Un concejal sin partido y sin acceso a la municipalidad

Virgilio Antonio Cuz Chub fue electo en 2015 como concejal suplente II de la municipalidad de Sayaxché, en el departamento de Petén. Su incursión en la política, se puede decir, ha sido exitosa pero poco favorecedora.

Por Elsa Coronado

Virgilio Antonio Cuz Chub participó como candidato a la corporación municipal de Sayaxché con el partido Libertad Democrática Renovada (Lider), que fue la segunda fuerza electoral en su municipio. De los 20 mil 819 sufragios emitidos, esta agrupación obtuvo 4 mil 571 votos. La cifra  les permitió ocupar dos concejalías titulares y una suplente, para él.

La mayoría de espacios –la alcaldía, dos síndicos titulares y un suplente, así como tres concejalías titulares y una suplente– se los quedó el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), porque obtuvo 7 mil 049 votos. Ganar una elección es un asunto reñido. Solo en Sayaxché, cuya población es de poco más de 60 mil habitantes, según el Censo Nacional de 2002, se inscribieron 10 planillas.

Cuz Chub celebró la victoria, pero la algarabía electoral duró poco. El partido Lider logró dos diputaciones en Petén, pero no pudo participar en la segunda vuelta en la elección presidencial. Ese fue el inicio de la orfandad política para este hombre de 30 años, agricultor, que con anterioridad solo había tenido una experiencia como presidente de un consejo comunitario de desarrollo en el caserío Las Pozas.

Cuando asumió la nueva corporación municipal, Cuz Chub se dio cuenta que él también había perdido. “Como ahí están los titulares, no tengo sueldo de nada”, dice. Esperaba que, como es usual en las alcaldías, él también pudiera obtener una plaza en la comuna, pero no sucedió. “Yo no tengo mayor información (de lo que pasa en la municipalidad) solo los meros meros saben qué pasa ahí. Como nosotros somos suplentes no podemos hacer nada” dice.

Diez meses después de las elecciones, Lider fue cancelado por el Tribunal Supremo Electoral porque se excedió del techo de campaña, a pesar de las advertencias y sanciones que le hizo el TSE. Cuz Chub no dice cuánto invirtió en la propaganda que hizo para él y para Julio César Gallardo, que fue su candidato a alcalde.

“Yo estuve de arriba para abajo en la ciudad de Guatemala para sacar el finiquito”, menciona. “Como nos comprometimos en este proyecto político nosotros tenemos que ver cómo gastar… La verdad no le puedo decir (cuanto gastó)”.

El futuro para este neófito político es incierto. Piensa que podría volver a intentar llegar a la alcaldía a través de un comité cívico, “porque me gustaría ayudar a la comunidad”.

Al buscar referencias sobre su vida no aparecen fotos, ni registros de empresas. Solo un caso abierto y bajo investigación en la fiscalía de La Libertad, Petén. Cuando tenía 19 años fue vinculado a uno por amenazas, en contra de tres personas. Su hermana, otra persona de la que no hubo mayor identificación y él habrían intentado agredir a tres personas. El parte policial cita su nombre, pero no menciona cuál fue su participación en el ataque.

El caso se resolvió por la vía del diálogo y, según Cuz Chub, ocurrió cuando estaba bebido. “Hay veces que fallamos, ahora que somos adultos pensamos mejor” reflexiona.Diez años después, la fiscal a cargo del caso, Ericka Ortíz, señala que pedirá la desestimación judicial.

* La fotografía que acompaña este texto la hizo Carlos Sebastián para Nómada. Se usó para fines ilustrativos.
¿Te gustó? Compártelo con tus contactos
Elsa Coronado
elsa.coronado@gmail.com

@elsacoronadogt Periodista guatemalteca. SUD, buena para escuchar. A veces bravucona, pero alegre y positiva la mayor parte del tiempo. Promuevo el respeto a los animales.