Noticias Baldizón: los medios que le hacen propaganda al clan y se conectan con un hombre de confianza de Giammattei

31 julio 2023

Poll Anria, especialista en marketing político que ha tenido poder durante este gobierno, está vinculada con dos medios que han propagado desinformación a favor del excandidato presidencial que estuvo preso por lavar dinero del narcotráfico.

Crédito: Oscar Donado

Una investigación de Ocote y el CLIP en alianza con Guatemala Leaks *

Jorge Eduardo Baldizón Vargas y su hermano Manuel Antonio fueron candidatos a diputados en las pasadas elecciones del 25 de junio por Cambio, partido que el primero dirige. Jorge, además, presentó la solicitud que puso en pausa la definición de las elecciones en el país.

Ambos recibieron un impulso a sus campañas desde las cuentas de dos medios de comunicación en Facebook que han publicado desinformación y campaña sucia contra Sandra Torres y el Movimiento Semilla. Estos medios, por su parte, se conectan con el panameño Poll Anria, hombre de confianza de Alejandro Giammattei.

Esto es lo que Ocote revela como parte de Mercenarios Digitales, una investigación en alianza con 20 medios, cinco organizaciones de investigación digital y estudiantes de un curso de maestría de Columbia University, coordinados por el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP), y en alianza con Guatemala Leaks.

Los medios de Baldizón

En las elecciones presidenciales de 2015 surgieron cuatro medios de comunicación afines a Manuel Baldizón Méndez, padre de Jorge y Manuel Antonio, que fue uno de los candidatos favoritos en ese entonces. Se trataba del canal de televisión NTV, el diario La Nación, el semanario La Tribuna y la revista Es Primicia. Algunos de estos medios publicaban información que favorecía al político y atacaban a sus contrincantes y a periodistas. 

Estos desaparecieron luego de que Baldizón perdiera en la contienda electoral. Sus cuentas en Facebook ya no se encuentran en la plataforma y sus perfiles en Twitter dejaron de publicar desde hace un par de años.

Baldizón, de liderar las encuestas, pasó a un tercer puesto en las votaciones. Tras alejarse de la política, en 2018 su nombre volvió a sonar. La fiscalía pidió su detención por el caso Odebrecht. Según las investigaciones, fue una de las personas que recibió comisiones ilegales de la corporación brasileña. 

Pero su captura no se ejecutó en Guatemala porque estaba en Estados Unidos, donde fue detenido por otro caso. En 2019, la justicia de ese país lo condenó por lavar dinero del narcotráfico. El político estuvo encarcelado hasta 2022. Después de cumplir la pena fue deportado a Guatemala. El regreso a su país también supuso su retorno a la política. 

Canal + es uno de los medios relacionados con Manuel Baldizón que aún existe. Es un canal de televisión que se transmite a través de servicio de cable. Su presencia en redes sociales actualmente es nula. La empresa de la que forma parte se llama Istmo Entertainment, S.A. 

Aunque Baldizón no aparece asociado en los documentos del Registro Mercantil de la sociedad, sí figuran un abogado, un futbolista y otra persona vinculadas al político. 

Esta firma fue constituida el 19 de febrero de 2016 y fue inscrita por el abogado Rigoberto Ilich Ulianov Duarte Rodríguez, que ha realizado otros cambios jurídicos a sociedades vinculadas con el excandidato presidencial. 

Uno de los fundadores de esta empresa es Manuel Antonio León Sandoval, que fue detenido por el caso Odebrecht en febrero de 2023. Según la fiscalía, era una de las personas que junto a Baldizón crearon una red de empresas fantasma para recaudar dinero. 

León Sandoval fue un futbolista de la selección guatemalteca e integrante de un club en el que también era jugador Jorge Eduardo Baldizón, el hijo del expresidenciable del partido Líder.

Los vínculos de esta empresa con Manuel Baldizón no terminan ahí. Jimi Alexander Toj Aquino también ha sido mandatario de esta sociedad y también gerente de Televida, S.A., otra firma vinculada con el político. 

Ocote se comunicó con Julio Jerónimo, abogado de Baldizón, y le solicitó una entrevista con el político para conversar sobre Istmo Entertainment, S.A. Dijo que le consultaría, pero hasta la fecha de esta publicación no se recibió respuesta. 

Poll Anria, un hombre cercano al presidente

Cuando Istmo Entertainment, S.A. fue constituida en 2016 se nombró como su presidente al panameño Poll Anria, según documentos del Registro Mercantil de Guatemala. 

