Cabricán y Huitán construyen un puente con presupuesto de ambas municipalidades

21 abril 2022

El nuevo paso se ubica en el límite, por ello se contó con la participación de vecinos de los dos municipios. Las cuentas entre las alcaldías les dieron Q192 mil gastados en la obra.

El 20 de enero pasado, los alcaldes y vecinos de Huitán y Cabricán se reunieron para acordar la construcción del nuevo puente sobre el que ya derribaron. Foto: municipalidad de Huitán.

Por Mirna Alvarado

Entre las comunidades del Sector Cerro Redondo, Paxoj, Huitán y la aldea Corrales, Cabricán, hay un puente de hace 20 años construido con troncos y madera. A pesar de los esfuerzos de vecinos por darle mantenimiento se ha vuelto frágil, la estructura corre el riesgo de desplomarse.

Precisamente por eso solo lo emplean para paso peatonal y de animales de carga.

Pero ante el crecimiento poblacional y la actividad comercial de las familias en esos sectores les llevo a plantearse la necesidad de contar con un puente para transitarlo en vehículos livianos y pesados. En enero pasado los líderes comunitarios buscaron a sus alcaldes.

La reunión a la que asistieron vecinos y los jefes ediles de ambos municipios se celebró en el puente, el límite territorial entre ambos municipios. “Por el lado de Huitán son unas 500 familias beneficiadas de forma directa, muchos de ellos cuentan con vehículo, pero para llegar al centro del municipio de Cabricán deben pasar por otras aldeas y rodear el municipio, eso de alguna forma afecta su economía”, afirmó Cesar Calderón, alcalde de Huitán. Del

Por el lado de Cabricán, el puente beneficiará a 200 familias de manera directa. Estará habilitado en un mes, anuncia Calderón, tendrá un costo de Q192 mil.

“Por años hemos estado abandonados, por falta de organización y porque estábamos costumbrado a transportarnos de un lado a otro a pie. Para llevar mercadería a la cabecera de Huitán dábamos la vuelta hasta la aldea más próxima, porque aquí no pasan vehículos”, relató Marta Leiva, vecina de Corrales, Cabricán.

En febrero, los alcaldes y vecinos se reunieron de nuevo en el edificio municipal de Huitán, donde firmaron un convenio. Ambos alcaldes optaron por realizar compras directas de material de construcción y empezar el proyecto.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

“Se hizo el presupuesto y acordamos aportar la mitad cada uno, asumimos el compromiso como municipalidades de comprar hierro, cemento, piedrín, arena, piedra y el pago de maestros de obra. Las comunidades se comprometieron a colaborar con mano de obra no calificada (ayudantes de albañil)”, dijo Eleazar López, alcalde de Cabricán.

El puente tendrá una extensión de 10 metros por 7 de ancho, para que pueda funcionar en doble vía. “Parece que el proyecto saldrá barato, se debe a que algunos comunitarios se dedican a la extracción de piedra y arena, entonces se minimizaron los costos”, señaló el alcalde de Huitán.

Los ingenieros de las Direcciones de Planificación de ambos municipios se hicieron cargo del diseño y supervisión de los trabajos.

Calderón y Leiva estiman que cerca de 70 buses trasladan a diario a su población a la cabecera departamental, al abrir el paso en sus límites desfogará los ingresos a sus municipios.

La actividad económica tanto de Cabricán como Huitán se basa en la agricultura, la producción de manzana y textiles. Los principales puntos de comercio son sus cascos urbanos y la ciudad de Quetzaltenango. “Somos economías estables gracias a nuestros migrantes en Estados Unidos, lo que ha permitido el crecimiento comercial y generado vías alternas para el traslado de los productos”, dijo Rosalio Pérez del caserío Cerro Redondo de Huitan.

“Mi abuelo contaba que cuando era niño y empezaron a asentarse las familias por estos lugares hubo conflictos, pero se resolvieron con diálogo y respeto. Tengo 57 años y siempre hemos vivido en armonía, aunque nuestra casa esté en otro territorio los vecinos de enfrente son nuestros hermanos”, mencionó Elena López, vecina de Corrales, Cabricán.

“Tenemos proyectos conjuntos no solo con Cabricán, sino también con Sibilia, San Calos Sija y Palestina de Los Altos, evaluamos los mecanismos a seguir, si nos unimos y organizamos podemos traer más desarrollo para nuestros pueblos”, concluyó el alcalde de Huitán.

Te recordamos esta nota: Cabricán destinó Q212 mil a celebraciones durante el primer trimestre del año