Concejales que se convirtieron en alcaldes, no por decisión propia

Los jefes ediles de Iztapa y Masagua fueron reelectos en septiembre de 2015, pero no ocupan sus cargos. Uno murió días antes de la toma de posesión, la otra se retiró por enfermedad. El TSE aún registra en sus bases los datos originales.

Por Isaías Morales

Edwin Rolando Chicas Telón (Iztapa) y Blanca Odilia Alfaro Guerra (Masagua), ambos originarios de Escuintla, no están al frente de sus municipalidades aún cuando lograron la reelección en 2015. Ahora la silla la ocupan los concejales primeros que los acompañaron en la planilla, por distintos motivos.

Chicas fue postulado como candidato a alcalde de Iztapa por el partido Unión del Cambio Nacional (UCN) para el periodo 2012-2016. En agosto de 2015, la Fiscalía de Delitos Electorales del Ministerio Público presentó una solicitud de antejuicio en su contra. Quería determinar si el funcionario otorgó vales canjeables por láminas y materiales de construcción a cambio de votos.

Pero este proceso no afectó a Chicas en la permanencia del cargo, ya que en 2015 logró su relección con Libertad Democrática Renovada (Lider) y 5,219 votos en las urnas. Ya estaba listo para la nueva toma de posesión, pero ocho días antes falleció a consecuencia de un accidente de tránsito, en el vehículo donde se conducía.

A consecuencia de ello, Mario Rolando Mejía Alfaro, quien ya había sido concejal primero por cuatro años, tomó posesión del cargo el 15 de enero de 2016. En su expediente figura el pago de tres sanciones de la Contraloría General de Cuentas y cinco investigaciones abiertas.

Por su lado, Blanca Odilia Alfaro Guerra, la alcaldesa que compró Biblias con fondos públicos para entregar a los pastores del municipio, dirigió Masagua en el período 2012-2016 con el Partido Patriota. Para las elecciones de 2015 se inscribió con Lider y permaneció en el cargo hasta el 15 de marzo del año pasado.

Ese día presentó su renuncia ante el Concejo Municipal, autoridades comunitarias y vecinos. Aseguró tener problemas de salud, sin especificar detalles.

Según datos proporcionados por la Unidad Información Pública de la Masagua, Alfaro dejó de ser alcaldesa oficialmente el 31 de agosto de 2016. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) ratificó esta decisión días después.

Israel Castillo Ortega, quien también fue concejal primero durante los cuatro años anteriores, asumió el cargo.

Cargo acreditado

María Eugenia Mijangos, magistrada titular del TSE, explicó que el proceso para sustituir la vacante del alcalde lo efectúa el Concejo Municipal.

“El Concejo es el único autorizado para realizar los corrimientos y autorizar personas para los cargos en casos como estos. Por la autonomía que tienen las municipalidades respetamos el proceso. Nosotros solo ratificamos”, indicó.

El artículo 206 de la Ley Electoral y de Partidos Políticos, decreto 1-85, establece que “los concejales titulares, en su orden, sustituyen al alcalde en ausencia temporal o definitiva de éste. Al producirse la vacante, los concejales titulares deberán correrse en su orden de adjudicación, a efecto de que el suplente asuma en cada caso, la última concejalía”.

Mijangos explica que cuando la municipalidad traslada al TSE la decisión, los magistrados revisan detalladamente el proceso. “Nos basamos en el Código Municipal y en la Ley Electoral para fundamentar nuestra resolución. Siempre verificamos que el sustituto sea del mismo partido para que se respete la decisión popular”, agregó.

El artículo 46 del Código Municipal contempla, como una causal para no aceptar o renunciar al cargo, padecer de enfermedad o impedimento que no le permita ejercer sus funciones.

Asimismo, establece que la dimisión del funcionario solo puede ser aceptada con el voto favorable de las dos terceras partes del total de integrantes del Concejo Municipal. Al declarar vacante el cargo, de inmediato deben dar posesión al concejal primero, y si este no acepta, llaman al concejal suplente primero.

Mijangos asegura que este proceso realizado por la institución electoral y el Concejo para nombrar, acreditar y ratificar al nuevo funcionario no debería demorar tantos días. Esto, para no dejar sin máxima autoridad al municipio.

 

*La fotografía que acompaña este texto fue publicada en Prensa Libre, el 17 de enero de 2016.

 

¿Te gustó? Compártelo con tus contactos
Isaías Morales
isaias.morales@ojoconmipisto.com

@ismogt Es reportero de Ojoconmipisto. También colabora con Distintas Latitudes, una plataforma para impulsar el periodismo colaborativo en la región. Trabajó como redactor y community manager en la revista Crónica y el periódico español Mundiario.