Hermano de jefe edil de Villa Nueva a cargo del puente - Open Contracting
1538
post-template-default,single,single-post,postid-1538,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,qode-page-loading-effect-enabled,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Hermano de jefe edil de Villa Nueva a cargo del puente

 

 

La Contraloría General de Cuentas intervino para comprobar si existen anomalías en esta obra valorada en Q7.6 millones. La construcción lo ejecuta La Joya, cuyo representante legal es Eric Escobar, hermano del alcalde de Villa Nueva y presidente de la Anam.

 

Por: Isaías Morales

 

La alcaldía de San José del Golfo, dirigida por José Rocael Chamalé Enríquez, contrató a Agroindustria La Joya S.A, para construir un puente vehicular de Q7.6 millones, en septiembre pasado. Hasta el momento, se han desembolsado Q3.7 millones (49 por ciento del monto total) y el avance físico de la obra es del 60 por ciento. El proceso es auditado por la Contraloría General de Cuentas.

El contrato fija que la obra debía estar finalizada  el 1 de abril. Sin embargo, la empresa solicitó una ampliación de 75 días. Esto debido a que halló una piedra grande que complicó la perforación donde se ubicará el puente. Por ello, se tuvo que construir una zapata extra y posponer los trabajos, indicó Carlos Yos, director municipal de Planificación.

La municipalidad realizará una adenda al contrato que fijará el 15 de junio como fecha límite, pero se espera que finalicen antes de que comience la temporada lluviosa que podría complicar los trabajos.

 

Buen vecino

 

A 28 kilómetros de la ciudad de Guatemala se localiza San José del Golfo, un municipio de 6 mil habitantes con extensión de 80 kilómetros cuadrados. El terreno es montañoso y las calles pavimentadas (de asfalto y concreto) en un 90 por ciento. Ahí gobierna Rocael Chamalé, más conocido como “Roca” por los vecinos y trabajadores municipales.

La obra está ubicada a ocho kilómetros al norte del casco urbano. El acceso es a través de un camino de terracería de tres kilómetros hasta la aldea Quebrada de Agua, por el río Plataneco. Este separa San José del Golfo con Sanarate (El Progreso). El puente beneficiará a los dos municipios, pero quien construye es el primero.

“Servirá para los niños de las comunidades de Sanarate que vienen a estudiar a una escuela de acá y para los vecinos que deben trasladar sus productos para comercializar hacia allá”, comenta Juan Carlos Yoz, director municipal de planificación. “También puede funcionar como una ruta alterna si hay algún cierre en la ruta al Atlántico”, añade. La estructura medirá 65 metros de largo y 5.40, de ancho, a una altura de 200 metros como precaución a cualquier desborde del río.

Ojoconmipisto intentó contactar a Cesar Rodas, jefe de la comuna de Sanarate, para conocer su versión sobre el tema, pero no contestó las llamadas. Tampoco Chamalé Enríquez quiso dar declaraciones.

 

El tractor se encuentra en la orilla de Sanarate. La bandera roja, en San José del Golfo. Fotos: Isaías Morales.

 

Nubosidad en el ambiente

 

La municipalidad convocó el 2 de agosto del año pasado y adjudicó el contrato el 20 de septiembre al único oferente. Se trata de una compañía cuyo representante legal es Eric Alejandro Escobar Hill, hermano de alcalde de Villa Nueva y presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam), Edwin Escobar.

Una investigación de elPeriódico determinó que Edwin Escobar era socio de esa empresa familiar fundada en 1997. El diario citó información que figura en el Registro Mercantil y es pública. El jefe edil negó esos datos y aseguró haberse retirado de La Joya hace seis años, pero no mostró ningún documento.

”Yo tenía derecho al uno por millar de las acciones, ni siquiera era el uno por ciento. No las vendí, se las cedí a ellos antes de ser candidato para no tener conflictos de interés en el futuro”, señala. “Ellos (sus familiares) están en su derecho constitucional de participar en las contrataciones”, agrega.

