Chichicastenango invertirá Q2.6 millones en extracción de basura callejera en 2021

15 febrero 2021

Según la municipalidad, los vecinos dejan sus desechos en la acera y si no se contrata a alguien para retirarla, los tragantes colapsarán cuando llegue la lluvia.

Basura esparcida en las calles de Chichicastenango, que ahora recogerá la compañía contratada por la alcaldía. Foto: Facebook Canal 4 Chichicastenango.


Por Carmen Maldonado Valle

La alcaldía de Santo Tomás Chichicastenango, Quiché, adjudicó un concurso por Q2 millones 695 mil 882 para que una compañía de ingenieros recoja la basura del casco urbano, escuelas y edificios municipales.

Para llevar a cabo la tarea, el 18 de diciembre de 2020 se contrató a Ingeniería Total, representada por Andrés Pérez, proveedora del Estado desde 2008. Desde entonces le ha facturado Q57 millones 881 mil, en 2020 trabajó con el ministerio de Comunicaciones y varias comunas de Quiché. Pero este de recolección de desechos en ese municipio es su contrato más alto.

Según el dictamen técnico es necesario que una empresa privada se encargue de recoger los residuos de las calles porque cada año tapan el alcantarillado cuando llueve. “Es peligroso para los transeúntes, además de afectar el tránsito”, se lee en este.

Otro motivo para contratar a la compañía es que la “deficiente recolección y el inadecuado destino final que dan las familias a su basura”, señala el documento, lo que podría provocar enfermedades. “El 60 por ciento de los niños menores de diez años padece enfermedades bacteriológicas estomacales, por no tener una higiene adecuada. Mientras, los adultos de 40 años en adelante sufren infecciones en las vías respiratorias”, añade.

Te recordamos esta nota: Alcaldía otorga contrato del programa “Xela Limpia” por Q3 millones

La comuna colocó recipientes para que los peatones tengan donde depositar su basura, pero sin mucho éxito hasta ahora, lamenta Erwin Morales, director de planificación de la alcaldía. “Los toneles siempre estaban llenos o rebalsados con los desechos de vecinos que no querían pagar por el servicio”.

La empresa se encarga de llevar los desechos recolectados a un vertedero municipal. Por el momento. “No hay nada más que podamos hacer porque aquí no multamos a la gente por ensuciar. Hemos considerado que se autoricen las sanciones, pero aún no tenemos fecha para eso”, añade Morales.

Esta no es la primera vez que la municipalidad contrata a alguien para encargarse de recoger los desperdicios en la vía pública todo el año: en 2018 gastó Q779 mil para ello, en 2019 invirtió Q584 mil 250 y el siguiente año, Q1 millón 566 mil 348.

Para Marvin Flores, analista de Acción Ciudadana, contratar este servicio no es rentable porque no va a traer beneficios a largo plazo para el municipio. “El alcalde debería invertir en su capital humano con becas o apoyando a pequeñas empresas”, propone. A futuro estas podrían traducirse en más emprendedores que paguen arbitrios a la municipalidad.

Añade que, “por lo general las municipalidades invierten en ornato porque es visible y así quedan bien, pero deben pensar en las ventajas que pueden traer otras inversiones aunque no sean inmediatas”. La comuna no tiene programas para educar a sus vecinos en el tema de limpieza.

“Chichi”, para abreviar

Santo Tomás Chichicastenango, más conocido como “Chichi”, se encuentra está a 145 kilómetros de la capital. Hasta diciembre de 2020, los registros del Centro de Atención Permanente detallaban que el municipio tenía 6 mil 619 habitantes, los cuales serían beneficiados por la contratación para recoger y trasladar los desechos de las aceras.

Cuatro de cada diez hogares acceden al agua a través de tuberías dentro de su casa, según el censo 2018. Además, el índice de competitividad local elaborado por la Fundación para el Desarrollo (FUNDESA) lo sitúa en el puesto 328 de 340 municipios, con el 35 por ciento de avances en factores como salud, mercado laboral y otros aspectos que contribuyen a la productividad de Guatemala.

El dictamen técnico de la comuna publicado en Guatecompras, explica que a raíz de la concentración de basura en la calle “se ha prdido el  atractivo turístico, significando pérdidas económicas para las personas dedicadas comercializar productos artesanales”.

Por ello, el director de planificación estima que al tener un municipio limpio, las ganancias representarán 50 por ciento más de lo que se gastará en contratar a los recolectores de desechos.

Noticias Relacionadas