El paso a desnivel de Q8.6 millones en Quetzaltenango y un solo oferente

22 febrero 2021

La constructora Edifika deberá entregar en diez meses la obra, tiempo que corre a partir de la firma del contrato en diciembre pasado.

Los trabajos para este paso a desnivel durarán 10 meses, según el contrato suscrito. Foto: María Bautista.

Por María Bautista

En la 19 avenida y 9a. calle de la zona 3 de la cabecera de Quetzaltenango se observan los trabajos para un paso a desnivel. A partir del 9 de diciembre, cuando se suscribió el contrato con la constructora Edifika se contarán 10 meses para concluirlo.

La comuna le pagará Q8 millones 675 mil a la única postulante al igual que en 17 cotizaciones de las 22 en las que participó en 2020, todas con municipalidades. Edifika es propiedad de Luis Carlos Roldán Sosa, según Guatecompras (NOG 13252275).

La junta de licitación de Quetzaltenango le otorgó 77 puntos (de 100) de calificación para adjudicarle la obra.

La empresa participa en concursos de alcaldías y ministerios desde 2013, sobre todo de las comunas de Momostenango, Totonicapán, donde recibió 17  adjudicaciones en ocho años. En el mismo período de tiempo, también de Salcajá y Olintepeque, 15 en cada una.

Con frecuencia trabaja obras para ciertas municipalidades por la cercanía de su perímetro, aseguró Roldán Sosa. Desconoce porque en algunas licitaciones y cotizaciones es el único oferente. “Les damos seguimiento a las municipalidad en Guatecompras”, indicó.

Hasta ahora no había ofertado en la cabecera de Quetzaltenango porque “habíamos escuchado que era muy burocrático el proceso, ahora ha sido muy ágil para nosotros y estamos muy contentos con cómo agilizaron nuestra papelería. Incluso el anticipo salió rápido, eso nos beneficia y también a la obra”, agregó.

Los dos proyectos más altos que obtuvo el año pasado son la construcción de este paso a desnivel y el mantenimiento de la red vial que le otorgó Covial por Q8 millones 718 mil.

Ha ganado concursos para construir fosas sépticas, levantamientos topográficos, mejoramiento de caminos, sistemas de alcantarillado, pintar fachadas y construcción de escuelas. También proveyeron materiales de construcción para proyectos de producción porcina o aves.

¿Mal diseñado?

El 14 de diciembre de 2020  el alcalde, Juan Fernando López, celebró el inicio de la obra. Al finalizar los actos protocolarios se acercaron vecinos que cuestionaron la planificación del proyecto: No se tomó en cuenta un desnivel cerca de ahí y los vehículos toparán contra un paredón pequeño.  “Solo trasladará el problema del caos vehicular a otro sector”, le dijeron.

“A nosotros nunca se nos presentó el plan del proyecto completo, ¿cómo van a poner una primera piedra sin saber que harán en la otra avenida? Queremos que nos dé la cara (el alcalde) y nos responda las preguntas”, le increpó Miriela Velásquez al jefe edil antes de retirarse del lugar. 

La Dirección Municipal de Planificación informó que cuando el paso a desnivel esté al 60 por ciento de avance, se construirá una rampa en la 17 avenida para eliminar el obstáculo que tendrían los vehículos que se conducen de oriente a occidente.  “Es un importante paso a desnivel que tendrá el desfogue del 25 por ciento de vehículos. Será un proyecto emblemático. Estamos haciendo nuestro esfuerzo por hacer realidad estos sueños”, justificó el alcalde López.

Solución a corto plazo

Con la pandemia se promovió el uso de la bicicleta como medio de transporte, o caminar, sin embargo el nuevo paso a desnivel no contempla una ciclovía o pasos peatonales.

De acuerdo con la Policía Municipal de Tránsito (PMT) de Quetzaltenango, el parque vehicular es de 174 mil vehículos más otros (no precisa cuántos) que ingresan de visita.

Marco Chávez, director de la organización Urban Lab GT, cuestionó que este paso a desnivel es una solución efímera y no a largo plazo, que incentiva el modelo de movilidad vehículo particular y al final esas vías “tarde o temprano” se van a congestionar.

“Es un tema a ver desde varios aspectos. El primero es desde el congestionamiento, el más común. Las soluciones viales de proyectos de alto impacto muchas veces están pensadas para atacar el efecto, el congestionamiento, pero no el problema, que es el modelo de movilidad”, explicó el arquitecto y experto en urbanismo.

Sugiere atender el problema de forma integral, por medio de un transporte público eficiente, modelos de movilidad alternativos como ciclovías y áreas peatonales.

El municipio está bien diagnosticado, asegura, con insumos engavetados en la municipalidad, como el Plan de Acción Xelajú Sostenible 2015.

También puedes leer: Capturan a gerente y subgerente de la Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango

Noticias Relacionadas