Capítulo III: Los mercados de Quetzaltenango son un reflejo del municipio

05 agosto 2019

Crecen de manera desordenada. Quien intente organizar esa parte del municipio le tocará conversar con 16 sindicatos. Esta es la situación de los mercados de la ciudad altense.

La actual administración realizó un censo de ventas en los cinco mercado, el alcalde Grijalva ve en este las bases para realizar cambios a futuro. Foto: Shirlie Rodríguez.

 

Por Shirlie Rodríguez / Stereo100

 

La cabecera de Quetzaltenango es lugar de compras al por menor y mayor para vecinos locales, de municipios y departamentos cercanos. Las alertas de la corrupción también se escuchan en sus cincos mercados, parte importante de la economía de Xela:

 

  1. La Terminal Minerva

  2. La Democracia

  3. Los Trigales

  4. Las Flores

  5. Centro Comercial zona 1

 

Fabiola Ávila, concejal sexta del partido Encuentro por Guatemala, explica que durante los tres años en la comuna ha evidenciado anomalías y actos de corrupción, cuando integró la Comisión de Abastos.

Tuvo a la vista decenas de quejas de arrendatarios despojados después de 20 años en el lugar, por otros inquilinos que aseguraban haber pagado por el mismo espacio. “Lastimosamente quedó en quejas porque las personas temían repercusiones si los denunciaban al Ministerio Público, por lo tanto ninguna ha trascendido”, comenta.

Existen 16 sindicatos en los mercados cuyos integrantes realizan cobros ilegales a los arrendatarios y vendedores informales, lo cual explica por qué el dinero no llega completo a la municipalidad, dice Roberto Escobar, director de Abastos. Informó al Concejo Municipal que de los Q14 millones que deberían llegar a las arcas municipales, solo obtienen Q8 millones.

Lo explica así: Abastos realizó un censo donde contaron a 1 mil 041 comerciantes informales en el mercado La Democracia. Si cada uno paga Q5 diarios, al mes serían alrededor de Q156 mil, pero el dinero no ingresa a la municipalidad. Hay indicios de que existen personas fuera de la comuna que realizan cobros de forma ilegal. Y este es solo uno de los cinco mercados.

Otros grupos ejercen la violencia para evitar los cambios y el ordenamiento. El parque Benito Juárez, invadido por ventas informales, no fue tomado en cuenta para la recuperación de espacios debido a amenazas de muerte a los encargados del proyecto. Eligieron perder esa área pública antes que perder la vida.

Los mercados son un reflejo de la ciudad altense, crecen desordenados sin que nadie pueda hacer algo. El último en intentarlo hace 16 años fue el exalcade Quemé Chay, sin mucho éxito, por cierto.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

 

Y ahora, ¿quién podrá defendernos?

 

Los cambios en el municipio son posibles con voluntad política y reglas claras, coinciden analistas consultados.

El criminólogo Carlos Martínez comienza por pedir que no se incluya entre los malhechores a todos los transportistas, hay quienes luchan por sobrevivir a la delincuencia, dice. Pero también advierte que los pandilleros podrían estar comprando autorizaciones para operar como dueños de los buses. “Los controles de la PMT de Xela son muy simples y no cuentan con el personal capacitado para hacerlo. Es necesario que las nuevas autoridades retomen proyectos para el mejoramiento del transporte”.

Por ahora no hay liderazgo en la municipalidad ni reglas claras para controlar el transporte colectivo, tampoco incentivos para que los empresarios presten un mejor servicio. Pero hay herramientas para hacerlo, señala el urbanista Josué Sazo, el Plan de Ordenamiento Territorial (POT). El transporte público de calidad debe ser la prioridad y expandirlo a la “Metrópoli de Los Altos”, lo cual incluye a municipios vecinos, dice.

En cuanto al sindicato de la comuna, se fortaleció desde la administración de Mito Barrientos y no ha sido de beneficio al municipio, menciona el antropólogo Ignacio Camey. ¿Qué camino tomar?, el de sentarse a negociar. “Pero deben tener claro que los salarios salen del pueblo y aunque se deben proteger lo derechos laborales, también hay responsabilidad y obligaciones que cumplir de parte de los trabajadores”.

En el tema de los mercados Suárez resalta que la Dirección de Abastos de la comuna no ha invertido en personal capacitado para generar planes para el control. “En Xela están acostumbrados a tener todo cerca, por eso hay cinco mercados con nada de control. Es un secreto a voces que se dan puestos de forma ilegal y no se han planificado los mercados para el desarrollo. Es la falta de visión de las autoridades municipales”, insiste.

La administración de Luis Grijalva se resume con la llamada en un día de lluvia para movilizar a los empleados para atender la emergencia: Nadie le hizo caso. No pudo modificar el Pacto Colectivo. “Que el pueblo califique si el sindicato trabaja en beneficio del municipio”, se defiende el jefe edil.

En el tema de mercados inició un censo de las ventas que sentarán las bases para planificar a futuro: “Los cambios no se pueden hacer de la noche a la mañana”, dice. Reconoce las complejidades en el transporte, su gestión solo alcanzó para revisar cómo lo abordaron gestiones anteriores.

Quien sea el nuevo, o nueva jefe edil y su corporación municipal tienen este semestre para presentar un plan real, exige la analista Karin Slowing, exsecretaria de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan). “Deben tomar estos seis meses de transición para presentar un plan real y una agenda modesta, pero alcanzable para los próximos cuatro años y así salir del estancamiento en el que se encuentra el municipio”. Para 2019 Quetzaltenango tiene un presupuesto de Q343 millones Q742 mil.

El 15 de enero de 2020 habrá cambio de autoridades municipales, el alcalde electo, Juan Fernando López ganó con apenas el 12.75 por ciento del voto del total de empadronados; es decir, uno de cada 10 quetzaltecos votó por él. Habrá quien reclame que ganó con el 21.80 por ciento de los votos válidos: dos de cada 10 que se acercaron a las urnas a votar por él.

Sobre él pesa el antecedente de haber sido contratista de la municipalidad: hace cuatro años no pudo ocupar una curul en el Congreso por ese motivo. La concejal I lo sustituiría  en caso no pueda asumir. Una mujer como alcaldesa de Xela, sería la primera.

 

TE PUEDE INTERESAR: Confirman a JF como alcalde electo de Quetzaltenango