Al ser consultado sobre el documento que prueba el traspaso, Escobar indicó que ya no tiene acceso a ellos, pues ya no es propietario.

La Joya, proveedor del Estado desde 2005, ha trabajado en la construcción de carreteras, arrendamiento de maquinaria pesada, vehículos y tubería, dragado y tratamiento de aguas, entre otros. En 2007, construyó un puente colgante en San Marcos por Q688,950.90 y uno vehicular por Q598,275.17 en Río Hondo, ambos con el Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz).

Según los registros de la Superintendencia de Administración Tributaria, con fecha 13 de julio de 2017, la actividad económica de La Joya era “planeamiento, promoción y ejecución de todo tipo de negocios e inversiones relacionados con el comercio y la industria”. También “comercializar vehículos y combustibles”. En enero pasado, todo se simplificó. Ahora es una firma dedicada a la “construcción de obras para ingeniería”. No ha suscrito ningún nuevo contrato ni ha facturado servicios al Estado este año.

La empresa se encuentra inhabilitada desde el 22 de noviembre pasado por “no encontrarse solvente en sus obligaciones de seguridad social”. El IGSS recurrió al artículo 80 de la Ley de Contrataciones del Estado que prohibe “concursar o celebrar contratos con el Estado” a quienes le adeuden pagos.

El alcalde Chamalé Enríquez y el representante legal de la constructora, Eric Escobar, se abstuvieron de responder los cuestionamientos de Ojoconmipisto que los buscó durante seis días.

Un grupo de auditores nombrado por la Contraloría investiga si existieron irregularidades en el proceso de esta contratación. “Se está auditando el período 2017, se revelará cualquier incumplimiento en este evento”, informó Alma Raquel Villeda, directora de Auditoría a Gobiernos Locales de esta institución.

 

Viejos conocidos

 

La Joya fue el único oferente que participó en este proceso el 12 de septiembre y ocho días después ganó el concurso con 90 puntos por mejor precio y experiencia. La junta de licitación estuvo integrada por Eder Wladislao Sacap Sian (encargado municipal de planificación), Rubén Colindres López Reyes (encargado del parque acuático Splash) y Estalin Alberto Reyes Pineda (oficial I de planificación).

Este último también fue integrante de otras dos juntas calificadoras que autorizaron contratar a la misma empresa para construir dos proyectos de sistemas de tratamiento de aguas residuales Una por Q886 mil en el caserío Agua Zarca y otra valorada en Q688 mil en aldea La Choleña.

Cuando el Ministerio de la Defensa buscó adquirir dos puentes portables de metal tipo bailey, La Joya formó un consorcio con Ingeniería Técnica Sociedad Anónima S.A (Intecsa, S.A) que registra esta actividad económica.

Intecsa es representada por Pedro Rosito Godoy ­– el supervisor nombrado por La Joya para el puente de San José del Golfo, según datos de la oficina de Acceso a Información Pública –. También laboró para la municipalidad de Villa Nueva hasta enero 2016 como asesor de la gerencia.

El consorcio presentó su oferta el 18 de septiembre. Tres días después la junta calificadora adjudicó el concurso por un monto de Q20.5 millones. Sin embargo, la Contraloría intervino porque detectó anomalías. Los dos proveedores se asociaron para presentar una sola oferta. El artículo 25 de la ley de Contrataciones del Estado lo prohíbe.

Los auditores también consideraron que el precio ofertado era muy elevado. Fue la única oferta presentada. Tras la auditoría, el ministro de la Defensa Luis Ralda frenó la compra el 26 de octubre.

 

(*) El texto original (al 28 de febrero) mencionaba que el monto desembolsado era de Q3.7 millones y el avance físico de la obra, del 21 por ciento. El dato se actualizó este día, 3 de abril.