Anria es un especialista en marketing político que afirma en su sitio web que desde hace 15 años se dedica a la comunicación estratégica. En Panamá ha trabajado para el Partido Popular y el Partido Revolucionario Democrático. En Guatemala lo ha hecho para el Movimiento Reformador, el Partido Patriota, la Unidad Nacional de la Esperanza y Libertad Democrática Renova (Líder), la extinta agrupación de Manuel Baldizón. 

De hecho, según fuentes de ese partido, Anria es una de las personas que estuvo detrás de la campaña de Líder y de la dirigencia de los medios que se crearon en las elecciones de 2015. En estos se favorecía a Baldizón y se atacaba a sus oponentes y periodistas con desinformación. Una estrategia finalmente no rindió frutos. 

El triunfo de Anria llegó más tarde. El asesor político se encargó de la campaña de Alejandro Giammattei durante las elecciones 2019, en la que resultó ganador y se convirtió en el presidente de Guatemala. 

En febrero de 2020, seis meses después de la segunda vuelta electoral en la que resultó vencedor Giammattei, Poll Anria y Kif Nava –el otro asesor de la campaña– expusieron las estrategias utilizadas en esas elecciones en una ponencia que fue parte de la XV Cumbre Mundial de Comunicación Política realizada en México. 

En la ponencia, Anria y Nava revelaron que crearon noticieros en redes sociales, enviaron mensajes directos y personalizados a usuarios de redes sociales e incentivaron el voto a través de influencers guatemaltecos. La creación de noticieros en redes sociales coincide con la estrategia que se empleó durante la campaña de Manuel Baldizón en el 2015. 

Antes de que los dos hicieran público su trabajo en la campaña de Giammattei, los medios ya habían sacado a la luz su participación en ella y también revelaron que Vamos, el partido con el que ganó la presidencia, no reportó los posibles gastos que supuso la contratación de Anria y Nava, ni tampoco consignó su asesoría como un trabajo ad honorem, algo que se puede considerar como una donación en especie.

A raíz de esa omisión, la Unidad de Control y Fiscalización del Tribunal Supremo Electoral (TSE) había anunciado una auditoría en enero de 2020. Tres años después y ya con otras elecciones generales celebradas, los resultados de esos análisis aún no están listos. 

Ocote solicitó copia de esas auditorías realizadas a las finanzas del partido Vamos, pero el TSE respondió que los expedientes todavía estaban “sujetos a procesos administrativos internos” y que por ese motivo “no son objeto de información pública”. 

En el gobierno de Giammattei, Anria ha sido un asesor tras las sombras. El panameño fue uno de sus invitados cuando asumió la presidencia. Llegó acompañado de su pareja, Alba Lizeth González Cujantes.

Durante el inicio de la pandemia, Anria estuvo detrás de la estrategia de comunicación de la presidencia. Eso generó conflictos con Carlos Sandoval, entonces secretario de comunicación de Giammattei, que se oponía a las propuestas del panameño.

Las fricciones se elevaron tanto entre Anria y Sandoval, que Giammattei decidió solicitarle la renuncia a su portavoz. Pero a cambio lo nombraron como viceministro del deporte, un cargo del que luego fue destituido. Esto lo dijeron a Ocote tres personas cercanas a la presidencia y a Sandoval. 

Don't miss out!

¡No te quedes sin enterarte!

Recibe en tu correo nuestro boletín mensual con datos, análisis y fiscalización sobre las alcaldías.

Invalid email address

Anria, según una fuente que trabajó de cerca con él, acompañaba al mandatario en las reuniones con los ministros. Se sentaba cerca de él. No intervenía, pero en algunos casos se acercaba al oído del presidente. Siempre tomaba notas. Otra fuente dice que su llegada al Palacio Nacional o a espacios en los que está el presidente es frecuente. A la gente, afirma, apenas la saluda. 

Tres exdirectores de comunicaciones de distintos ministerios concuerdan en que Anria daba directrices sobre cómo debía manejarse la comunicación de la presidencia y los ministerios. Incluso señalan que creó un grupo deWhatsApp en el que ellos estaban incluidos y en el que les solicitaba apoyo en temas que les interesaba divulgar sobre el gobierno.

Una persona que ha estado de cerca de Anria y la presidencia también asegura que había otro grupo en el que estaban incluidos algunos trabajadores de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia. En este se coordinaban respuestas a críticas del gobierno o mensajes en apoyo al gobierno desde cuentas anónimas. En una nota publicada por Vox Populi también se muestran algunos indicios de un netcenter, es decir, de una actividad coordinada en Twitter para publicar contenidos atacando a los críticos del gobierno.

