Reforma a la Ley de Contrataciones: la solución o el problema

31 mayo 2021

Ojoconmipisto generó conversación sobre el tema y para ello invitó a Irene Flores, consultora del CIEN, y a Miguel Ovalle, presidente de la Anam. Dos puntos de vista, de quien advierte de los peligros de aprobarla y otro que apoya se ratifique.

El debate se dio durante el primer episodio de Espacio Abierto. Miguel Ovalle (izquierda) es presidente de la ANAM e Irene Flores (derecha) es analista económica, quienes discutieron sobre las reformas a la Ley de Contrataciones del Estado.

Por Dulce Aguilar

Las reformas a la Ley de Contrataciones del Estado (LCE) permite que las 340 municipalidades (y demás instituciones públicas) puedan comprar bienes y servicios hasta por Q100 mil sin necesidad de publicar un concurso en Guatecompras donde podría haber más oferentes. Esto genera discusión entre expertos, legisladores y alcaldes sobre si realmente se fomenta competencia y mejor calidad por un mejor precio.

Espacio Abierto es el conversatorio sobre temas coyunturales con voces expertas que Ojoconmipisto estrenó para escuchar distintos puntos de vista. Un lugar para debatir e informar.

Durante el primer episodio se habló sobre estas reformas el cual moderó Beatriz Colmenares, periodista. Participaron Irene Flores, consultora en temas económicos del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), y Miguel Ovalle, presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades de la República (Anam) y alcalde de Salcajá.

La falta de planificación

“Cada año se modifica constantemente el Plan Operativo Anual (POA) y el Plan Anual de Compras (PAC) de cada municipalidad, lo cual indica que no hay planificación de las instituciones públicas para cambiar y resolver los problemas de la población”, explicó Flores.

Sobre ello, el acalde respondió: “La Ley no tiene que ver con la ejecución de los POA ni el PAC, este depende de las administraciones”.

Según el ministerio de Finanzas, solo el 32 por ciento de la ejecución del presupuesto de municipalidades responde a resultados estratégicos e institucionales. “Los POA son requisitos de cumplimiento, más no de gestión, como debería ser. Un plan debe ser flexible, pero es diferente a una mala planificación y que debido a esto se debe realizar una modificación”, explicó la analista del CIEN.

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

¿Se puede promover la competencia si esta reforma permite la contratación hasta de Q100 mil sin concurso?

Ovalle, respondió: “¿Por qué satanizar una reforma? Los proveedores son pocos (…) motivamos a las empresas a que coticen y suministren al Estado, pero no quieren”.

Sin embargo, Flores lo interrumpió. “Necesitamos mejorar, mejorar los estándares”.

“Los estándares internacionales requieren que los procesos no competitivos de compra directa y baja cuantía sean una excepción. Que en las compras promuevan procesos públicos para justificar cómo y por qué se eligió un proveedor y si es el adecuado para dar un mayor valor por el dinero por el bien o servicio. Esa competencia no existe en Guatemala”, explicó la analista del CIEN. “Soy provo y yo promociono la reforma. Necesitamos generar competencia que ofrezca productos para generar la compra oportuna y pronta. Yo les pido a los alcaldes que hagamos procesos transparentes, publiquemos la información en Guatecompras y justifiquemos cómo vamos a trabajar”, agregó Ovalle.

Las conclusiones de los panelistas

Flores: “Le agradezco al alcalde al decir que él promueve la reforma, pero el problema es que el 90 por ciento de los procesos no los realizan las municipalidades sino el ministerio de Salud. A quien se le dan esta ventaja, a un sector altamente concentrado. Se necesita promover la competencia para obtener insumos de salud más baratos para el lugar donde se necesita y con la calidad para resolver problemas sociales. Estas reformas van a afectar los procesos que ya ocupan todo el sistema”, concluyó la analista.

Ovalle: “Justos pagan por pecadores. Yo defiendo al gremio de los alcaldes y me gustaría hacer selección de ellos, pero no se puede. Ante la ley hay igualdad y equidad. Incluso, yo haría una ley de contrataciones para los municipios más lejanos de la capital, para ellos se necesita promocionar. Aunque me digan que el 90 por ciento no es sano, ese 10 por ciento que sí lo es, merece tener la oportunidad de demostrar que no son las herramientas las que hacen a las personas, sino somos las personas las que hacemos las herramientas”, concluyó.

Está en manos del presidente, Alejando Giammattei, vetar o sancionar esta reforma. Tiene hasta el 3 de junio para justificar su decisión, la cual ya fue aprobada por el Congreso de la República el pasado 28 de abril.

Mira aquí el primer episodio de Espacio Abierto transmitido en vivo: