Puesto: Alcalde     Tiempo en el puesto: 4 años     Partido con el que se reelige: UCN

Corporación municipal de Taxisco es señalada de malversar Q4.5 millones

De volver a ser electo, sin el finiquito de la Contraloría General de Cuentas el alcalde no podrá tomar posesión. Foto: Municipalidad de Taxisco. 

Por: Ojoconmipisto

Una denuncia presentada por la Contraloría General de Cuentas (CGC) contra el concejo y el alcalde de Taxisco, señala que los funcionarios ediles autorizaron el pago como sueldos, telefonía y funcionamiento, con fondos asignados para inversión de la comuna.

Sobre la corporación municipal de Taxisco, Santa Rosa, y su director financiero pesa una denuncia impuesta desde finales del año pasado por la Contraloría General de Cuentas (CGC) por supuestamente malversar Q4 millones 547 mil 227. El alcalde Edgar Rubén Catalán Retana y los miembros de su concejo municipal autorizaron pagos de funcionamiento con fondos destinados para la inversión, lo cual prohíbe la Ley Orgánica del Presupuesto y el Código Penal lo tipifica como malversación. A pesar de los señalamientos, el jefe edil y tres integrantes del concejo están inscritos en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y buscan su segundo periodo, con el partido Unión del Cambio Nacional (UCN).

 

De acuerdo con la denuncia a la que Ojoconmipisto tuvo acceso, las irregularidades fueron detectadas por los auditores de la Contraloría en los registros contables en una cuenta de la Municipalidad (identificada como 1241 Activo Intangible Bruto), desde la cual se realizaron gastos como remuneración a personal temporal, pago de Bono 14, telefonía, útiles de oficina, dietas para cargos representativos, entre otras erogaciones. Del total de los gastos, Q2 millones 893 mil 184.95 fueron justificados como la ejecución de un proyecto de inversión social, mientras que Q1 millón 654 mil 43.04 no fueron identificados con proyecto ni obra.

Los 4.5 millones de quetzales fueron utilizados en gastos comunes y no en inversión, como establece la ley. Foto: OCRET.

Los auditores de la CGC establecieron que los fondos correspondían a recursos que debieron ser utilizados para inversión, porque estos provenían de fuentes de financiamiento como el aporte constitucional y otros porcentajes asignados a la comuna por los impuestos del Valor Agregado (IVA), Sobre Circulación de Vehículos (ISCV) y Derivados del Petróleo.

 

Sobre los indicios, los ediles respondieron: “se hace referencia a gastos ‘pagados’ con la cuenta 1241 de la cual no se indica a su nombre, siendo esta una cuenta contable del activo fijo y no corresponde a créditos presupuestarios”. No obstante, el hallazgo fue confirmado porque los gastos destinados a funcionamiento se realizaron “sin el respaldo suficiente para justificar su utilización y clasificación”, señala la auditoría.

 

El hallazgo y la denuncia fueron confirmados contra las siguientes personas:

 

Alcalde: Edgar Rubén Catalán Retana. (Busca la reelección como alcalde)  

Síndico I: José Manuel Pérez López. (Busca la reelección como síndico I)

Síndico II: Guillermo Melgar Cano. (Candidatura declarada vacante)

Concejal I: Vidal Montepeque Barillas. (Busca la reelección como concejal I)

Concejal II: José Ángel René Orantes Contreras

Concejal III: Selvin Omar Hernández López. (Busca la reelección como concejal II)

Concejal IV: Aníbal García Montúfar. (candidatura declarada vacante)

Concejal V: Marvin Evilio Méndez Sinay

Director de Administración Financiera Integrada: Francisco Tulio Mejía Yaeggy

FINIQUITO EN PELIGRO

El subcontralor de Calidad del Gasto Público de la CGC, César Elías, señaló que el síndico José Manuel Pérez López y el concejal Selvin Omar Hernández López obtuvieron su Constancia de Inexistencia de Reclamación de Cargos (finiquito) el 27 de noviembre, antes de que fuera presentada la denuncia en su contra. Con ese documento lograron que el TSE los inscribiera como candidatos, pero si logran ser reelectos, cuando pidan un nuevo finiquito para tomar posesión, este documento será denegado, sostuvo Elías. Sobre la situación de los demás miembros del concejo municipal, el subcontralor no se pronunció.

 

El Artículo 447 del Código Penal establece que, “comete malversación el funcionario o empleado público que diere a los caudales, efectos o bienes que administren, una aplicación o uso diferente de aquella a que estuvieren destinados. El responsable de este delito será sancionado con prisión de dos a seis años y multa de veinte mil a cincuenta mil quetzales”.

 

Ojoconmipisto buscó la versión del alcalde Edgar Catalán, así como la de Hernández López y Pérez López, a quienes se les dejó varios mensajes en la municipalidad de Taxisco, pero no se obtuvo respuesta. Uno de los trabajadores dijo que el síndico I se comunicaría con el reportero que elaboró esta nota, pero hasta el cierre de la misma no se logró comunicación. El empleado dijo que el concejal III se encontraba hospitalizado y que no podía responder a ninguna entrevista.

El 23 de agosto de 2018 el alcalde Edgar Catalán inauguró junto al presidente Jimmy Morales y el ministro de Comunicaciones, Benito Ruiz, un nuevo tramo carretero en Taxisco. Foto: Presidencia de Guatemala.
UNA MULTA MÁS

Otra penalización por la que cada uno de los integrantes de la Corporación de Taxisco pagaron multa de Q24 mil 970.40 a la Contraloría, se originó porque los integrantes del Concejo suscribieron un contrato para ampliar el centro de convergencia de la aldea Madre Vieja, proyecto valorado en Q502 mil. Sin embargo, los auditores señalaron que el proyecto se inició sin la suscripción previa de un convenio entre la Comuna y el ministerio de Salud.  

 

Los integrantes del concejo respondieron a la CGC que la directora del Área de Salud de Santa Rosa tuvo conocimiento de la obra y que esta se realizó en ejercicio de la autonomía municipal. Sin embargo, el hallazgo fue confirmado contra el concejal tercero, el síndico primero y los demás integrantes de la corporación porque existió “riesgo de que la municipalidad invierta en proyectos ajenos a su competencia, según necesidades de la población”, consideraron los auditores.

DOMINIO DE LA UNE

En 2015, con la llegada al poder municipal de la planilla encabezada por Catalán Retana terminó en Taxisco el dominio de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), partido que había gobernado en el municipio desde 2003, cuando fue reelecto como alcalde José Inés Castillo Martínez (hoy diputado de la UNE por Santa Rosa), quien llegó a la silla edil por primera vez en 1999 postulado por la coalición Día-URNG.

 

La continuidad de Inés Castillo llegó con Otto Enrique Vásquez Peralta en 2007, cuando ganó la elección municipal con la UNE; lo cual repitió cuatro años después con la coalición UNE-Gana. En marzo de 2017, Vásquez Peralta fue capturado junto con tres exintegrantes de su corporación, acusados de supuestamente haber sustraído Q5 millones de las arcas municipales.