En una llamada que le fue hecha a Anria, se le preguntó sobre su relación con Istmo Entertainment, S.A. Dijo que estaba ocupado y que atendería más tarde la entrevista, pero después de insistir en no menos de diez ocasiones no respondió.  

Antes de que Sandoval renunciara a la Secretaría de Comunicación de la Presidencia, algunos lo citaron para que explicara el papel de Anria y Navas en el gobierno. El entonces funcionario afirmó que no trabajaban para el gobierno y señaló que “son amigos del presidente”. 

Eso podría explicar por qué Alba Lizeth González Cujantes, pareja sentimental de Anria, empezó a trabajar para la Secretaría Privada de la Presidencia el mismo año en que Giammattei asumió el poder y por qué su salario ha ido en aumento

La pareja de Anria no es la única persona cercana al consultor panameño que empezó a trabajar para el Estado durante este gobierno. Su cuñado y su concuñada también lo hicieron. Sebastián Javier González Cujantes trabaja como técnico en el ministerio de Desarrollo Social y su esposa, Elen Yorlenny Barrera Dighero, en el ninisterio de Ambiente. 

Los contratos a la empresa de la que fue presidente

Anria dejó de ser presidente de Istmo Entertainment el 4 de abril de 2017, de acuerdo con documentos del Registro Mercantil de Guatemala. Se desconoce si fue o sigue siendo socio de esta firma, pues se trata de datos confidenciales. Ocote le consultó a Jorge Baldizón, hijo del excandidato presidencial, si aún mantiene alguna relación con el panameño, pero no respondió las llamadas ni los mensajes de Whatsapp. 

Desde que nació, en 2016, la empresa no había recibido ningún contrato de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia, la dependencia donde tiene influencia Anria. Pero en 2020, cuando Giammattei empezó su gobierno, los consiguió. 

En ese año la empresa logró 21 compras directas o bajo el estado de excepción por pandemia. Es decir, no hubo un concurso en el que otras empresas compitieran contra Istmo Entertainment. La empresa recibió un total de Q834,617, alrededor de US$107,000. Esto ocurrió en 2020, el único año en el que esta firma se hizo de fondos de la secretaría. 

Los recursos fueron desembolsados para publicar información sobre la pandemia y avances del gobierno en otros temas. Esto, según cada una de las facturas revisadas, se haría a través de dos medios: Canal 12 Itza TV y Radio Popular 89.3 FM. Ambos funcionan en el departamento de Petén, de donde es originario el político. Pobladores de ese departamento identifican a esos medios y a un servicio de cable llamado StarPlus –provisto por la empresa– con la familia del político. 

Una de las facturas de esas compras hechas por la secretaría específica que se contrató un “servicio de divulgación de la campaña #FuerzaGuate transmitida a través de Radio Popular”. En Guatecompras, el portal que registra las compras estatales, no aparecen informes sobre los spots o mensajes transmitidos, ni de los días u horarios en que estos se publicaron. Solo aparecen las facturas que respaldan la compra. 

Ocote consultó con la secretaría de Comunicación de la Presidencia cuáles fueron los criterios para elegir a esta sociedad y solicitó una postura sobre los hallazgos de esta publicación.

El departamento se limitó a decir que “toda la información referente al proceso de contratación puede ser consultada en Guatecompras, donde se describen los criterios técnicos de cada uno de los eventos desarrollados”. Esto pese a que se le insistió que en el portal no se detallaba por qué se había elegido a esta sociedad y no a otra. 

Desde que se fundó y hasta ahora (2016-2023), la empresa ha recibido del Estado Q1,569,909, alrededor de US$201,000. Solo en 2020, recibió el 53 % de ese total fondos estatales. Los otros contratos son por spots televisivos, servicios de cable o de internet para instituciones como el Seguro Social y la Universidad de San Carlos.

Con Baldizón, contra los demás 

Según las facturas de Istmo Entertainment, S.A., Radio Popular y Canal Izta TV se encargaron de divulgar información relacionada con el gobierno de Giammattei. Pero actualmente, estos dos medios en sus cuentas de Facebook han propagado información a favor de Manuel Baldizón, sus hijos Jorge Eduardo y Manuel Antonio Baldizón Vargas, y de Cambio, partido con el que los dos se postularon como candidatos a diputados en estas elecciones de 2023. Ninguno logró hacerse de una curul.

Las páginas resaltan en sus post la figura de Manuel Baldizón padre, pese a que su inscripción como candidato a diputado en esta contienda fue anulada por el TSE debido a los cargos que enfrentó en Estados Unidos. 

Radio Popular e Itza TV también se han dedicado a difundir rumores o desinformación contra candidatos como Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y Carlos Pineda, de Prosperidad Ciudadana. Este último, a pesar de ser el favorito, quedó fuera de las elecciones luego de que un juzgado aceptara un amparo solicitado por Cambio en contra de su candidatura. 

Sobre Pineda, Radio Popular en una de sus publicaciones afirmaba que este tenía compromisos con el narcotráfico y que sería extraditado hacia Estados Unidos o que lavaba dinero del Cartel de Sinaloa junto con Marllory Chacón, conocida como “la Reina del Sur” y condenada por narcotráfico en Estados Unidos.

Izta TV, por su lado, ha afirmado que el excandidato sobornó a los delegados de Prosperidad Ciudadana para postularse como presidente y que su inscrpción se anularía por campaña anticipada y la falta de pago de multas. En realidad, esta fue cancelada por supuestas irregularidades en la documentación de la asamblea en la que fue proclamado.

Acerca de Torres, estos dos medios han afirmado que la candidata no participaría en las elecciones, que estuvo detrás de un caso de corrupción pese a que no fue implicada, o que tenía problemas con su familia que provocaron que uno de ellos abandonara la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), el partido con el que ella se postuló. Esto no tiene sustento pues no se adjunta, como otras publicaciones, ninguna evidencia.

Luego de que se oficializaran los resultados de la primera vuelta electoral, uno de esos medios publicó que existía un caso de financiamiento ilícito en contra del Movimiento Semilla, uno de los partidos que competirá en la segunda vuelta contra la UNE. La información no tiene respaldo y hasta ahora se desconoce si la fiscalía investiga algo de esa naturaleza.

Istmo Entertainment, en una llamada a sus oficinas, informó que su gerente Patricia Morales se comunicaría con Ocote para responder sobre los hallazgos del reportaje, pero hasta la fecha de la publicación esto no ocurrió

Las redes sociales de estos dos medios además comparten desinformación y ataques contra otros candidatos de cuentas que también tienen en común contenido positivo sobre la familia Manuel Baldizón, que parece cercana a hombres de confianza de Giammattei.

Y esto tan solo es uno más en la lista de problemas de los Baldizón. En un reportaje de Plaza Pública, de mayo de 2022, se reveló una posible trama de corrupción que habría sido descubierta por la Fiscalía de República Dominicana. Aquí estaría implicado Juan Alexis Medina—hermano del expresidente dominicano, Danilo Medina—, dos constructoras relacionadas con Manuel Baldizón y contratos millonarios adjudicados en el gobierno de Giammattei. 

En las fotografías publicadas en esa investigación también aparece Jorge Baldizón, el hijo del excandidato presidencial, junto con Miguel Martínez, otro de los hombres de confianza del presidente. Y que al igual que Poll Anria le han supuesto señalamientos contra su gestión. 

Mercenarios Digitales

Mercenarios digitales es una investigación de Chequeado (Argentina), UOL y Agência Pública (Brasil), LaBot (Chile), Colombiacheck y Cuestión Pública (Colombia), CRHoy, Interferencia y Lado B (Costa Rica), GK (Ecuador), Factchequeado (EEUU) Ocote (Guatemala), Contracorriente (Honduras), Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (México), Confidencial y República 18 (Nicaragua), Ojo Público (Perú), El Surti (Paraguay), La Diaria (Uruguay) y tres periodistas investigativas (Bolivia y España/Colombia); las organizaciones de investigación digital Cazadores de Fake News (Venezuela), Fundación Karisma (Colombia), Interpreta Lab (Chile), Lab Ciudadano (Honduras) y DRFLab (EEUU); y estudiantes del curso de maestría Using Data to Investigate Across Borders de la profesora Giannina Segnini (Universidad de Columbia EEUU), con la coordinación del Centro Latinoamericano de Investigación Periodística, CLIP. Revisión y asesoría legal: El Veinte.
Con apoyo financiero de Free Press Unlimited, el programa Redes contra el silencio (ASDI), Seattle International Foundation y Rockefeller Brothers Foundation.

La alianza de medios Guatemala Leaks conformada por Agencia Ocote, ConCriterio, No-Ficción, Ojoconmipisto y Plaza Pública.