanía que le correspondería votar en el CUM, “ lo hagan masivamente en la Escuela República de Colombia”.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

Hugo Maul, vicepresidente de la Junta Electoral, descartó el abstencionismo en esos lugares. “Estaremos promoviendo la reubicación de esos centros de electores y los invitamos para que al igual que en la primera vuelta lleguen a las urnas”, refirió.

 

Un kilómetro a la redonda

 

El cambio de sede es tarea de la Junta electoral del distrito central. “El único requisito era que las sedes sustitutas se localizaran en una distancia no menor a un kilometro a la redonda del lugar original», explicó Luis Orellana.

Por esa razón, muchos de los centros de votación compartirán espacio, como el caso de la Escuela República de Colombia de la zona 11, “ellos tienen 14 mesas y nosotros (CUM) 15, el espacio es amplio y cómodo para quienes vengan a emitir su sufragio”, agregó.

La Escuela de Formación de Profesores de Enseñanza Media (EFPEM), centro de votación del campus de central de la Usac fue trasladado al Colegio Bilingüe IMPC, una cuadra hacía el norte de la Avenida Petapa, entre la 30 y 31 calle, zona 12 .

“La sede de la EFPEM fue la más difícil de reasignar, porque en este sector, no hay muchos escenarios con los requisitos establecidos. Pero hablaron con las autoridades del IMPC, y ellos dieron el espacio”, dijo un funcionario de ese colegio que prefirió el anonimato.

El Grupo Escolar Centroamericano Número 1, 10 calle, 2-37, zona 1, acogerá al centro de votación del Paraninfo Universitario. El parqueo de la Procuraduría General de Nación (15 Avenida 9-69, zona 13) es ahora sede del centro de votación que en la primera vuelta albergó al Club Los Arcos.

No solo los tres escenarios electorales de la Usac fueron trasladados a otro sitio, explicó la magistrada del TSE, María Eugenia Mijangos. “Las juntas electorales, tanto del distrito central como departamental, se vieron en la necesidad de mover 70 centros de votación en 16 departamentos. Hay, muchos factores, pero prevaleció el tema de conflictividad en el área rural”.


«Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo Político y Electoral” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el Instituto Republicano Internacional (IRI) otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense.) Los puntos de vista y opiniones expresados en esta nota son de los autores y no necesariamente reflejan la política oficial de USAID o del gobierno de los Estados Unidos”.